5 razones por las que debes viajar a Cusco en junio

1155
5 (100%) 1 vote

Este mes es uno de los mejores para hacer esa visita que tanto has querido hacer a la Ciudad Imperial. Viajar a Cusco en junio es la mejor opción para poder aprovechar las diversas festividades que se desarrollan en ese mes. Hoy, redBus te enseña los 5 eventos que no te puedes perder.

Ciudad del Cusco. Foto: El Comercio

Prepara tu mochila, súbete al bus y participa de las festividades culturales que tiene Cusco en junio. ¡Será una gran experiencia cultural!

Señor de Qoyllurit’i

Foto: Andina

Esta festividad, que se lleva a cabo el 17 de junio, consiste en la peregrinación de diversas comunidades hacia el pie del nevado Ausangate. Esta peregrinación es parte de una de las fiestas más grandes del continente.

La fiesta en honor al Señor de Qoyllurit’i o Señor de la estrella de nieve empieza en el día de la Santísima Trinidad, en la que se convoca a más de 10000 fieles. En el camino hacia el nevado se puede observar una procesión, fuegos artificiales y el muy popular mercado de las Alacitas.

El recorrido tiene una duración aproximada de 5 horas, pasada las cuales se llega al santuario del Señor de Qoyllurit’i, en donde se saluda a la imagen del Cristo. El descenso desde el nevado se realiza en el día central, cuando se lleva a cabo el ritual principal a la salida del sol. En la bajada se puede apreciar una caravana enorme que se dirige a realizar la misa central y la procesión principal.

 

Corpus Christi

viajar a cusco en junio
Foto: El Comercio

Otra razón para viajar a Cusco en junio es la festividad del Corpus Christi, que se lleva a cabo el 19 de junio. Esta fiesta religiosa fue declarada Patrimonio Cultural de la Nación en el 2004 debido a la importancia para nuestra cultura.

El miércoles 19 inicia el Corpus Christi con la salida de cada uno de los santos que compondrá la procesión hacia la ciudad de Cusco. Durante esta procesión, los carguyocs –personas con alto nivel adquisitivo- dan regalos a los asistentes como objetos o recuerdos. Los mayordomos –organizadores del evento- cargan consigo la imagen en miniatura del santo o virgen de su pueblo. Esta imagen es llamada dote. Detrás de los mayordomos se observan a los danzarines. Estos marcan el paso de quienes tienen la función de cargar la imagen del santo correspondiente. Atrás de la procesión, finalmente, se encuentran los músicos y demás fieles participantes del evento religioso.

Cuando llegan a la plaza mayor, estas permanecen en la catedral hasta el día siguiente que es la procesión principal. En este día se observan las diferentes imágenes religiosas andar por la plaza mayor de Cusco hasta las 12 del mediodía, hora en la que nuevamente regresan a la Catedral. Allí permanecerán hasta el próximo jueves, cuando los fieles, el carguyoc y el alcalde retornan sus santos al lugar de origen.

 

Inti Raymi

Foto: Andina

La tercera razón para viajar a Cusco en junio es el Inti Raymi, que se celebra el 24 de junio. Esta festividad fue una de las más grandes e importantes en el período incaico, pues se celebraba en honor al dios Sol durante el solsticio de invierno. El Inca Pachacutec, el mismo que mandó a construir la ciudadela de Machu Picchu, dio inicio a esta festividad en el siglo XV, pues de acuerdo a la cosmovisión andina en esa época el sol volvía a comenzar su ciclo.

La festividad se desarrolla con la escenificación de episodios milenarios. Con un fondo musical lleno de tradición y cultura, los delegados de los cuatro suyos desfilan con vestimentas típicas.

Estas escenificaciones se llevan a cabo en tres lugares históricos de Cusco. El primero, en el Coricancha. Para la representación se utiliza el jardín de oro y es allí donde aparece el inca y se realizan los primeros rituales donde se ofrecen hojas de coca, llamas y alpacas. La segunda locación es la plaza de armas o plaza mayor de la ciudad de Cusco. Allí se podrá observar cómo el inca es cargado en andas por sirvientes y se realiza la muy popular ceremonia de la coca. Finalmente, la tercera locación es en Sacsayhuamán, que se encuentra a 3555 m.s.n.m. La representación se organiza en la explanada Chuquipampa. Este es el escenario principal del Inti Raymi, por lo que su acceso al público es solo mediante un boleto de ingreso.

 

Paucartambo

viajar a cusco en junio
Foto: Andina

La fiesta de Paucartambo es una celebración menos conocida que las anteriores, pero no por eso menos importante de conocer. Es por esta razón que consideramos que es una de las tantas festividades que tienes que vivir al viajar a Cusco en junio.

Esta fiesta se realiza en Paucartambo, que se ubica a 4 horas de la ciudad de Cusco. Allí se le rinde homenaje a la Virgen del Carmen. Esta virgen se ha consolidado como la patrona de los pobladores de Paucartambo, por lo que no es de sorprender su importancia dentro de la festividad.

La veneración a la Virgen del Carmen comienza en el siglo XVII, en un contexto en el que era frecuente la realización de trueques entre los pobladores de Paucartambo y los demás habitantes del altiplano. En uno de estos eventos de intercambio los participantes notan el rostro de una virgen en una de las vasijas de barro que se disponía a ser parte del trueque. Con esa primera referencia visual, los pobladores de Paucartambo esculpieron una imagen y construyeron, luego, un templo para su veneración.

La fiesta de Paucartambo inicia con fuegos artificiales y el sonido de campanas. Asimismo, como es común en varias festividades religiosas de Cusco, no puede faltar la comparsa que acompaña a los fieles en su jolgorio. Luego, se escenifica el purgatorio.

Así, el día central empieza muy temprano, desde las 5 de la mañana con una misa. En esta misa se podrá apreciar las canciones de las antiguas culturas de Paucartambo, como los Qollas y los Qhapac negros. Al día siguiente, los fieles se reúnen en la plaza para dar inicio a la gran procesión de la Virgen del Carmen. Finalmente, en el último día se realiza el cambio de ropa de la sagrada escultura en una ceremonia muy especial. Los fieles, luego, se despiden por medio de rezos.

 

 

Día de San Pedro y San Pablo

Chiriuchu, el plato bandera de esta festividad. Foto: Andina

Si ninguno de los eventos anteriores te llamó la atención, la festividad del Día de San Pedro y San Pablo es una gran razón para ir de viaje a Cusco en junio.

Esta festividad se realiza a finales del mes de junio y, en ella, se llevan a cabo diversas actividades de fiesta. En un solo día el Santo San Pedro sale de la iglesia para dar inicio a la procesión, conformada por músicos y fieles.

Durante el recorrido se lanzan fuegos artificiales y, en él, se pueden encontrar puestos de comida. Los platos realizados con chicharrón y chiriuchu son los más populares. De hecho, el chiriucho es el plato bandera de esta celebración y es un potaje que no te puedes perder. Dicho plato se elabora con cancha, queso, cuy, gallina hervida, cecina, charqui, algas marinas, huevera de pescado y rocoto.

 


Déjate sorprender por las festividades religiosas que se llevan a cabo en Cusco. Aprovecha y conoce un poco más sobre nuestra cultura en tu próximo viaje al «ombligo del mundo».

Si quieres saber más sobre destinos nacionales, visita nuestro blog.

 

Créditos de portada: andina.pe

Déjanos un comentario :)