Share on Facebook132Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Google+0

¿Estás listo para viajar por Semana Santa en Perú? En redBus te contamos más sobre los mejores lugares del país en donde la religión, cultura y tradiciones se juntan.


Semana Santa en Perú

El fervor religioso, la devoción y las festividades en Semana Santa en distintos departamentos del Perú son motivos suficientes para que cientos de turistas se animen a viajar. Tú puedes ser uno de ellos y disfrutar de la alegría que caracteriza nuestro país en conmemoración de una de las más grandes celebraciones religiosas.

¿Quieres saber cuáles son los mejores lugares para ser testigo y participar de las festividades culturales? Aquí te contamos todo lo que necesitas saber de los próximos destinos para que prepares tus maletas.

1. Arte, cultura y religión en el corazón de Cajamarca

Cajamarca, conocida como la Ciudad del Cumbe, es uno de los lugares en donde mejor se vive la Semana Santa. Allí, la provincia de Contumazá es una de las más visitadas por los viajeros. No solo es famosa por sus paisajes naturales, flora, fauna y comunidades amigables, sino también por los penitentes que demuestran su fervor en esta fecha.

Semana Santa en Perú

Ellos conmemoran el Jueves y Viernes Santo al realizar una penitencia a medianoche de cada día. Mientras cargan un tablón de gran tamaño y tienen una barreta amarrada a cada pie, caminan por las avenidas principales. Así, imitan y recuerdan lo mismo que hizo Jesucristo antes de su muerte. Como parte del acto, luego caminan hacia la iglesia más cercana a realizar las confesiones de sus pecados.

Cuando el sacerdote los absuelve y les da la penitencia, siguen su camino hacia el cementerio. Para muchos turistas es una penitencia interesante, religiosa, pero también muy teatral e imponente. Esto es debido a que justo a medianoche se oyen los sonidos de las barretas arrastradas por el suelo, mientras retumban en medio del campo santo.

Otra celebración cultural se vive en el barrio de Lucmacucho. Allí se conmemoran las 12 estaciones: un grupo de personas escenifican las 12 veces que Jesús cayó al suelo en el camino a ser crucificado. Esta actuación es tan real que deja sin palabras a más de un turista. Se puede sentir el dolor de los actores al, por ejemplo, recibir los látigos en medio del acto. Uno de los participantes es el encargado de cargar la cruz por al menos 2 kilómetros hasta el punto más alto del vecindario para finalizar con la escena de la crucifixión.

Finalmente, puedes ser testigo de la Fiesta de las Cruces de Porcón. El distrito de Porcón es el lugar en donde se lleva a cabo una de las principales celebraciones de todo el norte peruano. Esta fiesta comienza un mes antes del Domingo de Ramos, con la tradicional “Señorca” –la burrita encargada de transportar la imagen de Cristo– representando su ingreso a Jerusalén. Es acompañada y guiada por niños vestidos de ángeles.

Ya durante el Domingo de Ramos, alrededor de 40 fieles acompañan la imagen de Cristo mientras cargan cruces de dos a tres metros de largo sobre los hombros. Las cruces son decoradas con flores y motivos religiosos, además de adornos de origen indígena que representan al pueblo. Cabe resaltar que la celebración combina las culturas andina e hispana: el recorrido es seguido por cantos en quechua y danzas oriundas, con personas vestidas con trajes típicos y representativos de la región.

¿Cómo llegar?

Desde Lima hasta Cajamarca, el pasaje de bus cuesta alrededor de 80 soles. El tiempo para llegar es de 16 horas aproximadamente.

2. Ayacucho: celebraciones únicas en el mundo

La festividad religiosa que se vive en Ayacucho es la segunda más importante de todo el mundo, solo después de la que se realiza en Sevilla (España). Esta ciudad está ubicada a unos 560 kilómetros al sureste de Lima y es la que recibe mayor cantidad de visitantes en el Perú. La razón es simple: el fervor y la religiosidad son incomparables.

Aquí no solo la población local participa en las actividades, sino también los visitantes y turistas se unen y forman parte de toda la cultura y arte que se lleva a cabo. La primera celebración es llamada Viernes de Dolores y comprende la procesión del Señor de la Agonía y de la Virgen Dolorosa. El recorrido se realiza siempre a las 7 de la noche y comienza en la iglesia de La Magdalena.

Semana Santa en Perú: Ayacucho

Luego, durante el Domingo de Ramos, se realiza la bendición (a manos del cura de la ciudad) a las palmas o ramos que lleva la gente que participa en la procesión de la imagen de Cristo. Esta imagen es transportada por un burro, acompañado de cerca por 300 llamas, mulas y asnos. Todos los animales son adornados con cintas de distintos colores.

El día lunes continúan con la procesión del Señor del Huerto; el martes, con el Señor de la Sentencia. El miércoles se lleva a cabo una escenificación sobre el encuentro de Jesús, su madre y María Magdalena. El día jueves se recorren las iglesias y podrás ver una actuación de la Última Cena. En ese día también se llevan a cabo actividades religiosas en las que participa el propio Obispo de Ayacucho.

El Viernes Santo, desde el Templo Santo Domingo, los fieles acompañan la procesión de la imagen del Señor del Santo Sepulcro, acto que representa a Cristo ya sin vida y camino a ser sepultado. El Sábado de Gloria suenan las campanas de todos los templos de la ciudad a las 9 de la noche, lo cual indica la resurrección y gloria. Es un día de festejo, celebración, danzas, comida y actividades artísticas.

Para terminar, se elabora una misa de resurrección en la Basílica Catedral durante el Domingo de Resurrección. La imagen de Cristo es mostrada acompañada por velas, mientras las personas cantan y bailan con alegría, tanto turistas como pobladores.

¿Cómo llegar?

Desde Lima hasta Ayacucho, el pasaje de bus cuesta alrededor de 50 soles. El tiempo promedio para llegar allí es de 21 horas.

3. Una joya cultural en Omate, Moquegua

Una de la celebraciones más impresionante por Semana Santa en Perú se celebra en el distrito de Omate, que fue declarada Patrimonio Cultural de la Nación en el 2010, posicionándola entre las mejores del país. Allí, el protagonista es el Señor de las Piedades, que es sostenido de una cruz con cuatro clavos y es llevado por las principales calles. También es adornado con flores, palmeros y olivos. El Jueves Santo y Viernes Santo, los fieles fabrican siete altares de hasta 20 metros de alto para acompañarlo, mientras que se escuchan cantos y fuegos artificiales en lo que dura el recorrido.

Recuerda que, para llegar a Moquegua desde Lima, el tiempo promedio de recorrido es de 18 horas. El pasaje de bus cuesta un aproximado de 130 soles.

4. El luto en Catacaos, Piura

En la ciudad norteña de Catacaos, durante las celebraciones, decenas de feligreses se visten de negro. El motivo es representar el luto en memoria a la muerte de Jesús. Al mismo tiempo se realizan procesiones en las principales avenidas, pero siempre al terminarlas los pobladores organizan ferias gastronómicas en donde ofrecen a los turistas los mejores potajes. El banquete principal representa la Última Cena.

Semana Santa en Perú

Foto: http://www.costadelsolperu.com

Además, el día jueves se realiza una cena principal en donde asisten autoridades, pobladores y personajes invitados. El viernes, el banquete se repite, pero con platillos a base de pescado, como el ceviche, arroz con calamares y el plato bandera “malarrabia”.

Para llegar a Piura desde Lima, no olvides que los precios de los pasajes de bus cuestan en promedio 60 soles. Te demorarás cerca de 18 horas para llegar a tu destino.

5. El Señor de la Misericordia, en Trujillo

Así se le llama al protagonista de las festividades en esta ciudad. Para conmemorarlo, en el Jueves Santo se prepara un altar con diversos adornos, el cual permanece rodeado de luces hasta que amanezca. Al igual que en Piura, también se distingue a una hermandad. Fieles vestidos de negro en señal de luto acompañan la imagen del Señor de la Misericordia hasta las tres de la tarde.

A esta hora, se acerca una docena de personas vestidas de blanco, quienes son los encargados de retirar la imagen y salir a la procesión. Desde el jueves hasta el domingo se da pie a varias ferias artesanales, gastronómicas y culturales en donde serás testigo de diversas tradiciones originarias de La Libertad.

Hasta Trujillo, desde Lima, el viaje dura unas 10 horas. El pasaje de bus lo puedes encontrar con precios desde los 30 soles.

Puedes visitar cualquiera de estos destinos para pasar una Semana Santa diferente. Además, después de las celebraciones o de participar en distintas tradiciones, también tienes la oportunidad de visitar todos los lugares turísticos de Ayacucho, Cajamarca, Trujillo, Piura o Moquegua. Estos destinos poseen innumerables paisajes, restos arqueológicos, biodiversidad y otros atractivos que te deslumbrarán. Aprovecha tus días libres y realiza el viaje que siempre quisiste.


Si quieres saber más sobre los mejores destinos para viajar en el Perú, visita nuestro blog de viajes. Allí encontrarás guías, consejos y artículos de interés para tu próxima aventura.