Cueva de las lechuzas: conoce el mejor lugar para contemplar la biodiversidad en Tingo María

1853
cueva de las lechuzas

¿Te gustan los destinos diferentes en los que puedes vivir experiencias extremas? Si es así, te invitamos a visitar la Cueva de las lechuzas, un enigmático lugar en el que conocerás increíbles especies. En esta ocasión, redBus te presenta lo mejor de este lugar para que te animes a visitarlo en tus próximas vacaciones y descubras la biodiversidad de Huánuco. 

Sorpréndete en la Cueva de las lechuzas

Cueva de las lechuzas. Foto: www.sendautopica.com
Cueva de las lechuzas. Foto: www.sendautopica.com

En Huánuco se sitúa uno de los sitios más sorprendentes de esta parte del país. Se trata de la Cueva de las lechuzas o la cueva de Monzón, una gruta de piedra en la que habitan una gran variedad de especies como murciélagos, reptiles, golondrinas e insectos. Pero, una de las especies que más llama la atención es el ave de guácharo. Esta ave nocturna se encuentra, principalmente, en sitios como cuevas y grutas. Se le reconoce por su tamaño y su color marrón que se acompaña de una gran cantidad de puntos blancos. Además, este animal, al igual que el murciélago, navega a través de la ecolocación, que es la capacidad que tienen algunas especies de conocer su entorno por medio de la emisión de sonidos.

Adicionalmente, la cueva de las lechuzas destaca por su tamaño, pues su entrada cuenta con una altura de 20 metros de altura y 30 metros de ancho. Este destino es ideal para los amantes de las aventuras puesto que ofrece planes como el espeleísmo para conocer la increíble fauna. Asimismo, en esta enigmática cueva es posible descubrir las extrañas formaciones rocosas que se aparecen en su interior.

Cueva de las lechuzas. Foto: @peru
Cueva de las lechuzas. Foto: @peru

Por su parte, este atractivo es reconocido por su riqueza arqueológica. Se dice que en algunas de las expediciones se han encontrado cabeza de hachas y otros tesoros arqueológicos. Estos hallazgos demostrarían que esta cueva contó con la presencia de las antiguas civilizaciones que poblaron estas tierras. Según expertos, este sitio pudo haber sido utilizado para rituales religiosos.

 

¿Qué hacer en la Cueva de las lechuzas?

La Cueva de las lechuzas es uno de los destinos preferidos por las personas que buscan experiencias extremas. Entre los planes más llamativos está hacer espeleísmo, una actividad con la que podrás explorar esta cavidad, y descubrir cada uno de sus atractivos.

Durante el recorrido de 400 metros podrás ver algunas de las especies anteriormente nombradas. Asimismo, podrás observar las estalactitas y estalagmitas formadas durante miles de años. Y, junto a estas, aparecen las increíbles formaciones rocosas que proporciona un ambiente  tenebroso. Además, poseen extrañas figuras que ponen a prueba la imaginación de los visitantes. Para muchos, algunas de estas rocas tienen formas de animales, objetos y demás.

Adicional a esto, puedes percibir los inquietantes sonidos que producen los murciélagos y la colonia de las aves de guácharo. Y como buen turista, no puedes dejar de tomar creativas fotografías a esta cueva que parece salida de una película. Eso sí, evita el uso de flash porque puedes perturbar a los animales del lugar.

Cabe señalar que la Cueva de las lechuzas está adecuada para el turismo. Por ello, cuenta con un camino en madera para recorrerla, lo que hace más sencilla la exploración.

 

Descubre la biodiversidad del Parque Nacional Tingo María

Parque Nacional Tingo María. Foto: sendautopica.com

De igual forma, esta cueva se sitúa en el Parque Nacional Tingo María, un área protegida que alberga una gran variedad de flora y fauna. Dentro de este último grupo se han descubierto un promedio de 176 especies de aves. Uno de los más llamativos es el cóndor de la selva. También, aparecen especies mamíferas como el venado rojo, el sajino, el tigrillo, el frailecillo, entre otras.

En cuanto a su flora, este lugar se caracteriza por sus bosques húmedos cubiertos por neblina en las partes altas. Asimismo, dentro de esta zona se pueden apreciar plantas como el cedro colorado, el tornillo, la moena, el palo blanco, la requia blanca, la moena, el sapotillo y más.

En las partes bajas es posible encontrarse con helechos arbóreos, platanillos y una amplia variedad de plantas medicinales y flores como las orquídeas.

Por último, no puedes dejar de visitar el sector turístico Tres de Mayo, un destino natural en el que también conocerás la riqueza natural de esta región. Este sitio se sitúa al sur del parque natural y a tan solo 14 kilómetros de la ciudad de Tingo María. Aquí puedes realizar entretenidas caminatas por los senderos en los que podrás descubrir hermosos paisajes y recibir altas dosis de aire puro. No olvides que para una mejor experiencia se recomienda ir en compañía de un guía.

 

¿Cómo llegar a la Cueva de las lechuzas?

La Cueva de las Lechuzas se localiza a 6.5 kilómetros de la ciudad de Tingo María, en la provincia de Leoncio Prado, en la región de Huánuco.

Para llegar a este enigmático destino, desde Lima puedes tomar una ruta directa a Huánuco con GM Internacional, Bahia Continental, Leon Express e Internacional Crucero. El trayecto tiene una duración de 10 horas y 30 minutos.

Después, desde Huánuco debes tomar otro trasporte a Tingo María que está a 2 horas de distancia, aproximadamente. Por último, para visitar la Cueva de las lechuzas puedes tomar una mototaxi en la plaza de armas para que te lleve a la entrada de este atractivo. Cabe señalar que la entrada tiene un costo de S/10 por persona.

En cuanto al hospedaje, tienes la opción de quedarte en Tingo María. En los alrededores de la plaza hay una amplia oferta hotelera. Existen hoteles que cuentan con piscina y servicio de restaurante, y otros con diversos beneficios por un buen precio. Sin importar el hotel que necesites, lo recomendable es reservar con anticipación para asegurar el alojamiento.

Finalmente, en esta misma ciudad hay varios sitios para probar lo mejor de la gastronomía local. Encontrarás platos como el tacacho y la cecina, y el aguaje, una deliciosa fruta con la que se prepara una bebida típica.

#ElDato

•El ave de guácharo se encuentra en Costa Rica, Panamá, Colombia, oriente de Venezuela, Trinidad, Guyana, norte de Brasil, Ecuador, Perú y Bolivia.

•Una de las particularidades de la ciudad de Tingo María es la figura de la bella durmiente que logra verse en el horizonte. Esta montaña es el símbolo de la ciudad. Pero, lo más curioso es que se dice que la Cueva de las lechuzas es la ‘parte íntima’ de esta formación.

•El sector Tres de Mayo posee un parador turístico en el que puedes conseguir productos y servicio de orientadores turísticos.

•En Tingo María también puedes visitar el Mirador de la cruz.

•La mejor época para conocer la riqueza natural de Huánuco es entre los meses de junio y diciembre.

•Para ver mejor en el interior de la cueva lleva una buena linterna. Pero, evita molestar a los animales con la luz.

•Ten en cuenta que la temporada de lluvias es entre octubre y abril.

•La Cueva de las lechuzas tomó este nombre debido a que los lugareños pensaban que las aves de guácharo eran lechuzas.


En tus siguientes vacaciones no dejes de conocer la majestuosa Cueva de las lechuzas para que observes su encantador paisaje. Además, tendrás la posibilidad de disfrutar de la riqueza natural del Parque Nacional Tingo María. ¡Viaja a Huánuco y descubre su belleza!

Para más destinos misteriosos en el Perú, no dejes de visitar nuestro blog de viajes.

 

Créditos de portada: Oswaldo Rentería, rentphotography

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here