El Perú es un país sumamente rico y diverso con muchísimos lugares por visitar y descubrir, con diferentes culturas y maravillosos vestigios de los antiguos habitantes de la época precolombina. Con motivo del partido Perú – Nueva Zelanda, redBus te presenta una pequeña reseña de tres de los muchos destinos nacionales que conviene visitar.


Destinos Peruanos para no envidiar a Nueva Zelanda

1. Montaña de Siete Colores

Perú- Nueva Zelanda

Montaña de siete colores.

Vinicunca, llamada también Montaña de Siete Colores o Montaña Arcoíris, es una montaña de los Andes peruanos, en Cusco, en la provincia de Quispicanchis. Con una altitud de 5,200 m s. n. m., le debe su impresionante tonalidad de colores a la riqueza de minerales que posee su suelo. Está situada en el camino al Nevado Ausangate, considerada la quinta montaña más grande del Perú, con 6,384 metros de altura.

La caminata por el Cerro Colorado, como lo llaman los pobladores, es impresionante, con senderos que circulan al lado de imponentes glaciares y de numerosas lagunas, formadas por los deshielos de los nevados de la cordillera de los Andes.

 

2. Reserva Nacional Pacaya Samiria

Perú- Nueva Zelanda

Reserva Nacional Pacaya Samiria. Foto: Rafael Estrella, Flickr.

La Reserva Nacional Pacaya Samiria (RNPS) es la segunda área natural protegida más grande de Perú y es uno de los mejores lugares a visitar para los amantes de la naturaleza, ya que cuenta con más de 1,000 especies de fauna y 965 plantas silvestres. Además, protege ecosistemas de bosques tropicales húmedos que albergan una gran biodiversidad del Amazonas, reconocida como Maravilla Natural del Mundo.

La reserva se extiende sobre las provincias de Loreto, Requena, Alto Amazonas y Ucayali en el departamento de Loreto. Al ser un área natural tan extensa, hay varias rutas y actividades que se ofrecen, como excursionismo, senderismo, camping, espeleología, navegación en kayaks, observación de aves, flora y fauna. Navegando a lo largo de los ríos, los turistas pueden ver manatíes, delfines rosados y monos, así como otras especies de aves, mamíferos y peces. Es una experiencia inolvidable y única para estar en contacto íntimo con la naturaleza y sus habitantes.

 

3. Lago Titicaca

Perú-Nueva Zelanda

Lago Titicaca.

En la creencia andina, Titicaca es el lugar de nacimiento del Sol. El Lago Titicaca es el lago más grande de Sudamérica y el cuerpo de agua navegable más alto del mundo. Sus frías aguas de un color azul intenso reflejan el cielo azul de la serranía. Bello, encantador y, en muchos sentidos, singular, el lago Titicaca, azul y resplandeciente, es el hogar de antaño de las culturas precolombinas y de las comunidades nativas actuales.

Los turistas pueden visitar las numerosas islas que lo rodean; entre ellas, la isla flotante de los Uros, y la isla de Taquile, cuyo colorido arte fue declarado “Obra maestra del patrimonio oral e intangible de la humanidad” por la Unesco; y vislumbrar las diversas especies exóticas que habitan en el lago, como los patos zambullidores, el gato andino, parihuanas, el pez carachi, truchas y pejerreyes; así como la famosa planta acuática de totora, que es el material predilecto de los habitantes de las islas, que lo usan para movilizarse y cuyos encantadores barcos se conocen como los “caballitos de totora”.


Ahora que conoces más sobre estos tres magníficos destinos nacionales, anímate y compra tus pasajes en redBus o busca más información en nuestro blog sobre los numerosos y fascinantes lugares que el Perú tiene por ofrecer.

 

Créditos de portada: New Line Cinema