Waqrapukara: descubre esta misteriosa fortaleza inca en Cusco

288
waqrapukara
5 (100%) 1 vote

Cusco es por excelencia el destino histórico más importante que tiene el Perú y es aquel que atrae a más turistas. Sin embargo, pocos saben que esta ciudad ofrece muchos más atractivos además de Machu Picchu. Uno de estos es la fortaleza de Waqrapukara. Hoy, redBus te enseña todo lo que tienes que saber para poder conocer uno de los vestigios inca más importantes del país.

waqrapukara
Waqrapukara es uno de los destinos arqueológicos con mayor relevancia si quieres conocer un poco más del imperio incaico. Foto: Mountain Palcoyo

Ubicada en el río Apurímac y a 4300 m.s.n.m., esta fortaleza inca es un gran destino para aquellos interesados en conocer de cerca la historia del Imperio Inca. Es por esta razón que en el 2017 fue considerado Patrimonio Cultural de la Nación.

 

¿Cómo llegar a Waqrapukara?

waqrapukara
Para llegar a Waqrapukara tienes tres opciones de caminos. Todas con una espectacular vista. Foto: Real Cusco

La fortaleza de Waqrapukara se ubica en el distrito de Acos, en la provincia de Acomayo. Para llegar a este destino arqueológico se puede optar por tres caminos inca. Para tomar cualquiera de estas tres rutas se debe salir desde la ciudad de Cusco.

Para llegar a Cusco desde Lima, puedes utilizar empresas de buses como Tepsa o Ferkaxi. El precio del pasaje va desde los 60 soles.

Las tres rutas que puedes tomar para llegar a la fortaleza de Waqrapukara pasan por Sangarará, por la comunidad de Huayqui y por Santa Lucía.

Sangarará, Huayqui y Santa Lucía

Sangarará es un distrito andino muy pintoresco donde empieza la primera ruta hacia Waqrapukara. Foto: Mapio

Para tomar la primera ruta se tiene que partir de la ciudad de Cusco en movilidad privada hacia el distrito de Sangarará. Luego, tienes que tomar el desvío hasta llegar al estacionamiento de autos. De allí comenzará la caminata hacia Waqrapukara. Dado que esta ruta tiene una extensión de 8 kilómetros, te tomará alrededor de 1 hora y media de ida y 2 horas y media de retorno.

Además de ser la ruta más corta hacia la fortaleza, desde Sangarará podrás observar la fauna propia de la región de los Andes. Si tienes suerte, podrás ser testigo de un gran número de vicuñas paseando en su hábitat natural.

La segunda ruta es salir de Cusco hacia Acomayo, lo que suele tomar 3 horas de viaje. Allí es donde se ubica la comunidad de Huayqui en el ramal de Huáscar. Esta ruta está comprendida por un camino de herradura con una extensión de 7.5 kilómetros, por lo que te tomará 1 hora de caminata.

La tercera ruta es tomar un bus o colectivo que salga desde la ciudad de Cusco y vaya hasta el desvío de Acomayo tomando la dirección a Sicuani. Llegado al desvío deberás tomar un taxi o colectivo hasta Pomacanchi. De allí debes dirigirte a Santa Lucía que se encuentra a 1 hora.

Todas las rutas implican una caminata que suele ser larga y en ascenso, por lo que se recomienda tener un mínimo nivel de resistencia y experiencia en trekking.

#ElDato

Para que tu experiencia llegando a Waqrapukara sea excelente y sin problemas, te recomendamos que lleves:

  • Zapatillas de trekking, pues el camino no es uniforme.
  • Ropa de abrigo como casaca, guantes, gorra o chullo, medias gruesas y pantalón. Esto debido a los constantes cambios de temperatura.
  • Protector solar, el cual debe ser aplicado cada dos horas como mínimo.
  • Bastones de trekking.
  • Gran cantidad de agua para el ascenso.
  • Bocadillos como frutos secos o barras energéticas, las cuales te brindarán energía suficiente para el camino.
  • Pastillas para el mal de altura u hojas de coca, por si tu o algún acompañante en el camino empieza a sentirse mal.
  • Es recomendable también dormir bien el día anterior debido a la exigencia que supone el camino hacia Waqrapukara.

 

La fortaleza de Waqrapukara

Waqrapukara es una de las tantas maravillas arqueológicas que ofrece la región del Cusco. Foto: La República

La fortaleza de Waqrapukara tuvo gran importancia para la cosmovisión andina en la época inca. Así, «waqra» significa cuerno y «pukara», fortaleza. Sin embargo, para las comunidades de Acos esta fortaleza es conocida como Llamapukara, pues ellos aseguran que los cuernos son en realidad orejas de una llama que se mantiene alerta ante la presencia de personas foráneas.

Waqrapukara, asimismo, es un santuario inca de primer orden, esto quiere decir que tuvo un gran poder político y religioso. Bajo estas funciones, está conformado por dos grupos de edificaciones. El primer grupo se encuentra en la zona más alta de la edificación. Allí se observan dos grupos de recintos separados por un espacio central de bastante amplitud. Estos recintos, además, tienen pasajes, portadas de doble jamba y hornacinas que funcionan como ornamentos.

El segundo grupo se encuentra en la zona más baja y está comprendido por 8 andenerías con 150 metros de largo y 2 metros de alto. Al igual que el primer grupo, se pueden observar dos recintos con doble jamba y hornacinas. Sin embargo, se le añaden 5 recintos más que se ubican en el extremo este.

Además de ser una edificación compleja, la belleza de la fortaleza de Waqrapukara radica en las siluetas de gigantes que se pueden observar. Construidas a raíz de cambios radicales de temperatura, lluvias y granizadas, estas siluetas parecen resguardar la fortaleza.

Waqrapukara es uno de esos destinos imperdibles de Cusco. Foto: Travel and Healing

#ElDato

  • El acceso a la fortaleza es gratuito.
  • La fortaleza de Waqrapukara se encuentra señalizada y hay escalinatas de piedras que ayudan a subir la edificación.
  • Alrededor de la fortaleza, el Ministerio de Cultura ha construido una zona donde se puede realizar camping.
  • La mejor temporada para realizar una visita a Waqrapukara es a partir de abril, cuando se inicia el estiaje. Sin embargo, en la estación de lluvias se puede observar el verdor alrededor de la edificación. De igual forma, a partir del mes de junio, las heladas dificultan la caminata, sin embargo, en esta época también se puede apreciar un hermoso cielo nocturno.

Waqrapukara es un destino cusqueño que solo pocos conocen debido a la distancia con centros poblados y la exigencia de la caminata que requiere su visita. Sin embargo, es un atractivo histórico que tiene mucha riqueza e importancia para el Perú y su historia prehispánica. ¡No puedes dejar de visitarlo en tu siguiente viaje a Cusco!

Si quieres saber más sobre destinos nacionales, ingresa a nuestro blog.

 

Créditos de portada: GS Travel Perú

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here