Ollantaytambo, un lugar histórico también conocido como “la fortaleza de los dioses”, es uno de los atractivos turísticos más concurridos en de Cusco. Este sitio funcionó como un centro ceremonial para los incas, además de ser un puesto de control para quienes pasaban por el Valle Sagrado. Las grandes murallas, las torres de vigilancia y el perfecto tallado de las paredes de piedra impresionan a todos los viajeros que lo recorren. ¡Anímate a visitarlo!

Ollantaytambo Fortaleza

Ollantaytambo: La fortaleza de los dioses

Las construcciones de Ollantaytambo tuvieron un el rol de proteger el Valle Sagrado. Debido a su ubicación estratégica, fue un centro de operaciones durante la invasión española. Además, los investigadores indican que fue un sitio en donde se le rindió culto al agua.

¿Cómo llegar a Ollantaytambo?

La fortaleza se ubica en el distrito del mismo nombre, a unos 90 kilómetros de la ciudad del Cusco. Hasta la fecha, aún viven familias allí, en medio de las calles por las que caminaron sus ancestros.

Ollantaytambo

Puedes encontrar pasajes de Lima a Cusco en bus desde 57 soles. El tiempo de viaje es de 21 horas aproximadamente.

Existe más de un método para llegar a Ollantaytambo. La forma más sencilla es tomar un colectivo desde la calle Pavitos, cuyo costo bordea los 10 soles como máximo. El trayecto demorará unas 2 horas y disfrutarás de hermosas vistas de paisajes andinos durante el camino. Sin embargo, si tienes más tiempo puedes elegir otras rutas aún más bellas.

El camino por Lares

Esta ruta dura entre 3 a 5 horas, dependiendo del número de paradas que quieras realizar. El recorrido se lleva a cabo a 4000 metros sobre el nivel del mar y, durante el mismo, estarás acompañado de montañas y lagunas a lo largo del sendero través del Valle Sagrado. Inicia en la ciudad del Cusco y pasarás por el pueblo de Calca y el pueblo de Lares.

La hidroeléctrica, la ruta económica

Muchos de los que se dirigen a Ollantaytambo están de camino a Machu Picchu y conocen la ruta hidroeléctrica, la misma que ahorra a los turistas los elevados costos de los boletos de tren hacia la ciudad incaica. Toma un colectivo desde Cusco hasta el pueblo de Santa María (a unas cuatro horas en auto). En el camino, antes de llegar a la central hidroeléctrica, te toparás con la entrada hacia Ollantaytambo, una parada muy valiosa en tu viaje.

El Valle Sagrado de los Incas

Valle Sagrado Ollantaytambo

Este es el nombre que la mayoría de agencias turísticas promocionan para el tour más conocido de esta región. Comienza desde muy temprano por la mañana para visitar el pueblo de Pisac y apreciar su mercado artesanal y el centro arqueológico. Luego recorrerás el pueblo de Urubamba y finalmente el centro poblado de Ollantaytambo y el de Chinchero.

Atractivos de Ollantaytambo

La arquitectura de este lugar es comparable con la de Machu Picchu. Los muros incas, las calles, las casas y los canales son adornados por los paisajes montañosos que rodean el poblado. En el centro se puede divisar el recinto arqueológico de Ollantaytambo. Allí verás los andenes incas, que se extienden hasta por 15 manzanas, o el Templo del Sol, con fascinantes acabados en piedra.

Ollantaytambo Granarios

#ElDato

  • En Ollantaytambo encontrarás recintos y restaurantes para pernoctar. Si estás en medio de una ruta hacia Machu Picchu, puedes quedarte allí para pasar la noche y continuar con la travesía.

En el pueblo disfrutarás de las calles y de la gente que te recibirá de manera amable. Visita la plaza y deléitate con los trajes típicos y la vestimenta de los pobladores; muchos de ellos podrán compartirte más sobre su cultura, hábitos y actividades económicas. Algunos pasean con sus animales autóctonos, con los que podrás tomarte una que otra fotografía. También puedes recorrer el Museo de Sitio de CATCCAO (Centro Andino de Tecnología Tradicional y Cultura de las Comunidades de Ollantaytambo). El establecimiento se compone de cinco salas; en cada una de ellas se muestran los vestigios de la artesanía y arquitectura del sitio arqueológico.

Destino para los amantes de la aventura

Por otro lado, este lugar lleno de historia también es el atractivo ideal para realizar turismo de aventura. Además del trekking, puedes hacer ciclismo de montaña en el área de conservación privada Abra Málaga. En dos ruedas bajarás por 1500 metros, en medio de montañas, fauna típica (llamas y alpacas) y una extensa vegetación. En el camino verás cabañas rústicas de pobladores que se dedican a la agricultura para vivir. Esta ruta es una de las más hermosas en el Cusco.

Otra actividad es el paseo a caballo. Desde el centro de Ollantaytambo puedes conversar con uno de los pobladores que brindan este servicio y luego dirigirte, montando un caballo, hasta el mirador Inti Punku. Este recorrido dura unas 6 horas y viene acompañado de un guía que te contará más sobre la historia del lugar.

¿Cuál es la mejor época para visitar Ollantaytambo?

La época más cálida para visitar Ollantaytambo y todo el Valle Sagrado es entre los meses de mayo a octubre. La temperatura varía entre los 16 a 20 grados y es la temporada más seca para quienes no quieren toparse con las lluvias inesperadas.

Ollantaytambo Andenes

La época de lluvias inicia en noviembre y se intensifica durante los meses de enero y febrero. La ventaja es que el aire está aún más purificado por las precipitaciones, mientras que la vegetación tiene un verde aún más intenso. Si te gusta este panorama, también puedes viajar durante estos meses.

En nuestro país existen numerosos atractivos turísticos para todos los gustos. Si quieres saber más acerca de otros destinos históricos nacionales, visita nuestro blog de viajes. Allí encontrarás una serie de guías, consejos, eventos y noticias de interés. Planifica tu próximo viaje y ten una experiencia inigualable.

 

Foto de portada: Flickr @ Ivan Mlinaric