Alpamayo: contempla la pirámide de hielo más bella de la Cordillera Blanca

612

Si eres un amante de los deportes de escalada, tienes que visitar esta joya natural de la Cordillera Blanca: la montaña Alpamayo. Para que puedas llegar y empezar tu aventura, te contamos todo en el siguiente artículo de redBus.

alpamayo
La montaña Alpamayo es una de los mejores lugares para practicar alpinismo. Foto: Perú.com

Alpamayo fue galardonada con el título de La Montaña más Bella del Mundo en el año 1966 por la revista internacional Alipinismus. Es así que este atractivo natural se volvió una parada imprescindible para todos los amantes de la aventura. No es de sorprender, pues, que cada año reciba miles de aventureros que quieren escalar esta impresionante pared de hielo.

 

Alpamayo, la joya natural de Caraz

alpamayo
El Alpamayo, por su gran altitud, puede ser divisada desde varios puntos del Parque Nacional Huascarán. Foto: Wikiloc

Localmente conocido como Shuytu Rahu, la montaña Alpamayo se ubica en la cordillera de los Andes, en la zona norte de la Cordillera Blanca, dentro del Parque Nacional Huascarán. Con una altitud de 5947 m.s.n.m., esta montaña tiene una forma piramidal muy peculiar, razón por la cual atrae a un gran número de alpinistas y amantes de la naturaleza.

En el trayecto hacia la montaña Alpamayo podrás ser testigo de muchos escenarios indescriptibles. Así, pasarás por profundas quebradas, elevados riachuelos, glaciares y lagunas, y podrás observar una gran diversidad de flora y fauna propia de la zona altoandina. Conocerás también pueblos pintorescos y restos arqueológicos como los de Hualcayán y Yaino.

Andinismo o trekking en el Alpamayo

alpamayo
Todos los años, el Alpamayo recibe miles de aventureros. Foto: RMI Expeditions

La montaña tiene 13 rutas por donde puedes escalar. Las más conocidas son las denominadas Vasco-Francesa, Ferrari y la Japonesa. Las expediciones usualmente ascienden por la quebrada Arhuaycocha escalando la pared sur oeste de la montaña. Esta ruta tiene un grado de dificultad categorizado como difícil.

Sin embargo, el nivel de dificultad va variando de acuerdo a la época y a las condiciones climatológicas. Es recomendable, así, realizar la escalada entre los meses de mayo a setiembre.

El clima suele ser muy frío durante todo el año. La temperatura puede llegar a alcanzar un mínimo de -6°C durante la noche y en promedio 10°C durante el día. También hay que tomar en cuenta que es un clima seco y con un frío glacial.

 

¿Cómo llegar a Alpamayo?

Para llegar hasta la montaña Alpamayo, tu primera parada debe ser la ciudad de Caraz. Foto: El Mercurio Digital

Alpamayo se encuentra en el caserío de Alpamayo, entre las quebradas Los Cedros y Arhuaycocha, en el distrito de Santa Cruz.

El acceso hacia este recinto natural se tiene que realizar desde la ciudad de Caraz. Para llegar a esta ciudad, puedes tomar diversas empresas de buses que salen desde distintos puntos del país. Desde Lima, por ejemplo, puedes tomar las empresas Huaraz Buss o Movil Bus. Podrás encontrar pasajes desde los 51 soles.

Desde Caraz, tienes que realizar un viaje por trocha hasta el poblado de Cashapampa a 2900 m.s.n.m. Luego son 22 km. de caminata a lo largo de la quebrada Santa Cruz hasta Quisuarpampa a 4000 m.s.n.m. Allí se toma el desvío al norte ascendiendo por la quebrada Arhuaycocha hasta el campo base, que se encuentra a 4300 m.s.n.m.

 

¿Qué ver en Caraz?

En Caraz, antes o después de haber visitado la montaña Alpamayo, puedes encontrarte con diferentes atractivos turísticos que harán que tu aventura se complete al máximo.

Vive la historia de Caraz

El Templo de Chiquinquirá es uno de los atractivos más visitados dentro de la ciudad de Caraz, así que no puedes dejar de darle una visita y observar su gran arte religioso. Foto: Conociendo mi Perú

En la zona urbana de la ciudad de Caraz te recomendamos visitar la Plaza de Armas. Inaugurada en octubre de 1898, esta plaza está compuesta por un conjunto de paseos y jardines. Asimismo, allí podrás observar el monumental Templo de Piedra.

Además, el Templo de Chiquinquirá es otro punto que tienes que visitar, pues es muy conocido por contener un lienzo de la Virgen María con el Niño en brazos, acompañada de San Andrés y San Antonio.

Si eres más de recorrer centros arqueológicos y conocer la historia antigua de la ciudad, tienes que visitar Tumshukaiko. Esta ciudadela es considerada unas de las 14 civilizaciones más antiguas de América, pues tiene casi 2500 años antes de nuestra era.

En esta ciudadela podrás observar diversas placas grabadas junto con cabezas clavas.

Full naturaleza en Caraz

La Laguna Parón está rodeada de una vegetación propia de la región, además de estar acompañada de una vista insuperable a los principales nevados y montañas. Foto: Mapio

Finalmente, no es de sorprender que Caraz tenga muchos atractivos naturales cerca de la Cordillera Blanca. Uno de estos es el Cañón del Pato, el cual es una formación rocosa que cuenta con más de 35 túneles que llevan a la central hidroeléctrica. En el trayecto de este túnel podrás ver el Río Santa y el Túnel Mellizo, donde se juntan las Cordilleras Blanca y Negra, y la Catarata Velo de la Novia.

Otro atractivo natural que no te puedes perder es la Laguna Parón. Declarada como Patrimonio Cultural de la Humanidad, esta laguna tiene 72 metros de profundidad y destaca por el color turquesa que tienen sus aguas. Cuando llegues a este lugar, podrás observar el nevado Pisco, el pico Artesonraju, la Pirámide de Garcilaso, el nevado Huandoy y la montaña Chacraraju.

 

¿Qué platos típicos tienes que probar en Caraz?

El llunca de gallina es uno de los platos más tradicionales de Caraz. Podrás encontrarlo en diversos menús y restaurantes de la ciudad y en los pueblos que se encuentran alrededor de esta. Foto: Wikipedia

Ubicada en la zona altoandina del Perú, Caraz tiene muchos platos típicos que ofrecerle a la gran cantidad de turistas nacionales y extranjeros que llegan todos los años. Tres de los platos más representativos son el charqui, la llunca de gallina y el cuchicanca.

El charqui es la carne deshidratada que se cubre con sal y se deja a exposición al sol. Esto con la finalidad de que se pudiera conservar la carne en tiempos cuando aún no existían las técnicas modernas de congelación. Sin embargo, aún hasta la actualidad, esta práctica es llevada a cabo en esta zona andina. Para ello, se corta la carne en lonjas, se le quita la grasa y la sangre, y se cuelga en sitios secos y ventilados hasta que tomen una textura similar a la del cartón o cuero.

La llunca de gallina es una sopa típica de la región de Áncash. Se elabora con trigo molido, papas, verduras y hierbas aromáticas. Su nombre viene de la palabra quechua llunka, que hace referencia al trigo pelado o molido.

El cuchicanca, por último, se prepara con carne jugosa de chancho. Es uno de los platos más tradicionales de la región, por lo que podrás encontrarlo en cada menú familiar y restaurante de Caraz. Especialmente se consume en días festivos.


La montaña Alpamayo es uno de los grandes atractivos naturales que tiene Caraz y el famoso Parque Nacional Huascarán. ¿Qué esperas para conocerlo por ti mismo?

Si quieres saber más sobre destinos nacionales, ingresa a nuestro blog de viajes.

 

Créditos de portada: Shutterstock

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here