Al norte de Perú, entre la Región Cajamarca y La Libertad, se encuentra el Valle Jequetepeque, una zona con gran valor cultural. En este artículo redBus te trae una guía de viaje a este encanto natural.


Valle Jequetepeque

El Valle Jequetepeque tiene una gran oferta de recursos naturales, arqueológicos, culturales e históricos que hacen de este extenso lugar un potencial atractivo turístico.

En diferentes momentos de su historia, el valle formó parte del territorio ocupado por las culturas Mochica, Lambayeque y Chimú, y finalmente, del Imperio Incaico. Las sociedades que florecieron allí dejaron preciosos restos cerámicos y espectaculares sitios arqueológicos que son ideales para contemplar y reflexionar sobre su pasado.

Su organización social y sus estilos de cerámica conservan características culturales específicas y diferenciadas y representan un sistema de creencias basado en un universo de imágenes y símbolos que se expresan en las piezas y restos expuestos, muchos de los cuales son considerados obras maestras del arte y la arqueología precolombina.

Valle de Jequetepeque

Foto: César Rodríguez Castillo

A continuación, te presentamos las principales localidades del valle y sus mayores atractivos que no puedes dejar de conocer.

Chepén

También conocida como la “Bendita Perla del Norte” debido a su gran producción y siembra de arroz y caña de azúcar, Chepén es una ciudad costera que está a 11 horas y media de Lima. En nuestra página puedes encontrar pasajes de bus desde 70 soles.

Valle de Jequetepeque

Foto: Flickr de Marcel Holyoak

Sus campos de cultivo son irrigados por la represa Gallito Ciego, una estructura de suma vitalidad para el sector agrícola. Los habitantes de la ciudad son conocidos como “chepenanos”. También es famoso por ser uno de los lugares de origen del chifa, una comida que fusiona sabores e ingredientes chinos y peruanos.

¿Tienes planeado visitar Chepén? Estos son los lugares que definitivamente debes conocer:

  • Complejo Arqueológico San José del Moro: Consiste en un impresionante cementerio de la cultura moche donde se han encontrado restos funerarios y ceremoniales. También posee un museo con los descubrimientos hallados en el sitio. A este lugar puedes llegar en mototaxi. Te recomendamos ir con ropa sport, gorra y gafas de sol, ya que durante tres horas estarás explorando esta fantástica zona que data de hace 18 siglos. Si visitas el complejo San José entre los meses de julio y agosto, podrás descubrir a destacados arqueólogos de todo el mundo haciendo excavaciones.
  • Conjunto Arqueológico Chepén: Uno de los mejores atractivos del Valle Jequetepeque. Después de una caminata de ascenso de 20 minutos, llegarás al sitio arqueológico de piedra, protegido por una muralla de 2 kilómetros. Esta fortaleza mochica está rodeada de dos accesos situados al norte y al sur. Allí podrás ver atalayas, adoratorios y habitaciones con hornacinas, una muestra de la civilización que data de hace mil años antes de Cristo. 
  • Vía Crucis de Chepén: En el norte de Perú, en lo más alto del cerro Chepén, está el Vía Crucis, considerado el más alto del mundo. Desde el Vía Crucis de Chepén podrás obtener una vista panorámica de los paisajes más hermosos de los valles de la costa. Esta impresionante obra artística y cultural está compuesta por 23 estatuas que representan el Vía Crucis. Te sorprenderás con una imagen de Cristo de 18 metros que es avistada en todo el valle del río Jequetepeque.
  • Casona Talambo: Este edificio colonial se encuentra a 5 kilómetros de Chepén. Puedes llegar a allí en mototaxi. Antiguamente se le conocía como Casa Hacienda y Casa Cooperativa. La historia cuenta que este lugar fue escenario del Incidente de Talambo, un enfrentamiento que ocurrió el 4 de agosto de 1863 entre peones españoles de origen vasco y el terrateniente peruano Manuel Salcedo. 
Valle Jequetepeque: Casoma Talambo en Chepén

Foto: http://chepenactualidad.blogspot.pe

  • Conjunto Arquitectónico de Lurifico: Este conjunto de edificaciones que datan del período republicano está situado a la altura del km 698 de la Panamericana Norte. En su construcción se utilizó el adobe y el barro, materiales que han logrado mantener en pie las estructuras a lo largo de los años.

Una vez en el lugar, puedes disfrutar de varias construcciones; por ejemplo, la Casa y Dependencia de la Antigua Hacienda Lurifico, localizada en el centro de Lurifico y declarada desde 1974 como Monumento Nacional. Su construcción data de finales del siglo XVI y, según la historia, esta edificación sirvió como cuartel general del libertador Simón Bolívar durante su recorrido de Lambayeque a Trujillo.

Guadalupe

En el corazón del Valle Jequetepeque está Guadalupe, uno de los 5 distritos de Pacasmayo. Es una ciudad costera que recibe al turista con calidez y alegría.

Desde Lima hacia Pacasmayo son 10 horas de viaje. Si ingresas a nuestra página puedes conseguir un pasaje de bus desde 60 soles. Luego debes tomar otro transporte que te lleve hasta Guadalupe. Te tomará 30 minutos más de recorrido.

En verano, sus balnearios son el centro de recreación de visitantes y lugareños. Entre algunos de los más frecuentados podemos nombrar Barranca, el Rinconazo, las Lajas, Playa Chica, Las Cruces, Playa Grande y La Bocana.

Guadalupe también destaca por tener importantes asentamientos arqueológicos. Tal es el caso de:

Pakatnamú: una ciudadela en ruinas de los moche y chimú, que se asentaron entre los siglos III y XV después de Cristo. Está a 14 kilómetros de Pacasmayo. Al llegar te encontrarás con varias pirámides donde se avistan terrazas ceremoniales y cementerios

Valle Jequetepeque: Pacatnamú

Complejo Arqueológico Farfán: un lugar con 5 kilómetros de extensión que se ubica en la localidad Ciudad de Dios. Declarado en el 2006 Patrimonio de la Nación, este sitio ha sido objeto de importantes investigaciones arqueológicas. Una de ellas resultó en el hallazgo de 98 restos humanos, alrededor de 300 cerámicas, textiles y alimentos que evidencian la existencia de que tres culturas distintas habitaron el complejo. Se cree que fueron los lambayeque, chimú y, finalmente, los incas.

Jequetepeque

Si estás en Pacasmayo, te tomará 15 minutos llegar al poblado de Jequetepeque. Esta ciudad es la que le da el nombre de Valle Jequetepeque, y es conocida por su famosa bebida “Clarito Jequetepecano”, un licor parecido al oporto que se elabora con algarroba y miel de abeja. Todo el que visita este sitio se lleva varios productos típicos para agradar a sus familiares con selecta mercancía artesanal de este emblemático lugar del Perú. 

Algunos de sus sitios turísticos que más destacan son los siguientes:

  • Cerro Dos Cabezas: Se encuentra en el camino hacia el Balneario de la Boca del Río. Es una huaca piramidal que se divisa desde el Puerto de Pacasmayo. Como todos sucede con la mayoría de los sitios arqueológicos del país, esta debe su nombre a su evidente destrucción a causa de los buscadores de tesoros. Hace años, los huaqueros hicieron abrir un hoyo en la cumbre de la pirámide, que la partió en dos, de allí el nombre “Cerro Dos Cabezas”.
  • Iglesia Virgen de la Misericordia: A casi todos los viajeros nos encanta visitar importantes centros religiosos. Si eres uno de ellos, no puedes dejar de pasar por la Iglesia Virgen de la Misericordia cuya antigüedad es de 169 años. En este lugar es venerada la Virgen que lleva el mismo nombre de la iglesia. Se cree que esta inmaculada es hermana de la Virgen de Guadalupe. La iglesia de esta localidad fue construida en 1805 por el español Don Cristóbal de los Reyes. Es un lugar lleno de valiosos objetos; uno de ellos son las pilas de agua bendita elaboradas en bronce labrado, obsequiadas en ese entonces por Don Valeriano de la Cruz y su esposa Doña Raymunda Zamora.
  • Plazuela de la Identidad: Quienes llegan a la ciudad son recibidos por este emblemático monumento donde se observa al representativo chalán (un jinete típico de la costa norte peruana) y su caballo de paso. Si te animas a detenerte, no pasarán desapercibidos los detalles de la cultura moche en la plazuela.
  • Plaza de Armas: ¿Recuerdas el famoso “clarito” que te mencioné al principio? Pues en esta obra arquitectónica del escultor peruano Enrique Olivera se hace referencia a la bebida. En el centro de la plaza encontrarás una piedra tallada de tres niveles, cada uno es una muestra de la cultura lugareña. Hay unos personajes que hacen alusión a las labores del distrito, luego se resalta a una dama vertiendo “agua” en un cántaro (lo que es una clara invitación a probar el tradicional licor de ascendencia inca) que se distribuye a su vez por cuatro cántaros más que confluyen en una fuente de mayor tamaño.

San Pedro de Lloc

A 13 minutos de Pacasmayo se localiza esta ciudad de clima cálido y seco, que es otro de los atractivos del Valle Jequetepeque. San Pedro de Lloc tiene importantes zonas turísticas para visitar como: Chocofán, Mazanca, Jatanca, Calasnique o La Piedra Escrita. Esta última, ubicada al sur, es uno de los lugares más frecuentados por los turistas.

Valle de Jequetepeque: San Pedro de Lloc

La Piedra Escrita es la puerta de ingreso a la quebrada de Cupisnique, y en ella, puedes dejar tu nombre estampado. Este atractivo de enorme tamaño es de piedra caliza.

Los amantes del camping y la cacería son asiduos visitantes del lugar. Aquí también hay evidencias de cerámicas que dejan constancia de que culturas como la cupisnique, chavín y moche habitaron en algún momento el sitio.


Si te animas a conocer el Valle Jequetepeque, existe una importante red vial que posibilita el ingreso a todos los recursos naturales, arqueológicos y culturales a los que hemos hecho mención. ¿Quieres conocer más de Perú? Visita nuestro blog de viajes y entérate de todo lo que el Perú tiene para ofrecerte.