Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Google+0

A 3750 m s. n. m. se encuentra La Oroya, una ciudad situada en el centro del Perú, perteneciente al departamento de Junín. Es un pueblo marcado por la industria minera. En caso estés de visita por la ciudad, redBus te trae una pequeña guía con los sitios más importantes de este lugar.


La Oroya

¿Planeas ir a La Oroya? La buena noticia es que está a tan solo 4 horas de la ciudad de Lima. En esta localidad predomina un clima frígido y las precipitaciones son la orden del día. Toma previsiones y ¡buen viaje!

¿Por qué se la conoce como “La Oroya”?

Cuentan los historiadores que la ciudad debe su nombre a un sistema de traslado aéreo que cruzaba el río Mantaro de una orilla a otra. Este consistía en una gran soga en la que se colocaban canastas llamadas “orayas”, que fueron utilizadas en la América precolombina para trasladar personas o cosas.

La Oroya

Foto: Estación de Tren en La Oroya 1921

Esta localidad tiene una importante ubicación estratégica que la sitúa como un punto de convergencia entre las tres vías de comunicación del Perú: costa, sierra y selva. Para llegar a La Oroya desde Lima, por vía terrestre, son seis horas de viaje. El precio de los boletos va desde los 35 soles.

Si te encuentras evaluando tu próximo destino de viaje, te recomendamos estudiar todas las bondades que La Oroya puede ofrecerte. Precisamente, en estos meses, y especialmente durante la celebración de la Semana Santa, este lugar se presenta como una excelente alternativa de relax y disfrute.

Principales atractivos

En La Oroya, la principal fuente económica es la industria metalúrgica. Por ende, sus paisajes están bañados de colores grises que la dotan de una peculiaridad fantasmal. Este destino singular es ideal para pasar unos días alejado de la rutinaria algarabía citadina. Toma nota de esta ruta turística por La Oroya. Estamos seguros que la pasarás genial y quedarás con ganas de recorrer más lugares en tus próximas vacaciones.

1. Ruinas de Atacayán

Para llegar a este sitio arqueológico que, según los expertos, tiene entre 600 y 800 años de antigüedad, debes seguir la carretera que lleva de La Oroya a Junín por 8,7 km hasta Casaracra.

La ciudadela data entre los siglos 1200 a 1400 d. C.  Fue construida en la cima de un cerro, y está situada al norte, a unos 10 km de Casaracra, en Atacayán.

Al llegar a este valioso complejo arqueológico podrás ver numerosas terrazas y canchas de cultivo que ocupan una extensa zona. Las mismas dejan en evidencia que la población de Atacayán era numerosa y practicaba la agricultura como medio de sustento, valiéndose para ello de avanzados sistemas hidráulicos de andenes.

2. Laguna de Quiulacocha

Este maravilloso espacio natural se originó por acción de filtraciones subterráneas. Ubicado a 50 minutos al noroeste de La Oroya, el trayecto consiste en una ruta aún más empinada que la anterior, dado que la laguna de Quilacocha se encuentra a 4200 m s. n. m.

La Oroya

Foto: Panoramio

Si buscas un lugar donde puedas tener contacto con la fauna silvestre, esta laguna te ofrecerá todo lo que necesitas, ya que es el ecosistema donde habitan especies como patos andinos, yanavicos y manadas de vicuñas. Las aguas de la laguna de Quilacocha son gélidas, lo que la convierte en un ecosistema apto para truchas. Es un territorio ideal para realizar caminatas y, además, practicar la pesca artesanal.

3. Garbanzocancha

Este campo abierto está situado a 4100 m s. n. m., en La Oroya. Cerca a este mirador crece garbanzo en abundancia, y de esto deriva su nombre.

Aquí habitan vicuñas, camélidos de los cuales que se obtiene lana muy fina y exquisita. En Garbanzocancha podrás preciar manadas de vicuñas en su medio natural. Son protegidas por el Estado por su valor para la Nación.


Todo lo que buscas en tus próximas vacaciones lo encuentras en el amplio territorio peruano: diversión, cultura, historia, tradiciones y conocimiento. Ingresa a nuestro blog de viajes y busca el destino que mejor se adapte a ti.