Puente Qeshuachaca, descubre el último puente Inca del mundo en Cusco

586
puente Qeshuachaca
Puente Qeshuachaca. Foto: @intoperu  
5 (100%) 1 vote
En Cusco se encuentra la última obra de ingeniería que se conserva de la antigua civilización Inca. Se trata de un importante puente colgante, elaborado en cuerda, el cual es sagrado para las comunidades campesinas de la región. Hoy, redbus te invita a conocer el Puente Qeshuachaca, y a descubrir sus increíbles rituales de reconstrucción.

Puente Qeshuachaca, una construcción con casi 6 siglos de antigüedad

Puente Qeshuachaca. Foto: @laranagp
Puente Qeshuachaca. Foto: @laranagp

 A unos 180 kilómetros de Cusco, se localiza el puente Qeshuachaca, una maravilla arquitectónica de la antigua civilización Inca que fue construido hace más de 500 años.

Este puente colgante que mide cerca de 30 metros de largo y 1,20 de ancho, está hecho de Ichu, una fibra vegetal que se halla generalmente en el altiplano andino. Por ello, su nombre traduce del quechua´puente de cuerda’.

Según su historia, durante la época de los Incas existió un amplia red de caminos y puentes que unía lo territorios del ‘Tahuantinsuyo’. Además, se construyeron para transitar con facilidad por los agrestes terrenos de la geografía de los Andes. Los puentes colgantes eran elaborados con fibras vegetales y con una técnica especial que le otorgaba una resistencia sorprendente. De estas construcciones, solo el Puente Qeshuachaca se mantiene activo.

puente Qeshuachaca
Foto: @inkariexpeditions

Se dice que cuando los españoles llegaron al territorio se maravillaron al observar esta red de caminos y puentes Incas. En especial se sorprendieron con los puentes colgantes, al ver la tecnología y el material usado para la construcción de estas obras.

Por otra parte, este símbolo de la comunidad Inca es renovado cada año por las comunidades campesinas de Perccaro, Huinchiri, Ccollana y Qqewe, quienes se reúnen para mejorar su estructura, debido a su antigüedad. Para la realización de este proceso, se lleva a cabo una celebración que dura alrededor de 4 días. Esta inicia con el pago al Apu Quinsallallawi en una ceremonia ancestral y finaliza con una animada celebración.

Sin duda alguna, el Puente Qeshuachaca ha logrado mantener vivas las tradiciones ancestrales y, al mismo tiempo, es una de las pocas construcciones de los Incas que ha logrado sobrevivir a la modernidad. ¡No te pierdas la oportunidad de conocer este monumento histórico!

 

¿En qué consiste el ritual de reconstrucción del puente Qeshuachaca?

Puente Qeshuachaca. Foto: @adiosbasecamp

Como se mencionó anteriormente, cada año, en el segundo domingo de junio, se reúnen varias comunidades campesinas para la reconstrucción del puente Qeshuachaca. Esto se hace con el fin de conservar esta construcción y estrechar los lazos sociales que existen entre los pueblos que une.

Durante los 4 días, los miembros de las comunidades que se encargan de esta actividad, desarman el puente viejo y comienzan a reconstruirlo, usando las tradicionales técnicas heredadas por sus ancestros.

El primer día se inicia con una ceremonia de ofrenda a favor del Apu de la Montaña. Después, el proceso gira entorno a la reconstrucción del puente. Para ello, comienzan dejando la materia prima al sol durante un tiempo, luego proceden a golpearla con unas rocas e inician con el trenzado. Cabe señalar que el proceso de trenzado del nuevo puente se realiza solamente por mujeres, supervisadas por un ‘chakaruwak’ o especialista.

El segundo día, se reúnen los miembros destinados para esta actividad y se reparten en cada extremo, extendiendo las sogas para que el ingeniero inca comience a supervisar la trenza mayor. Los trenzados más importantes son las 6 sogas principales, que se encargan de darle la estructura al puente.

Continúan con este ritual, desamarrando las sogas viejas y poniendo las trenzas nuevas y terminadas. Una vez este proceso se complete, en el tercer día se arman los pasamanos y la superficie del puente, que son para cruzar.

Finalmente, el cuatro día inauguran esta renovada construcción al ritmo de la música y los bailes tradicionales de la zona. Igualmente, todos los miembros de las comunidades comienzan a cruzarlo en repetidas ocasiones, con el fin de medir su resistencia.

 

¿Por qué conocer esta legendaria construcción?

Puente Qeshuachaca. Foto: @greatescapepublishing
Puente Qeshuachaca. Foto: @greatescapepublishing

Si te decidiste y quieres conocer esta histórica y tradicional construcción del Imperio Inca, tienes la opción de visitarla en cualquier momento del año, pero lo más recomendable es hacerlo durante el ritual de reconstrucción, que se realiza cada junio. Esto se debe a que durante el festival, puedes conocer las tradiciones ancestrales que han marcado la historia de este territorio por siglos. Además, si eres peruano, es una forma de reencontrarte con tus raíces.

De igual manera, presenciar este ritual que ha pasado de generación en generación es una experiencia enriquecedora, que te permitirá entender parte de la cultura indígena y la importancia de la conservación de estos monumentos históricos.

Por otro lado, si vas a visitar este legendario puente de cuerdas, también podrás observar la riqueza natural que lo acompaña. Cabe recordar que esta obra de ingeniería inca está suspendida sobre un hermoso río, el cual puedes contemplar desde la comodidad del puente.

Por último, en el camino de Cusco a Q’eswachaka encontrarás cuatro preciosas lagunas: Pomacanchi, Acopia, Asnaqocha y Pampamarca. También, verás los parajes más hermosos de la región de Cusco y otros atractivos de esta próspera tierra ancestral.

 

¿Cómo llegar al Puente Qeshuachaca?

El puente Qeshuachaca se sitúa en la Región de Cusco a tres horas de la ciudad, específicamente en la provincia de Canas, en el distrito de Quehue. Por ello, para llegar debes ir a la ciudad de Cusco. Desde Lima puedes tomar una ruta directa con las siguientes empresas: Excluciva, Tepsa, Civa, Oltursa y Ferkaxi.

Una vez llegues a Cusco, debes tomar otro bus a Combapata. Luego a Yanaoca y, finalmente, hasta Quehue. En este punto si tendrás que tomar un transporte particular que te acerque al puente de cuerdas.

En cuanto al alojamiento, puedes pasar la noche en el distrito de Quehue. Acá, existen algunos lugares cómodos para pasar la noche. Pero, si lo deseas también puedes hospedarte en Cusco, que hay muchas más opciones. Todo depende de tus planes.

#ElDato

  • Del 14 al 21 de setiembre se realiza la festividad del ‘Señor de la Exaltación’, patrono de la zona.
  • En el 2013, el Puente Qeshuachaca fue incluido en la Lista de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Unesco.
  • El puente Qeshuachaca se encuentra suspendido sobre un desfiladero del río Apurímac.
  • Las técnicas de renovación se han transmitido de generación a generación, desde la época del Imperio Inca, entre los siglos XV y XVI.
  • El puente al ser fabricado con materiales efímeros, tiene que ser reconstruido anualmente para evitar accidentes, producidos por el clima y el paso del tiempo.
  • Durante el periodo colonial, los puentes colgantes eran preferibles a los puentes de piedra debido a que su resistencia a los terremotos era mayor.

No dejes de conocer el último puente construido por los Incas y reconstruido cada año por sus descendientes. Una obra de ingeniería ancestral que permite descubrir la riqueza cultural de las comunidades campesinas de Cusco.

Para descubrir más destinos ancestrales en el Perú, visita nuestro blog de viajes.

 

Créditos de portada: @aprendeviajandope

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here