La Fortaleza de Kuélap fue galardonada en 2017 como la Mejor Atracción en el Extranjero por los lectores de la revista National Geographic. Hoy en redBus te diremos todo lo que tienes que saber sobre este imponente lugar.


La Fortaleza de Kuélap

El Complejo Arqueológico de la Fortaleza de Kuélap es una estructura arquitectónica monumental que pertenece a la Cultura Chachapoyas, la cual se cree que tuvo sus inicios en el siglo VIII. Este lugar fue proclamado Patrimonio Cultural de la Nación y se encuentra ubicado en el Departamento de Amazonas, provincia de Luya.

¿Quiénes se animaron a explorar Kuélap?

Kuélap es una ciudadela fortificada que se sitúa en la cima de los andes amazónicos peruanos. Estuvo prácticamente oculta hasta 1843 debido a su localización: en una zona boscosa inaccesible donde las lluvias permanentes dificultaban más el ingreso al lugar (actualmente, se llega a ella en teleférico).

Fortaleza de Kuelap

Ese año, Juan Crisóstomo Nieto, en ese entonces juez de Chachapoyas, se aventuró a explorar la zona junto con la guía de algunos lugareños. Al llegar a la fortaleza, quedó admirado por su impresionante construcción. Ese momento fue considerado, desde entonces, como el descubrimiento de Kuélap.

Después del mismo, otros estudiosos se interesaron en explorar la fortaleza. Entre ellos, destacan Adolf Bandeliar (en 1893) y expedicionarios franceses como Louis Langlois (en 1933) y los esposos Reichlen (en 1950). Los dos primeros sostuvieron que Kuélap no era una fortaleza, sino un lugar fortificado que servía como refugio a los habitantes en caso de emergencia.

En 1972, el arqueólogo peruano Arturo Ruiz Estrada se dedicó a estudiar la alfarería del complejo, cuyos hallazgos dejó plasmados en el libro La alfarería de Kuélap: tradición y cambio. En este texto, el autor plantea una cronología relativa sustentada en miles de fragmentos de alfarería hallados en el lugar y que se correlacionan con los períodos de la historia como el Intermedio Temprano, Horizonte Medio, Período Intermedio Tardío, Horizonte Tardío e incluso el Periodo Colonial.

De igual modo, Luis Alfredo Narváez Vargas se dedicó por varias temporadas a indagar en la estructura y fue así como en 1986 hizo una detallada descripción arquitectónica y el primer plano completo y más conocido del sitio. Pero ha sido Federico Kauffmann Doig, antropólogo, arqueólogo e historiador peruano, quien más tiempo se ha dedicado a investigar, no solo el complejo, sino también la cultura chachapoyas.

#ElDato

Kuélap se proyecta como la preferida entre los turistas del mundo. Este lugar ha sido nombrado como uno de los destinos Más Cool por The Wall Street Journal, según su último listado sobre los mejores destinos para visitar en el 2018.

La Fortaleza de Kuélap: Ciudadadela Ancestral

Este sitio arqueológico ha sido calificado como una fortaleza debido a su ubicación y por la estabilidad y altura de sus muros. Se sitúa en la selva montañosa del Amazonas, rodeado de un espeso bosque húmedo, a 70 kilómetros al sur de Chachapoyas.

Sin duda, su visita consiste en un recorrido donde tendrás contacto directo con la naturaleza. El complejo arqueológico está rodeado de picos rocosos cubiertos de bosque y profundas quebradas que descienden hasta el río Utcubamba, afluente del Marañón.

Fortaleza de Kuélap

La ciudadela está protegida por una muralla de piedra de aproximadamente 20 metros. Adentro, la fortaleza está conformada por recintos de carácter administrativo, religioso, residencias permanentes y espacios ceremoniales.

Según los científicos que han dedicado largos años al estudio de este lugar, Kuélap fue diseñado para defender a sus pobladores de otros grupos étnicos. La fortaleza tiene solamente tres ingresos que se van estrechando mientras se avanza, permitiendo al final el ingreso de una sola persona.

Fortaleza de Kuélap

Foto: Flickr de Jorge Gobbi

 

Esta obra es una muestra infalible del nivel de ingeniería que poseían los nativos de la época. ¿Cómo la construyeron? Aún los expertos no han podido responder esta pregunta. No se sabe cómo trasladaron los bloques de piedra hacia lo alto de la montaña, y tampoco cómo pudieron dotar la infraestructura de un sofisticado sistema de drenaje del agua de las lluvias.

Lo cierto es que la Fortaleza de Kuélap está allí como evidencia de los aportes que hizo la cultura chachapoyas al Perú y también como símbolo de un conjunto poblacional bien organizado. Esto se puede admirar en sus 420 casas circulares de piedra con frisos en forma de rombos y zigzag que se encuentran en el interior de la ciudad.

¿Qué hay para ver en la Fortaleza de Kuélap?

Una vez dentro de este milenario lugar, te encontrarás con estas imponentes arquitecturas:

El Torreón

Se considera la construcción más alta del Kuélap porque mide aproximadamente siete metros. Está en el segundo nivel, cerca de la zona norte del complejo. Por la vista panorámica que ofrece el lugar, se cree que esta edificación cumplía una función defensiva.

El Tintero

Esta estructura no se queda atrás. Mide 5,5 metros de altura y tiene una peculiar forma de cono invertido. Fue una construcción ritual que se utilizó como observatorio astronómico y en su interior hay una especie de cámara en forma de botella que, según los investigadores, fungió de mausoleo.

El Castillo

Este edificio es totalmente diferente a los anteriores. Posee una forma rectangular y tres plataformas sobrepuestas. Dada sus características, los expertos creen que fue el hogar de un jerarca de alto grado dentro de la iglesia y de altos mandatarios de la zona.

El Templo Mayor

Fortaleza de Kuélap

Es un edificio con forma de cono truncado invertido. Consiste en un importante centro sagrado dentro de la ciudadela en el que encontraron restos humanos y ofrendas que proceden del sur de la sierra de Ayacucho y del norte de Cajamarca.

La Plataforma Circular

Cuentan los historiadores que en los límites de esta plataforma ocurrió una masacre relacionada con el final de la historia ocupacional de Kuélap. Se cree que era habitaba por la persona que tenía como responsabilidad el funcionamiento del templo. En una lucha de poder, un grupo organizado exterminó a toda la población del lugar, a excepción de las mujeres. Posterior a estos sucesos, en medio de la lucha, los invasores procedieron a ejecutar un gran incendio que exterminó por completo a los nativos.

La Tumba Inca del Pueblo Alto Sur

Cuando los investigadores exploraron este lugar, hicieron el hallazgo de una tumba inca perteneciente a un adolescente. Junto al cuerpo momificado encontraron ofrendas lujosas como cerámica fina, una nariguera de metal y objetos de madera.

Callanca

Este edificio de la época incaica sirvió como lugar predilecto para realizar ceremonias bajo techo y también fue utilizado para hospedar a viajeros o invitados. Es la construcción más grande del lugar y posee una forma rectangular.

¿Cómo llegar a la Fortaleza de Kuélap?

¿Listo para tu aventura? Antes que nada, debes estar al tanto de que suele llover constantemente en la zona donde se encuentra la fortaleza. Si quieres potenciar aún más tu experiencia, te recomendamos hacer tu itinerario de viaje entre los meses de mayo a septiembre, que suelen comprender la época de menos lluvia.

Ahora, el siguiente paso es buscar un boleto de viaje. Para poder elegir la opción que más se acomode a tu presupuesto, ingresa a nuestra página. Allí puedes encontrar un pasaje de bus de Lima a Chachapoyas que va desde los 130 soles. El viaje en carretera es de 22 horas, por lo que no debes olvidar empacar un bloqueador solar, gorro y lentes. Aunque esté nublado, recuerda que los rayos del sol siempre logran penetrar en tu piel.

Fortaleza de Kuélap: Conoce Chachapoyas

Foto: Flickr de Jorge Gobbi

Cuando llegues a Chachapoyas, debes transportarte hasta Nuevo Tingo. Entre estos dos lugares hay una hora de distancia por carretera. Una vez allí puedes llegar a Kuélap de dos formas: caminando o en telecabinas. ¡Tú decides!

Si tu opción es caminar porque te gusta el trekking, debes considerar llevar mucha agua potable porque desde Nuevo Tingo hasta Kuélap hay 3 horas y media de caminata forzada, ya que la fortaleza se encuentra a 3 mil metros sobre el nivel del mar. La recomendación es llegar un día antes para que logres aclimatar tu organismo y así evitar el soroche.

Si optas por la telecabina, debes hacer tu ruta de la siguiente manera: en el terminal de Nuevo Tingo puedes adquirir un boleto para las telecabinas por un costo de 20 soles ida y vuelta. Luego, unos buses demoran 10 minutos en llevarte hacia la sala de embarque. Al ingresar en este nuevo medio de transporte por cable, en 20 minutos llegarás al andén de salida, desde donde debes iniciar una caminata de 30 minutos hasta Kuélap.

Para ingresar a la Fortaleza de Kuélap debes pagar una entrada que varía según seas residente nacional, extranjero o estudiante. Cualquiera sea tu condición, debes mostrar un documento que lo certifique.

¡Ahora sí! Ya llegaste a este magnífico lugar. Prepárate para recorrer por 2 horas aproximadas una extensión de 7 hectáreas de tierras llenas de historia y tradición.


¿Qué te parecieron estos datos sobre el descubrimiento de la Fortaleza de Kuélap? Te invitamos a conocer más de cada rincón del Perú y a leer los mejores tips para turistas a través de nuestro blog de viajes. Te daremos un recorrido por lo mejor de nuestra cultura, tradiciones, lugares emblemáticos y gastronomía, para resaltar la magia de estas tierras peruanas.