Share on Facebook238Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Google+0

Ubicado a 31 kilómetros de Chiclayo, el Bosque de Pómac es una parada obligada en el Circuito Turístico de Lambayeque. Aquí descubriras aquí más sobre las ruinas de la cultura de Lambayeque o Sicán, que existió entre el 700 y el 1375 d. C.

¿Cómo llegar al Bosque de Pómac?

Primero debes dirigirte a Lambayeque o Chiclayo, en un viaje que dura entre 13 y 15 horas. El precio del pasaje de bus de Lima a Chiclayo oscila entre los S/40 y S/90. Una vez que llegues allí puedes tomar un colectivo en el Terminal Terrestre Epsel de la Av. Castañeda Iparraguirre con destino al distrito Bata Grande, al sector La curva, en un recorrido de aproximadamente 45 minutos.

Santuario Bosque de Pómac

#LosDatos

  • El pasaje del colectivo oscila entre los S/4 y S/6.
  • La entrada al parque es de S/11 para nacionales y S/30 para extranjeros. Una vez allí puedes contratar a un guía local solo por S/30.
  • El clima es seco y cálido, generalmente soleado. Así que es recomendable llevar ropa cómoda para el calor, protección contra el sol y, si deseas, binoculares.  

¿Qué encontrarás en el Bosque de Pómac?

Este es uno de los cinco Santuarios Históricos del Perú, decretado en junio del 2001. Ubicado en la provincia de Ferreñafe, esta área natural de aproximadamente 6000 hectáreas conserva la biodiversidad típica del bosque seco y, a su vez, esconde 36 pirámides de la cultura Sicán.  Durante la visita al bosque puedes realizar caminatas, camping, paseos a caballo o en bicicleta, así como practicar el avistamiento de aves.

En el Centro de Interpretación, el primer sitio a visitar, puedes encontrar una breve explicación del bosque, su cuidado y cómo han educado a los habitantes de la zona para colaborar en su protección.

Ruta principal: el arbol milenario

En el bosque de Pómac existe un enorme algarrobo que tiene más de 500 años, denominado “el árbol milenario”. A pocos metros de la entrada se encuentra este árbol, al que los lugareños le atribuyen poderes mágicos. Es sumamente llamativo por el despliegue enrevesado de sus raíces.

Bosque de Pómac Algarrobos

Foto: @ https://www.iirsanorte.com.pe

Mientras se recorre el lugar también puedes observar árboles de faique (Acacia macracantha), huarangos (Prosopis pallida), zapotes (Casimiroa edulis) y vichayos (Capparis ovalifolia). Siguiendo la ruta principal puedes llegar al Mirador Las Salinas, desde donde disfrutarás de una panorámica del bosque, de algunas pirámides y del río La Leche.

#OJO

  • El mirador queda a aproximadamente 5 kilómetros de la entrada del parque. Se puede llegar a él cabalgando, en bici, en carro o a pie.

Ruta de la cortarrama

Esta zona de Lambayeque es perfecta para el avistamiento de aves. Más de 89 especies habitan este bosque. Entre ellas, están la cortarrama peruana (Phytotoma raimondii, en peligro de extinción), la golondrina de Tumbes (Tachycineta stolzmanni), el copetón rufo (Myiarchus semirufus), la bandurria (Theristicus melanopis), el pitajo de Tumbes (Tumbezia salvini), urracas, periquitos y muchas más.

Bosque de Pómac Cortarrama

Foto: @ Andina.pe

La ruta de la cortarrama empieza en el árbol milenario e implica un recorrido de 45 minutos de caminata. A lo largo del sendero puedes observar, además del ave emblemática, pájaros carpinteros y petirrojos.  

#ElDato

  • Lleva binoculares para una mejor observación y ten a la mano un repelente contra mosquitos. ¡No olvides tu agua!

Ruta Río Viejo

Si decides hacer primero este recorrido, pasarás por la Casa de Karl Weiss, el primer productor de miel de esta región. El Dr. Weiss, de nacionalidad alemana, fue el impulsor de la técnica de apicultura y su hogar puede ser visitado para ser testigos de su importante trabajo.

Bosque de Pómac Karl Weiss

También puedes visitar la Huaca La Merced, un centro ceremonial famoso por los hallazgos de suntuarios de oro y plata. Estudios han demostrado que allí debió existir una extensa necrópolis que fue arrasada por el río La Leche. La cima de este lugar funciona como mirador natural y puedes obtener una vista panorámica del bosque y sus cerros.  

#OjosAbiertos

  • Por esta ruta podrás ver a la ardilla de nuca blanca (Simosciurus nebouxii), la única especie de ardilla peruana que no habita en la selva. También se la puede encontrar en Lima.

Huaca Las Ventanas y Huaca El Oro

De todas las pirámides de la cultura Sicán, hay dos que se llevan toda la atención por lo que guardaban en su interior.

La Huaca Las Ventanas, de estructura piramidal y de aproximadamente 10 metros de altura, escondía un cuchillo ceremonial denominado “tumi”, así como varias pinturas murales. El tumi de oro o cuchillo de Íllimo era símbolo de la cultura Lambayeque y se caracterizaba por representar a una deidad con alas, que se cree es Naylamp, personaje mitológico del Antiguo Perú.


Por otro lado, resalta la Huaca El Oro, de aproximadamente 80 metros de largo y 35 metros de altura. Construida con adobe y barro, en ella se encontraron diversas tumbas que revelaron al denominado Señor de Sicán, un personaje ataviado con máscara de oro, orejeras y aretes. En la tumba también se encontraron objetos de oro, cerámica, piedras preciosas y utensilios de cobre. En este lugar también se hallaron otros entierros de doncellas, conservadas en extrañas posiciones.

Huaca el Oro Bosque de Pómac

Foto: @ https://www.iirsanorte.com.pe

#ElDato

  • Para maravillarte con los hallazgos encontrados en el Bosque de Pómac, puedes visitar el Museo Nacional Sicán en Ferrañafe. Allí encontrarás más información sobre la sociedad y la cultura de Lambayeque.

¿Qué comer en Chiclayo?

Dentro del Bosque de Pómac encontrarás lugares para comer y comprar artesanías que son parte de los emprendimientos de la zona. Riquísimos platos a base de loche, chicha de jora y productos derivados del bosque seco como la miel, la algarrobina, el polen o vino miel te estarán esperando. También encontrarás tejidos artesanales realizados con algodón nativo del Río La Leche.  

#Extra: Refugio de Vida Silvestre Laquipampa

  • A hora y media aproximadamente del Bosque de Pómac, en auto, puedes encontrar el Refugio de Vida Silvestre Laquipampa, en el distrito de Incahuasi. Este sitio también es ideal para la observación de aves y fauna local. Allí puedes ver en su hábitat natural al oso de anteojos (Tremarctos ornatus) y la pava aliblanca​ (Penelope albipennis), en estado de extinción.

Si quieres conectarte con la naturaleza, adquirir la mejor energía y conocer parte de la biodiversidad del Perú y su historia ancestral, sigue nuestro blog de viajes. Allí encontrarás todo tipo de guías, consejos, noticias, eventos y artículos de interés para que prepares tu próxima escapada.