Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Google+0

En la selva central de Perú, en el departamento de Pasco, existe un área de 122 mil hectáreas de extensión que se encuentra protegida debido a su gran biodiversidad. En esta ocasión, redBus te presenta un recorrido por el Parque Nacional Yanachaga Chemillén.


Parque Nacional Yanachaga Chemillén

El espacio que comprende el Parque Nacional Yanachaga Chemillén cubre los distritos de Oxapampa, Pozuzo, Huancabamba, Villa Rica y Palcazú. Este lugar alberga gran diversidad de flora y fauna, entre las que se contabilizan cerca de 350 especies de orquídeas, más de 520 especies de aves y casi 125 especies de mamíferos como la nutria, el jaguar, el oso de anteojos, el venado enano y el machetero, todas en peligro de extinción.

Refugio del Pleistoceno

El Parque Nacional Yanachaga Chemillén es de relieve accidentado. Su paisaje ofrece una vista impresionante, en donde predominan las montañas cubiertas por bosques atravesados por profundos cañones.

Yanachaga Chemillén

Foto: espejodelperu.com.pe

Sus características geográficas, diversidad biológica y variado clima, cuya temperatura va entre los 6 y los 26 °C, hacen que este lugar sea considerado un “refugio del Pleistoceno”; es decir, un lugar que alberga relictos boscosos, producto de un aislamiento geográfico, donde la mayor parte de las áreas hoy ocupadas por bosques amazónicos fueron anteriormente habitadas por ecosistemas herbáceos, como consecuencia de severos cambios climáticos.

Entre la extensa variedad de ecosistemas que alberga el parque, los más importantes son:

  • Bosque amazónico: también conocido como bosque húmedo tropical, donde predomina la vegetación de hoja ancha y la temperatura promedio anual es de 27 °C.
  • Bosque húmedo premontano tropical: tiene vegetación arbórea, en su mayoría perennifolia, de entre 20 a 30 metros, y su temperatura media anual varía entre los 18 y 24 °C.
  • Bosque nuboso: este ambiente se caracteriza por una alta concentración de niebla superficial y presentan abundante cobertura de musgos y vegetación.
  • Pajonales: usualmente se les llama también “paja-brava”. Comprenden un terreno bajo, anegadizo, cubierto de paja, carrizales y otras yerbas altas que crecen en lugares húmedos.

Preservación

En 2010, la UNESCO reconoció al Parque Nacional Yanachaga Chemillén como “Zona Núcleo de la Reserva de Biósfera Oxampampa-Asáninka-Yánesha”. Esta medida fue tomada como un mecanismo para:

  • Preservar los atractivos naturales del parque.
  • Garantizar la producción sostenida en el área y proteger el ecosistema.
  • Conservar el hábitat natural de las comunidades nativas de los yáneshas y su relación con el medioambiente.
  • Incitar la recreación e incentivar el turismo.

De acuerdo a registros oficiales, actualmente, los pobladores nativos del parque nacional                 –denominados yáneshas– están conformados en 60 comunidades. Estos habitantes autóctonos se han organizado y cuidan el medioambiente, implementando la prohibición de la caza como una de las medidas de resguardo de las especies animales, ya que esta reserva natural es el hogar de tucanetas, quetzales y otros ejemplares que están en riesgo de extinguirse.

Biodiversidad

La altitud del Parque Nacional Yanachaga Chemillén va entre los 460 y 3643 metros sobre el nivel del mar. Esta es otra característica que hace de este hermoso lugar el sitio perfecto para que coexistan en armonía una gran diversidad de flora y fauna.

El parque protege a más de 1000 especies de animales, tanto andinas como de la selva alta. La zona conserva importantes poblaciones de fauna nativa, especialmente de animales pequeños y medianos, como el venado rojo, el sajino y peces propios del lugar, tal es el caso del boquichico.

Yanachaga Chemillén

Foto: Flickr de Edwin Bellota

Por otra parte, destacan la presencia del roncoso, el lagarto blanco, el lagarto de quebrada, el puma, el mono choro y el majaz. También los biólogos han reportado la presencia de la sachacabra, el tigrillo, el yaguarundí y especies características de la puna como el venado gris, el zorro andino y el zorrino, entre otros.

Yanachaga-Chemillén

Foto: Flickr de Edwin Bellota

Asimismo, el territorio del Parque Nacional Yanachaga Chemillén tiene alrededor de casi 200 especies de árboles y plantas, entre las que se encuentran: epifitas, helechos, orquídeas, bromelias, poáceas y lianas, así como también árboles como el ulcumano, el diablo fuerte, el cedro, el nogal, el robre y otras exóticas espcies.

¿Cómo llegar?

Si eres un viajero extremo, amante de la naturaleza y de la observación de la vida silvestre, en el Parque Nacional Yanachaga Chemillén tendrás la oportunidad de hacer contacto con una de las reservas naturales más importantes del país.

Este valioso pulmón natural viene creciendo en turismo desde hace algún tiempo. Por ello, la recomendación es viajar entre los meses de abril a noviembre, la mejor época por ser temporada seca. Desde Lima hasta Oxapampa son aproximadamente 11 horas y media de trayecto en carretera. Los pasajes de bus cuestan un aproximado de S/36.

Yanachaga Chemillén

Posteriormente, realiza la reservación de un hospedaje. Toma en cuenta que el parque es cada vez más frecuentado por turistas nacionales y extranjeros, por lo que, en ocasiones, la capacidad hotelera llega a su límite.

Luego de registrarte en el hotel, y si aún no has concretado algún tour hacia el Parque Nacional Yanachaga Chemillén, solicita información en el mismo lugar de hospedaje, seguro podrán referirte con un guía de confianza.

Para ingresar al parque debes comprar un boleto de entrada, cuyo costo varía en función de la edad del visitante. El mismo se adquiere en Jirón Pozuzo cuadra 3 s/n en Oxapampa.

El Parque Nacional cuenta con suficiente equipamiento para garantizar el disfrute de los visitantes. Dispone de vehículos, botes, equipos de comunicación y un equipo de trabajo multidisciplinario, altamente capacitado, que garantiza a los viajeros una experiencia inolvidable en este pulmón natural de la selva peruana.

Usualmente, los servicios de guía turística suelen recoger a los viajeros a las seis de la mañana, en un punto previamente acordado. El viaje es realizado en una camioneta 4×4 durante un tiempo aproximado de 30 minutos. A partir de allí, comienza una caminata que dura alrededor 6 horas a través del Parque Nacional Yanachaga Chemillén.

#ElDato

En el parque hay un refugio llamado El Cedro, que está localizado a 2420 metros sobre el nivel del mar, donde habitualmente pernoctan los guardaparques. Este es un lugar en el que a veces se quedan algunos visitantes.

Consejos

  • Lleva suficiente agua potable que garantice tu hidratación durante el recorrido.
  • No olvides tu cámara fotográfica para captar todo el medioambiente al que tendrás acceso.
  • Lleva ropa ligera y botines para caminata.
  • Si vas en temporada de verano, utiliza protector solar, gafas, gorra o sombrero para protegerte de los intensos rayos de sol.
  • Si tu opción es visitar el parque en temporada de invierno, debes empacar abrigos que te resguarden del frío y ropa impermeable para protegerte de las intensas lluvias.
  • Es necesario que lleves en tu mochila repelente de insectos.
  • Lleva medicinas de primeros auxilios, en caso de suscitarse alguna raspadura o lesión leve.
  • Lleva una cantidad razonable de dinero en efectivo, ya que debes adquirir los boletos de entrada al parque y otros gastos que surjan en el trayecto de viaje.
  • Agrega unos binoculares para potenciar la observación de la fauna silvestre del lugar.

Rutas

Durante el recorrido por la zona, y dependiendo de la ruta que trace el guía, puedes visitar el Cañón de Huancabamba, formado por el efecto erosivo del río Huancabamba, y ubicado en la parte norte del parque.

Otra zona a explorar es San Daniel, ubicada a una altitud de 3600 metros sobre el nivel del mar, en las nacientes de las quebradas San Daniel y Grapanazú. En este lugar se encuentra un “ojo de agua”, típicamente asociado al pajonal húmedo.

Platos típicos en Oxapampa

Aprovecha tu viaje a Yanachaga Chemillén y disfruta tus días en la selva peruana, no desaproveches la oportunidad de probar la gastronomía típica del lugar. El departamento de Pasco destaca por su cultura diversa, donde la mezcla de tradiciones ha derivado en una gastronomía austro-alemana y peruana.

Estos son algunos de los platos que no puedes dejar de probar cuando estés en Oxapamba:

Picante de Cuy

yanachaga chemillén

Foto: enperu.org

El cuy es un animal propio del Perú (también de Ecuador y Bolivia) que data de la época preinca. Para realizar esta receta, la carne debe ser sazonada con una gama de ingredientes, donde la base de la preparación es el ají panca colorado (rojo), el choclo y papas grandes.

Caldo de cabeza

Este caldo es una sopa clásica de la región que lleva los siguientes ingredientes: cabeza de carnero, papas amarillas, mote, ají marisol, hierbabuena y, además, se acompaña con cebolla china picada y rocoto.

Pachamanca

yanachaga chemillen: platos típicos de la región

Foto: comidasperuanas.net

Esta preparación se origina en el período prehispánico y consiste en cavar un hoyo en la tierra, formando una especie de horno, para cocinar allí la carne, y colocar piedras calentadas a gran temperatura, a base de leña. La carne puede ser de vacuno, cerdo, pollo o cuy, previamente aderezada con chincho, huacatay, ají, comino, pimiento y otras especias. Además, se le agrega como ingredientes extras algunas papas, yucas, ollucos, ocas y choclos.

Charquicán

Se dice que los soldados del libertador San Martín probaron la preparación del charquicán durante la gesta independentista. La elaboración de este plato típico es a base de yuca, choclo, oca, mashua, olluco, papas y maca.


Perú no deja de sorprendernos con su asombrosa biodiversidad, monumentales complejos arqueológicos y diversa y exquisita cultura gastronómica. ¿Quieres conocer más sobre sus principales atractivos y lugares memorables? Ingresa a nuestro blog de viajes y descubre tu próximo destino.

Content Ad Momias redBus