Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Google+0

Inmersas en la impresionante belleza andina del Valle Sagrado, las salineras de Maras ofrecen una nueva mirada al sorprendente ingenio y destreza incaica. Descubre con redBus todo sobre este bello atractivo de Maras.


Salineras de Maras

Los estanques incrustados de sal en Maras parecen una capa de nieve que cubre la ladera de la montaña Qoripujio a la distancia. Es una vista espectacular. Cada una de las más de 3000 pozas poseen diversos tonos de blanco o marrón. La sal de Maras se ha recolectado desde tiempos preincaicos y, los viajeros están invitados a ver esta tradición centenaria en funcionamiento.

Maras es un pueblo ubicado en el Valle Sagrado de los Incas, donde aún se practica una antigua costumbre: el uso de piscinas de sal preincaicas. Estas increíbles construcciones continúan brindando a la ciudad y a nuestro país su sal rosa, que ha sido recomendada por expertos como una opción saludable para aromatizar comidas debido a sus propiedades curativas. Además de su valor nutricional, las salineras de Maras a menudo son visitadas por su espectacular paisaje. Aquí encontrarás todo lo que necesitas saber sobre esta maravilla histórica escondida en los Andes.

Sorprendente historia de Maras

Los primeros estanques de sal poco profundos en Maras probablemente fueron construidos por la civilización Wari entre el 500 y el 1100 d. C. La mayoría de estas pozas, edificadas a lo largo de la ladera empinada de la montaña Qoripujio, no tenían más de 15 pies cuadrados (5 metros cuadrados) y 30 centímetros de profundidad.

Salineras de Maras 1

Durante el siglo XII y mediados del siglo XIV, el Imperio inca se hizo cargo de la operación de Maras. Los incas sazonaron y conservaron sus alimentos con sal. También pueden haber usado el mineral para la momificación y otras ceremonias religiosas. La propiedad y el manejo de las salineras individuales se les dio a las familias que vivían en la comunidad cercana de Maras. El mismo proceso de extracción de sal utilizado por estas familias durante los tiempos de los incas se ha transmitido de generación en generación y todavía se practica en la actualidad.

¿Pero de dónde viene la sal de Maras?

La sal proviene de un flujo subterráneo de agua salada que burbujea desde la fuente de la montaña Qoripujio, cerca de una sección superior del valle. Por ello, se construyó una intrincada red de canales angostos para dirigir el flujo de esta agua salada a cada estanque. Cuando el agua se evapora, la sal cristalizada que queda se extrae cuidadosamente con palas y rastrillos de madera.

Beneficios para la salud

Muchos expertos recomiendan la sal rosa de Maras para las personas que sufren de hipertensión porque tiene bajos niveles de cloruro de sodio. La sal de Maras también contiene calcio, hierro, zinc y magnesio, por lo que es una opción medicinal perfecta para las afecciones de la piel y para tratar la hinchazón.

Salineras de Maras 2

Para que se produzcan estos efectos, es importante que sazones tus comidas con la sal de Maras después de que hayas terminado de cocinar. Esto debido a que pierde sus propiedades medicinales en temperaturas superiores a los 40 grados centígrados.

La sal recolectada se puede comprar en el sitio de manera muy económica. Una vez que se empaca y se vende en los supermercados, los precios tienden a triplicarse.

Los estanques de sal de Maras se están convirtiendo en una popular atracción turística en Cusco por su asombroso paisaje y valor histórico. Al visitar Maras, también estarás contribuyendo con la comunidad de agricultores que, con gratitud, te mostrarán las tradiciones que heredaron de sus antepasados.

¿Cómo llegar?

Para visitar las salineras de Maras debes viajar a Cusco. De Lima a Cusco, el recorrido en bus dura alrededor de 21 horas y los pasajes cuestan un aproximado de 80 a 100 soles.  

El pueblo de Maras se encuentra en una meseta de gran altitud al noroeste de Cusco, a 60 km. Para llegar allí, debes tomar el desvío a lo largo de la carretera de dos carriles que conecta Cusco y el pueblo de Urubamba en el Valle Sagrado. En el recorrido vislumbrarás un paisaje verde de campos agrícolas y picos nevados a la distancia. A medio camino entre las salineras, en una región rural lejos de la carretera principal, se encuentra la pequeña ciudad de Maras.

Salineras de Maras Como Llegar

Para visitar las salineras de Maras, debes pagar una tarifa de 5 soles a la comunidad local. Así podrás recorrer los estrechos senderos que cruzan la ladera para observar de cerca esta maravilla hecha por el hombre. La mejor manera de apreciar al máximo este sitio es contratando los servicios de un guía turístico que te explique el proceso de fabricación de sal y responda a tus preguntas.

Asimismo, para acceder a las salineras de Maras, puedes tomar un recorrido de un día completo al Valle Sagrado. A menudo incluye una visita a Moray, un asombroso laboratorio agrícola Inca; Ollantaytambo, el bastión donde se libró una batalla sangrienta contra los españoles; y Chinchero, una ciudad de expertos tejedores. Puedes reservar tu visita al Valle Sagrado en agencias ubicadas cerca del centro de Cusco. Los tours más económicos cuestan entre 60 y 70 soles por persona e incluyen una guía y transporte.

¿Cuál es la mejor época para visitar las salineras?

La temporada alta de la región es durante la estación seca (de abril a octubre), cuando los cielos azules soleados son la norma. Este es un momento muy agradable para hacer una excursión en bicicleta o a caballo. La estación seca es un buen momento para visitar las pozas porque la constante luz del sol (que evapora el agua y, por lo tanto, produce más sal) aumenta la probabilidad de que los lugareños atiendan sus salinas.

Por otro lado, la temporada de lluvias (de noviembre a marzo) es una época hermosa para visitar el Valle Sagrado. Durante esas fechas, el paisaje, incluidas las terrazas cubiertas de hierba de Moray, presenta un brillante y colorido tono verde.

Otros atractivos turísticos

La ciudad de Maras

Ubicada a 4 km de las salineras, también es digna de visitar. Esta ciudad fue fundada en 1556 por los españoles que también hicieron un gran uso de los estanques. Posee iglesia barroca del siglo XVII. Sus casas que han conservado los portales y dinteles de piedra característicos de la colonia

Sitio Arqueológico de Moray 

Las terrazas concéntricas de Moray probablemente se utilizaron como un centro de investigación de cultivos. Los agricultores locales las emplearon con fines agrícolas hasta bien entrado el siglo XX. Hoy en día, existe como un sitio arqueológico gracias a la visita de muchos viajeros. Se visitan en cojunto con Maras.

Salineras de Maras Moray

Construido en una formación cóncava natural, las terrazas circulares son diferentes a cualquier otro sitio agrícola en el Valle Sagrado. Su forma enigmática parece casi de otro mundo.

La vista panorámica sobre el conjunto más grande de terrazas desciende 150 hasta su fondo circular y los visitantes muy abajo se ven como hormigas.

Actividades a realizar en los alrededores

Ciclismo de montaña 

Los senderos que atraviesan el Valle Sagrado son el sueño de cualquier amante del aire libre. Una de las rutas más emocionantes es la de Maras y Moray. El ciclismo de montaña es una gran actividad para todas las edades. Conviene practicarlo en buen estado físico.

Paseos a caballo 

Si te gustan los caballos, te encantará un recorrido a caballo por Maras, Moray y otros lugares destacados de los alrededores. Es un sendero fácil para que los jinetes con poca o ninguna experiencia no tengan de qué preocuparse. Hay tours que parten de la comunidad andina de Picsuyo, en el Valle Sagrado. Algunas agencias te pueden llevar desde tu hotel. Allí conocerás a tu caballo y comenzarás el ascenso de 1 hora hasta el punto más alto de la ruta. Disfrutarás de las vistas de picos nevados cabalgas a lo largo de la meseta montañosa hacia Maras.

Tratamientos de spa de sal 

Hacer un recorrido turístico no es la única forma de disfrutar de las salineras de Maras. Existe un  spa que incluye una exfoliación con la sal Maras. Visita el Spa and Wellness Center de Aranwa Sacred Valley, uno de los hoteles más recomendados de la zona.


Tómate el tiempo para explorar la remota región al noroeste de Cusco y descubrir las salineras de Maras. Este magnífico sitio te ofrece una nueva mirada al ingenio inca. Para más información sobre el Perú, visita nuestro blog de viajes.

Content Ad Momias redBus