Share on Facebook364Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Google+0

Hace un par de semanas fuimos invitados por Eco Serv a experimentar uno de los circuitos turísticos más importantes del norte peruano: la ruta Bosques y Pirámides. Aquí les contamos nuestra apreciación con muchos datos interesantísimos. ¡A tomar nota!

Pirámide de Túcume

Foto: perutravelnow.com

Día 1: Ruta de las Aves

  • Avistamiento de aves

El primer día nos adentramos en la inmensidad del Bosque de Pómac. Este bosque de algarrobos es perfecto para el avistamiento de aves. ¡Más de 89 especies lo habitan! Entre ellas están la cortarrama peruana, la golondrina de Tumbes, el copetón rufo, la bandurria, urracas, periquitos y muchas más.

Se dice que la Urraca es el pájaro más inteligente del planeta.

Nosotros tuvimos suerte pues en nuestro recorrido pudimos ver varios pájaros carpinteros. De hecho, se requiere algo de paciencia y aproximadamente un par de horas de caminata y silencio para divisar a las aves.

Dato: Son súper necesarios los binoculares para una mejor observación. Y si tu cámara tiene un buen zoom, ¡es un plus! Recuerda también tener a la mano un repelente para los mosquitos. Y eso sí, ¡no olvides tu botella de agua y bloqueador!

La mayoría de puntos que visitamos en Lambayeque.

Día 2:  Tarde de Historia y Pirámides

  • Museo de Túcume

Partimos muy temprano hacia el Museo de Túcume, el cual nos sorprendió gratamente. En este Sitio Arqueológico se exhiben cerca de 1,262 piezas halladas en excavaciones de pirámides. Allí, conocimos a un gran guía turístico con muchos conocimientos. Una recomendación para sacarle el jugo a sus futuros guías es hacerles muchas preguntas. Preguntando demasiado descubrimos datos importantes como que en Lambayeque existen 250 pirámides registradas, y en Túcume solo existen 26. ¡Y solo el 5% de ellas han sido investigadas! ¡CUÁNTA HISTORIA AÚN SIN EXPLORAR!

En Lambayeque, los incas enterraron las mejores y más valiosas ofrendas del imperio.

El ingreso al museo cuesta 8 soles para adultos, 3 soles para estudiantes y 1 sol para niños. Este pago incluye la entrada al Valle de Pirámides y también al museo de sitio.  La contratación del guía es opcional. Su costo aproximado es entre 30 y 50 soles para grupos de 15 personas como máximo.

El sistema del Museo de Túcume es lúdico para captar y enseñar a públicos de todas las edades.

Dato: El Museo de Túcume fue premiado como Mejor Proyecto Mundial de Turismo, por la Asociación Británica de Escritores de Viaje. Un dato importante es que la entrada es gratuita el primer domingo de cada mes gracias al programa MUSEOS ABIERTOS.

  • Valle de Las Pirámides

Existen dos rutas para recorrer este impresionante complejo arqueológico. La ruta B, (mi favorita) está marcada por la llanura del desierto. Es un camino que lleva hasta el Cerro Purgatorio, lugar en donde encontrarás muchos miradores desde donde podrás observar y tomar las mejores fotografías panorámicas de todas las pirámides.

Cuesta arriba para llegar al mirador del Cerro Purgatorio.

En el camino al cerro hay otros senderos que no llevan a ningún lado con exactitud, pero presentan paisajes hermosos, llenos de huacas y pirámides, y un estado de tranquilidad inigualable, lleno de bosques y árboles de algarrobo.

1er mirador

2do mirador. Luego de subir tanto, no hay nada más confortante que esta vista.

Este valle se extiende a lo largo de 220 hectáreas. Es importante recalcar que estas edificaciones fueron construidas por la Cultura Lambayeque entre los años 700 y 1,000 d.C.

  • Atardecer Ancestral en la Huaca Las Ventanas

Luego de almorzar un delicioso Arroz con Chancho, nos dirigimos a La Huaca Las Ventanas, una edificación de estructura piramidal de 10 metros de altura.

Su importancia radica en que escondía un cuchillo ceremonial denominado “tumi”, así como varias pinturas murales. El tumi de oro o cuchillo de Íllimo era símbolo de la cultura Lambayeque.

No es Capadocia amigos, es la Huaca Las Ventanas.

El atardecer que se puede apreciar desde este punto del valle es sencillamente increíble. Nosotros nos atrevimos a realizar tomas jugando con diversas perspectivas.

Cámara, perspectivas y atardecer son una muy buena combinación.

Día 3: Cicloturismo y Museos

  • BiciPomac: Ciclismo en las entrañas del Bosque Pómac

Muy temprano nos dirigimos hacia las entrañas del Bosque Pómac, ¡pero en bici! Y partimos desde el lodge Huaca de Piedra hacia el mirador ubicado en el cerro Las Salinas. En total recorrimos alrededor de 17 kilómetros.

Muy verde la 1ra parte del camino.

Mientras nos acercamos más al mirador el camino se tornaba mucho más gris.

El paisaje es súper variado: Al inicio todo el camino estuvo acompañado de árboles verdes llenos de vida, pero, mientras nos adentrábamos, el paisaje se tornaba gris gracias a los algarrobos secos y gallinazos que merodeaban por la zona.

Cerro Las Salinas: Miren cómo nuestro camino de regreso se adentra en las entrañas del Pómac.

Lo más divertido es descender en bicicleta desde un punto medio del mirador hasta la parte baja, pues se pone mucho esfuerzo en subir pedaleando sobre el camino pedregoso y luego mucha adrenalina al bajar de picada.

  • Museo Tumbas Reales

Este museo es uno de los más importantes del país pues aquí se exhibe la tumba con los restos del famoso Señor de Sipán, descubierto en 1987. Quedarás  impresionado con la osamenta, joyas, cerámicas y otros espectaculares vestigios encontrados en su nicho.

Su arquitectura está inspirada en antiguas pirámides preincas.

Recreación de rostro del Señor de Sipán, según estudios antropológicos-forenses.

El Bosque de Pómac y el Valle de Las Pirámides de Túcume, ambos en la región Lambayeque, son destinos para aquellos que desean viajar en el tiempo y admirar la cultura que nos antecede.

¡En redBus estamos listos para el siguiente viaje!

Content Ad Momias redBus