Share on Facebook78Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Google+0

La iglesia de San Pedro Apóstol, conocida como la “Capilla Sixtina de América”, es solo uno de los atractivos turísticos de Andahuaylillas. En redBus te contamos todo sobre este pueblo cusqueño.


Iglesia San Pedro Apostol en Andahuaylillas

Fundado en el año 1572 por el virrey Francisco de Toledo, actualmente a solo 39 kilómetros de la ciudad del Cusco se encuentra el centro poblado de Andahuaylillas, en el distrito del mismo nombre, una maravilla de la sierra peruana. Al igual que otros pueblos, ciudades y atractivos turísticos, Andahuaylillas es una razón muy grande para visitar el departamento del Cusco y llenar tu viaje de historia y tradición.

Andahuaylillas

Uno de los motivos para visitar el pueblo de Andahuaylillas es que allí se encuentra la iglesia de San Pedro Apóstol, más conocida como la “Capilla Sixtina de América”. Este templo está ubicado frente a la Plaza Mayor y está rodeado de varios árboles de pisonay, tradicionales de la ciudad del Cusco, que funcionan como adornos naturales.

#LosDatos

  • Desde Lima hasta la ciudad del Cusco, el pasaje de bus cuesta 80 soles aproximadamente y el tiempo de demora es de 19 horas en promedio. Desde la ciudad puedes tomar un bus en la plaza central que te lleve hasta el pueblo o distrito de Andahuaylillas; solo demorarás unos 45 minutos en llegar.
  • Recuerda que el pueblo se ubica a 3150 metros sobre el nivel del mar, así que debes tomar tus precauciones para no sufrir del mal de altura. En la mayoría de restaurantes podrás comprar mate de coca, pero aprovecha tu paso por la ciudad para adquirir pastillas contra el soroche en las farmacias locales.
  • En el pueblo, la temperatura máxima es de 20 °C y la temperatura mínima en invierno es de       0 °C. No olvides que, al igual que en otras zonas andinas, incluso en verano las noches pueden ser muy frías. Lleva ropa ligera para realizar las caminatas y paseos durante el día, pero también abrigo y vestimenta impermeable para las noches y los días de lluvia.

Hace muchos años, el nombre de este distrito era Antawaylla. Viene de las palabras en quechua anta (‘cobrizo’) y waylla (‘pradera’), que significaban “pradera cobriza”. Sin embargo, el nombre fue cambiado, ya que coincidía con el de una provincia más grande ubicada en Apurímac. Por ello, se quedó con el diminutivo de Andahuaylillas.

El principal atractivo que verás apenas llegues será la Plaza de Armas. Dentro y en los alrededores podrás ver los famosos árboles de pisonay o árboles de coral. Todos ellos adornan las construcciones en los alrededores y la transforman en una de las plazas más bonitas de toda la sierra.

Andahuaylillas

Foto: Panoramio

 

Todo allí se destaca por la arquitectura colonial, pero también podrás realizar turismo vivencial. Los pobladores siempre te reciben con cariño y amabilidad, la mayoría de ellos trabaja como guía turístico o bien como productores de artesanía textil, maíz y papa. Incluso, el pueblo es parte del programa De mi tierra, un producto, del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo. La gente local te enseñará los procesos de producción y podrás participar en ellos, también conocerás sus tradiciones y costumbres que han desarrollado con el tiempo.

Andahuaylillas es parte de La Ruta del Barroco Andino, lanzada por el World Monuments Fund. Se trata de un recorrido por famosos templos coloniales que datan de los siglos 17 y 18. Dicha ruta inicia en la iglesia de la Compañía en la ciudad del Cusco, para luego pasar por los templos de la provincia Quispicanchis y terminar en la Iglesia San Pedro Apóstol.

Iglesia San Pedro: La Capilla Sixtina de América

Este templo es conocido por su diseño arquitectónico, similar a otros de la región. Pero lo que más llama la atención es la pintura mural, que decora el frontis y varias áreas del lugar. Todo ello fue pintado en el siglo XVII, con el objetivo de educar a los nativos de ese entonces sobre los principios de la fe cristiana de los españoles.

Andahuaylillas

Ref: © Paul M.R. Maeyaert;

Mediante ilustraciones, se pintaron diversos murales que ahora cubren toda la superficie del techo de la iglesia, el cual está fabricado con pan de oro y madera polícroma. La iglesia San Pedro de Andahuaylillas es el atractivo principal en todo el distrito y poblado; es visitada por miles de turistas nacionales e internacionales. La calidad de las pinturas y de la arquitectura ha hecho que la llamen la “Capilla Sixtina de América”. Posee paredes anchas, similares a los edificios de la época colonial, fabricadas a base de ladrillo, barro secado al sol y columnas de piedra.

Los viajeros se quedan realmente deslumbrados cuando ingresan. El interior es lo mejor del recinto; allí podrás observar un cuadro de la Virgen de la Asunción, pintado por el artista español Esteban Murillo. Otros murales que se pueden apreciar son los de Luis de Riaño, importante pintor peruano del siglo XVII, cuyas obras –según los expertos– representan la elección del hombre por la gloria. Una de sus pinturas, en honor al arcángel San Miguel, se puede apreciar en el zócalo.

Más colecciones, arte y turismo

Por otro lado, la iglesia también alberga una colección completa de lienzos de la Escuela Cusqueña. Dicha colección representa la vida de San Pedro y comprende desde pinturas, orfebrerías de plata, altares barrocos y más. Pero el arte también es nuestro; en el interior del templo encontrarás ambientes con restos de construcciones incaicas, por lo que se cree que el recinto fue construido sobre las ruinas de algún antiguo templo inca.

En el lado occidental se encuentran tres cruces inmensas que representan a la divina Trinidad. Además, hay un epígrafe en la que se puede leer: “Yo lo bautizo en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén”. Esta frase está escrita en cinco idiomas: aymara, quechua, español, latín y el extinto pukina.

Andahuaylillas

Foto: http://www.skyscraperlife.com

La iglesia, cuyo nombre conmemora a San Pedro (su imagen está representada en el frontis y al interior) alberga al famoso Bautismo de Cristo, obra que fue pintada por Luis de Riaño bajo la influencia de Angelino Medoro, Bernardo Bitti y Mateo Pérez, padres de la pintura de la Escuela Cusqueña. Otra de las obras sobresalientes es La Anunciación, un mural pintado en la parte superior de las paredes laterales. Son tantas las representaciones artísticas que los muros del templo casi no disponen de ningún espacio extra, lo que deja maravillado a cualquier visitante.

Todo lo que hemos mencionado es solo una parte de lo que encontrarás en la iglesia de San Pedro Apóstol de Andahuaylillas. ¿Quieres conocer el resto? ¡Alista las maletas! Recuerda que este templo es parte de la ruta cultural turística cusqueña.

Otros atractivos turísticos en Andahuaylillas

Al llegar al pueblo puedes realizar una serie de actividades en lo que dure tu estadía. Por ejemplo, hay varios talleres de platería para apreciar el proceso de producción de los productos o bien adquirirlos. Puedes visitar las tiendas y talleres de artesanía Qewar, que realizan muñecas de tela.

Las calles del pueblo son hermosas, desde la plaza verás los paisajes que rodean el lugar, las montañas y más. También encontrarás productos lácteos frescos en el establo de Qoriorcco o diversos dulces típicos en la panadería Virgen del Carmen; la mayoría de sus bocadillos están hechos de maíz.

El Humedal de Lucre-Huacarpay, a 3020 metros sobre el nivel del mar, está a 10 minutos del pueblo si vas en carro. Se trata de un ecosistema impresionante con más de 120 especies de aves, las cuales puedes ver –acompañado de un guía turístico– en cualquier época del año.

Andahuaylillas

Foto: http://accionatura.org

A pocos minutos del Humedal de Lucre se encuentra Pikillacta. Esta es una pequeña ciudad preincaica que perteneció a la cultura wari, construida entre los años 800 y 1100 después de Cristo. Su arquitectura te dejará sorprendido.

Otro de los atractivos es el Complejo Arqueológico de Tipón. Es un símbolo de la ingeniería inca y está compuesto por doce terrazas rodeadas por muros de piedra. La conforman canales, andenes y caídas de agua. Se sitúa solo a 19 km del pueblo, a unos 20 minutos por carretera.

¿Cuándo viajar a Andahuaylilla?

Una de las mejores épocas para visitar Andahuaylillas es durante la Semana Santa, debido a que los pobladores también conmemoran con fervor estas fechas. Ellos realizan diversos rituales católicos, combinados con sus propios elementos andinos.

El 15 de mayo es otra fecha ideal, ya que se celebra la Fiesta de San Isidro Labrador, patrono del pueblo. Se cree que este santo favorece el trabajo de los agricultores.

A mediados de año, entre los meses de mayo y julio, se celebra la Fiesta del Señor de Qoylluriti. Con bailes y cantos, los danzantes representantes del pueblo despiden a los miembros fallecidos de sus familias en la iglesia de San Pedro Apóstol. Los artistas y fieles llevan a cabo una peregrinación hasta que llegan al nevado Qolquepunku.

Por último, puedes viajar durante los días que dure el aniversario de la creación de Andahuaylillas, cuya fecha es el 19 de diciembre. Durante todo el mes de diciembre se realizan actividades gastronómicas, ferias artísticas y desfiles.


Ya tienes otro motivo para visitar o volver a recorrer el Cusco. El pueblo de Andahuaylillas, lleno de historia, arquitectura y paisajes, cumplirá todas tus expectativas. Si quieres conocer más sobre los mejores destinos nacionales, visita nuestro blog de viajes. Allí encontrarás diversas guías, consejos y artículos de interés para que planifiques tu próxima aventura.