Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Google+0

Viajar al Perú comprende un sinfín de rutas para descubrir las muchas maravillas que esconden sus lugares históricos y destinos turísticos. Comparados con los vuelos nacionales, las líneas del tren permiten a los viajeros vivir una experiencia inolvidable y ser testigos de paisajes espectaculares a lo largo de la gran diversidad de terrenos y panoramas del Perú. Por eso, en este artículo redBus te muestra qué caminos puedes tomar con este medio de transporte.

Hasta hace unos años, los viajes en tren permanecían en el recuerdo de los peruanos. Debido a problemas en su construcción o a falta de mantenimiento, las vías de tren se oxidaron con el paso del tiempo y muchas rutas ferroviarias fueron desapareciendo. Sin embargo, actualmente, el auge del turismo y el descubrimiento de nuevos destinos han fomentado la reaparición de trenes a lo largo de distintos destinos turísticos del Perú. Ahora muchos vagones vuelven a recorrer las montañas de los Andes y comunican a los pueblos de la sierra.

En el Perú existen 1906.6 kilómetros de longitud total de líneas férreas, según información del Ministerio de Transporte y Telecomunicaciones. Entre ellos, el tren que une las ciudades de Lima y Huancayo es uno de los más emblemáticos debido a que en su singular ruta los pasajeros pueden contemplar la belleza del Valle del Mantaro. Otra ruta llamativa es la que recorre Andean Explorer, considerada unas de las rutas ferroviarias más altas del planeta, que transita los valles del río Huatanay hasta Puno, y donde los viajeros pueden ser testigos de la gran biodiversidad del territorio andino y el encanto de sus paisajes.

A continuación, te presentamos las principales rutas de tren existentes en el país.

 

  1. De Cusco a Machu Picchu

Tren a Machu Picchu. Tren en Perú

Tren a Machu Picchu. Foto: viaja-peru.com

Los ferrocarriles del sur del Perú presentan la mayor red de trenes del país. Conectan los principales destinos turísticos como la ciudad del Cusco, Machu Picchu (Aguas Calientes) y Puno. PeruRail e Inca Rail son dos de las empresas que transitan en la estación de Machu Picchu (Aguas Calientes).

PeruRail, una de las más importantes, maneja tres clases diferentes de servicios. Desde el tren local (clase económica que es solo para residentes peruanos) hasta la de lujo (para extranjeros y peruanos), y posee distintas propuestas horarias para cada salida. Uno de sus trenes más distinguidos es el Hiram Bingham, con sus característicos colores azul y dorado, posee vagones de lujo, cocina gourmet y un extenso bar. Por el contrario, los trenes más económicos forman parte de la opción más utilizada por los mochileros.

Para trasladar turistas a Machu Picchu, PeruRail utiliza principalmente las estaciones de Poroy y Ollantaytambo, las mismas que son concurridas por cientos de viajeros cada día.

El lujoso tren Hiram Bingham parte desde la estación de Poroy, a veinte minutos de la ciudad de Cusco. El trayecto dura tres horas aproximadamente y, a través de los amplios ventanales del mismo, los viajeros pueden observar los magníficos paisajes montañosos y la exuberante vegetación mientras son acompañados por el río Urubamba hasta llegar a su destino: el santuario histórico de Machu Picchu. El último vagón posee incluso un balcón con vista panorámica al aire libre para que los turistas puedan gozar de una vista privilegiada del bello cielo del Cusco.

Inca Rail, por su parte, opera desde Ollantaytambo y tiene servicio turista y primera clase. Esta ruta a Machu Picchu es más corta y tiene la ventaja de que los turistas pueden visitar el Complejo Arqueológico de Ollantaytambo, una de las pocas ciudades que conservan gran parte de su legado inca. Finalmente, la empresa Andean Railways también ofrece este servicio al majestuoso Machu Picchu desde Ollantaytambo.

 

  1. Camino al Titicaca

Tren al Titicaca. Tren en Perú

Tren al Titicaca. Foto: helloforos.com

El esplendoroso Belmond Andean Explorer de PeruRail, tren inspirado en el servicio pullman de la década de los 20, sale de la estación de Wanchaq en Cusco hacia el sur de Puno y el Lago Titicaca. El tren pasa a través de bellos paisajes a lo largo de 10 horas, ascendiendo por la cordillera nevada de los Andes y el río Huatanay, hasta llegar al altiplano.

En el transcurso del viaje, los pasajeros pueden observar varios pueblos apacibles, entre ellos la mágica Andahuaylas (Apurimac) y el pueblo de Raqchi, conocido por el templo de Wiracocha. A lo lejos, pueden contemplar la iglesia de Oropesa y los muros derrumbados de la antigua hacienda de Urcos. Luego se internan en el dorado panorama de la puna, con valles cubiertos de ichu y montañas nevadas.

Su única parada es en la ciudad de La Raya, frontera entre Puno y Cusco, a más de 4,300 m.s.n.m. Una pequeña iglesia destaca en medio de este inmenso campo de ichu. El trayecto prosigue por varias horas más de ascenso hacia las alturas, donde las montañas de los Andes dominan el panorama. Al llegar a la ciudad de Puno, son recibidos por mujeres aimaras de amplias faldas multicolores que ofrecen productos de todo tipo y pueden disfrutar de un desfile de danzas, prendas de alpaca, platos locales y numerosas bebidas calientes.

 

  1. Hacia Arequipa y Mollendo

Tren Andean Explorer, tren en Perú

Tren Andean Explorer. Foto: condortravel.com

Esta ruta es una de las más hermosas ya que comprende volcanes, cañones profundos, llanos y montañas. Se genera un panorama impresionante que los viajeros pueden apreciar a través del Andean Explorer a lo largo de 10 horas aproximadamente, partiendo desde Puno. Por otro lado, para ir de Mollendo a Arequipa se debe viajar en los trenes Misty o Ampato, y el trayecto dura 5 horas aproximadamente.

 

  1. De Lima a Huancayo

Tren Lima- Huancayo. Tren en Perú

Tren Lima- Huancayo. Foto: peruenvideos.com

Desde la vieja estación de Desamparados, en el Rímac, parte el Ferrocarril Central Andino, que une las ciudades de Lima y Huancayo, y ofrece un recorrido inolvidable a través de los espectaculares paisajes de la sierra peruana. Entre ellos, los viajeros podrán apreciar el nevado de Ticlio, la laguna de Paca en Jauja, Apata y sus hermosas campiñas adornadas con la flor de la cantuta, mientras que en Concepción podrán visitar la estatua de la Virgen Inmaculada Concepción en Piedra Parada.

El Ferrocarril Central es uno de los más importantes y se extiende desde el puerto del Callao, a través del departamento de Lima, cruza la Oroya en el centro, y se separa por el norte de Cerro de Pasco y al sur por Huancayo. Durante su recorrido cruza el fértil valle del Rímac, antes de hacer una parada en San Bartolomé, y luego en la histórica estación de Matucana, donde los viajeros son recibidos con un espectáculo por los locales y pueden participar de una feria que ofrece artículos de la zona.

A lo largo de un viaje de 12 horas, el tren atraviesa 69 túneles, cruza 58 puentes y sortea seis curvas en zigzag impresionantes. Los pasajeros tendrán la oportunidad de conocer sorprendentes puentes construidos al pie de profundos abismos, entre los que destacan el Carrión, el más largo de la ruta con 218 metros de longitud y 80 metros de altura; así como el Chaupichaca, de 122 metros; y el Infiernillo, desde el cual se puede apreciar el río Rímac. Considerada la segunda ruta en tren más alta del mundo, el tren asciende a una altura de 4,829 m.s.n.m., por lo que se recomienda a los pasajeros estar preparados para el mal de altura.

Asimismo, el ferrocarril cuenta con dos áreas: la clásica, constituida por asientos frontales para cuatro personas (con una mesa al medio) y la turística, que posee asientos reclinables, amplias ventanas a los lados y en el techo, así como atención personalizada en el bar El Infiernillo (ambos coches cuentan con calefacción, alimentación y servicio médico).

 

  1. Huancayo y Huancavelica

Tren Macho, tren en Perú

Tren Macho Huancayo y Huancavelica. Foto: rumbominero.com

El Ferrocarril Huancayo-Huancavelica o, como es conocido, “El Tren Macho”, también realiza la ruta a Huancayo, partiendo de Huancavelica. Bautizado así por los habitantes de Huancayo y Huancavelica porque “salía cuando quería y llegaba cuando podía”, es así como hasta hoy se le conoce. Su trayecto, de 128 kilómetros, se recorre en cinco horas aproximadamente a través de un viaje paralelo al río Mantaro, que cuenta con paradas en las estaciones de Chilca, Tellería, Izcuchaca, Mariscal Cáceres, Acoria, Yauli y Huancavelica, las cuales han sido recientemente restauradas, así como los coches y los rieles del ferrocarril.

Durante el trayecto, los pasajeros pueden disfrutar de algunas obras producidas por antiguos pobladores, como el Puente Colonial de Izcuchaca, los baños termales de Aguas Calientes, entre otros atractivos. Asimismo, aunque el tren posee servicio de restaurante a bordo, es una delicia para el paladar que en cada parada del tren suban a los vagones vendedores formales de choclo con queso, bizcochuelos, papa con queso, bebidas locales y los más exquisitos y crocantes chicharrones.

Otros trenes importantes son el Ferrocarril del Sur, el ferrocarril de la empresa Southern Peru en Moquegua y el Ferrocarril Tacna-Arica. Según el planeamiento del Ministerio de Transporte, aún falta construir varios kilómetros de vías ferroviarias sobre todo en el norte del país. Se planea un Ferrocarril Norandino de 650 kilómetros de longitud, otro que iría de Cerro de Pasco a Pucallpa, el Ferrocarril de Iquitos a Yurimaguas, entre otros.

 

Horarios y tarifas

  • Belmond Hiram Bingham: La empresa brinda el servicio de transporte de lunes a sábado y las salidas son desde la estación de Poroy (a 20 minutos de Cusco). Parte de Cusco a las 9:00 a. m. y llega a Machu Picchu a las 12:30 p. m. El viaje tiene un costo de US$ 450 dólares americanos.
  • Belmond Andean Explorer: El tramo de Cusco a Puno parte de la estación de Wanchaq a las 8:00 a. m. y llega a Puno a las 6:00 p. m. De Puno a Cusco es el mismo horario. De noviembre a marzo, las salidas están programadas los lunes, miércoles y sábado; y de abril a octubre: los lunes, miércoles, viernes y sábados. El precio es de US$268 dólares americanos por persona y tramo.
  • Ferrocarril Central Andino: De Lima a Huancayo, parte de la estación de los Desamparados a las 7:00 a.m. El viaje en los vagones clásicos cuesta desde S/. 380 soles, y el viaje en los vagones turísticos cuesta desde S/.750, que incluye alimentación (desayuno y almuerzo), guía turística y atención médica. El trayecto suele durar 14 horas aproximadamente (incluye dos paradas turísticas).
  • Ferrocarril Huancayo-Huancavelica: Su recorrido es de 128 kilómetros, que son cubiertos en cinco horas. Parte todos los días de la estación Chilca (Huancayo), a las 6:30 a. m., para llegar a Huancavelica al mediodía. Retorna a las 2 p. m. y llega a Huancayo a las 7:30 p.m. Los pasajeros pueden instalarse en vagones de primera clase (de S/.9 el pasaje) y vagones bufet (de S/.13 el pasaje), con servicio de restaurante a bordo.

 

Recomendaciones para el viaje

  • Los pasajeros deben estar en la estación de tren 30 minutos antes de su hora de salida.
  • Lleve poco equipaje. Aunque en estos trenes hay espacios destinados para las maletas, por lo general están pensados para maletas pequeñas.
  • Machu Picchu es un destino de alta demanda, por lo que deberá reservar su boleto de tren con al menos 20 días de anticipación.
  • Informe al personal de la empresa de trenes en caso de tener alguna discapacidad física o condición médica especial, ya que, en algunos casos, el personal de la empresa de trenes le impedirá abordar el tren si considera que su salud se puede ver afectada durante el viaje.
  • Si viaja a una ciudad con una gran altitud, como Cusco o Puno, se recomienda tomar alguna pastilla para el mal de altura 30 minutos antes de llegar a la ciudad de destino o consumir el té o mate de coca, remedio natural para este malestar.
  • Tome las medidas de protección necesarias frente a las picaduras de mosquitos y los rayos solares: lleve bloqueador, repelente, sombrero o gorra y lentes de sol.
  • En Cusco, en el mes de noviembre empieza la temporada de lluvias, periodo que se extiende hasta el mes de marzo, por lo que le sugerimos llevar un impermeable o un paraguas para protegerse de las lluvias.
  • Si tiene pensado realizar el Camino Inca hacia Machu Picchu, la principal recomendación es que haga la reserva de su viaje mínimo con 1 mes de anticipación, porque es el tiempo mínimo de los permisos. Asimismo, cerciórese de ir con un guía capacitado con la garantía de una agencia especializada.
  • El clima en Puno es frío y semiseco, sus temperaturas pueden llegar como mínimo a 3 °C y como máximo a 14 °C, por lo que se recomienda llevar ropa abrigada y fresca.

via GIPHY


¿Ya estás preparado para comenzar el viaje? ¡Acompáñanos en esta aventura! Desde Lima o cualquier parte del país, los turistas podrán comprar en redBus sus pasajes a Cusco, Puno o Huancayo, donde luego podrán tomar el tren, y disfrutar de esta gran experiencia. Y si quieres averiguar sobre qué destinos puedes encontrar en el Perú, visita nuestro blog de viajes.

 

Créditos de portada: boletomachupicchu.com

Content Ad Momias redBus