5 razones por las que mamá sería tu mejor compañera de viajes

Rate this post

Si bien se debe engreír a mamá todos los días, el Día de la Madre es la fecha clave para alegrarla con un detalle. Este año, en vez de comprarle un obsequio, redBus te recomienda regalarle una experiencia. La mejor opción es llevarla de viaje para que se relaje en medio de la naturaleza y disfrute con sus seres más queridos.

Foto: Andina

Si todavía no decides qué regalarle a tu mamá, redBus te ayuda a elegir una de las mejor opciones, ¡salir de viaje! A continuación, descubre 5 razones por las que viajar con mamá es una experiencia inolvidable que debes vivir, por lo menos, una vez en la vida.

 

1. Escoges lo mejor

Foto: CSP Daily News

¿Eres de los que ha escuchado decir a su madre “te lo dije” varias veces? Pues es que, aunque no lo queramos aceptar, mamá siempre tiene la razón… o al menos la mayoría de veces.

Este sexto sentido que adquieren con el pasar de los años puede ser muy útil para los viajes. ¿Cómo así?

Imagínate que estás a punto de alquilar el servicio de un guía turístico, pero tu mamá ve algo sospechoso en él. Tal vez esa observación minuciosa pueda salvarlos de una posible estafa o mal rato.

Este ojo agudo también puede ser muy útil al momento de buscar hospedaje, comprar recuerdos de viaje, o, hasta incluso, saber dónde comer.

 

2. Siempre estarás cuidado

Foto: stylehiclub.com

Si van a visitar un destino con gran altura como, por ejemplo, Cusco, probablemente tengas que descansar el primer día por algún tipo de malestar. Esto puede ser engorroso si es que estás en un viaje solo, o, peor, si vas con amigos que no les afecta la altura.

Sin embargo, así tu mamá no sufra de mal de altura, no dudes que ella se quedará a tu lado y te preparará un buen mate de coca.

Además de estos cuidados maternos para el mal de altura, para cualquier eventualidad, mamá siempre estará allí. Si alguna comida te hace daño o si tienes una mala experiencia, mamá sabrá la mejor manera de hacerte sentir bien para continuar el paseo.

Tu mamá tiene esa dedicación y preocupación que ni tu mejor amigo va a tener contigo. Inclusive, si tienes suerte, tu mamá llevará un botiquín o un neceser lleno de remedios que seguro servirán en el viaje.

 

3. Nunca saldrás desabrigado

Foto: instazu.com

¿Cuántas veces has escuchado a tu mamá decir que te abrigues más porque está haciendo frío en la calle? Estamos seguros que más de una vez.

Para destinos fríos como Ayacucho o Puno, probablemente no necesites estos consejos debido a su conocida baja temperatura. Sin embargo, para destinos en los que hace sol por el día y frío por la noche, como Huancayo o Cajamarca, probablemente necesites recordar que debes salir abrigado en caso regresen tarde al hospedaje.

Mamá nunca olvida esa única vez en que te enfermaste por no hacerle caso, así que hacer caso omiso a sus sugerencias no es una posibilidad. Enfermarte en pleno viaje tampoco es divertido así que es mejor tener una compañera de viajes que tome tan en serio la prevención de tu salud.

Si no van a visitar ningún destino frío, no importa. Estamos seguros que, de igual forma, mamá tratará de cuidarte pidiéndote que te pongas bloqueador o algún otro elemento importante. Si piensan viajar a destinos de la selva peruana, como San Martín, el repelente será el mejor amigo de tu mamá. Y por recomendación de ella, también será tu mejor amigo.

Recuerda, asimismo, que el viaje es por su día. Así que, por más que no compartas la misma opinión (o estés suficientemente abrigado), demuéstrale que valoras mucho su preocupación.

 

4. Descubres a una gran amiga

Foto: Journey

Al salir de viaje, se generan nuevas experiencias.

Esto obliga también a que los compañeros de viaje se conozcan de una manera distinta. Viajar con tu mamá te permitirá descubrir nuevas características suyas, intereses y hábitos.

Reforzar y actualizar el vínculo que tienes con tu madre es un proceso importante para el bienestar de ambos. El viaje es el mejor momento para poder reconectarse.

Así escojas un destino apartado como un hospedaje en el Valle del Urubamba o un lugar altamente concentrado de personas como las playas de Paracas, construir un momento íntimo con tu mamá es importante. Un almuerzo, un café, o solo compartir momentos de relajación, son suficientes para poder entablar una gran charla de calidad.

 

5. Conocerás a más personas

Foto: viajesdelperu.com

¿Te imaginas un viaje entre dos personas de distintos grupos generacionales y con diferentes intereses? El único resultado puede ser conocer a más viajeros de los que imaginabas, de diferentes edades y con múltiples historias que contar.

Estas personas, probablemente, tienen interesantes perspectivas sobre el mundo que vale la pena descubrir para enriquecer tu bagaje cultural. Entrarás en contacto con viajeros de todo tipo, que seguro te dejarán muchos aprendizajes. 

¡Construir un gran grupo de amigos llenará tu viaje de muchas experiencias y recuerdos!


Ya sabes, viajar con mamá es una actividad única que no te puedes perder. Y qué mejor si realizas esta aventura celebrando su día en algún bello destino del país.

 

Si quieres planear un viaje por el Perú, ingresa a nuestro blog para tener los mejores consejos.

 

Créditos de portada: Yuls Walters, medium.com

" Diana Orihuela : ."