Share on Facebook57Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Google+0

Hoy en día, Perú no solo es conocido por Machu Picchu, sino también por ser el país donde se come delicioso. No es por presumir, pero es el destino gastronómico favorito de muchos amantes de la buena cocina.

La comida peruana ha logrado conquistar los más exquisitos paladares, los cuales terminan por convertirse en adictos a esta sazón. redBus demuestra en este artículo las principales razones de esta maravilla culinaria.

11 razones por las que no te puedes resistir a la comida peruana

Rocoto relleno, comida peruana

Rocoto relleno, comida peruana

La comida cambia los ánimos a cualquiera y la peruana no es la excepción. Los peores días para un peruano pueden arreglarse con un apetitoso potaje. Un arroz con pollo, unos frejoles con seco o un ceviche, pueden ser la solución para acabar con un día gris. Así es el poder de la cocina peruana, y tiene el mismo efecto con un visitante extranjero.

Las horas de almuerzo en el Perú son una verdadera fiesta. Los ánimos de los peruanos mejoran al sentir el aroma de los deliciosos platillos. No se necesita ir a un restaurante cinco estrellas para degustar de un buen plato de comida. La comida casera o la de los mercados puede engreír hasta al paladar más exigente.

Muchos no se explican cómo el sabor de la comida peruana puede llegar al punto de ser tan exquisita e inigualable. Para los curiosos, su secreto se encuentra en estas 11 razones:

 

1. Sabroso siempre

No se necesita de un gran presupuesto para probar un delicioso potaje peruano. Comer en la mesa de un hogar puede ser una experiencia tan inolvidable como el comer en un restaurante exclusivo. En cualquier parte del Perú la buena comida sobra. Solo se necesita de unos ingredientes frescos y mucho amor para lograr un sabor fascinante, auténticamente peruano.

 

2. Tres regiones: costa, sierra y selva

El Perú es uno de los pocos países afortunados en contar con las tres regiones naturales: costa, sierra y selva. Este detalle hace que su gastronomía sea más exquisita.

En la costa, el Océano Pacífico nos regala sus pescados, moluscos y crustáceos de todo tipo. Estos alimentos permiten preparar deliciosos manjares como un tiradito, una parihuela o unos choritos a la chalaca.

En la sierra se encuentran otro tipo de alimentos. Los tubérculos como la papa, el camote y la yuca se imponen. Son ingredientes perfectos para cocinar una colorida huancaína o una ocopa.

En cuanto a la selva, su diversa flora y fauna permite crear platos exóticos muy sabrosos. El juane, el inchicapi y el tacacho con cecina, son platos bandera de la región que pueden ser la adicción de cualquier comensal.

 

3. El plato estrella: ¡el ceviche!

Se escribe de diferentes formas y todas están bien. Ceviche, cebiche o sebiche, todos significan lo mismo. Este apetitoso plato que hace agua la boca representa la gastronomía peruana y es el potaje favorito de muchos.

La unión de ingredientes ácidos, salados y picantes genera un sabor especial que deleita a cualquiera. Pero preparar este platillo no es cosa fácil. La preparación es un ritual que usualmente se comparte en familia o con amigos.

Se debe elegir con mucho cuidado el pescado con el que se va a preparar el ceviche y, sobre todo, se debe mezclar con delicadeza con los demás ingredientes para lograr el punto exacto de sabor.

Aprende a preparar sus mejores versiones aquí.

 

4. Variedad de frutas y verduras

La variedad de ingredientes es fundamental para crear recetas sabrosas. La gastronomía peruana es afortunada porque cuenta con muchos tipos por cada ingrediente. Por ejemplo, se puede encontrar cientos de tipos de papa, con distintas texturas, colores y sabores. En el caso de la palta es igual. En los mercados se puede encontrar la palta has, mexicola, ester, pikerton, zutano, reed, fuerte, entre otras variedades.

 

5. Ingredientes frescos

En la cocina peruana se cuida mucho que los ingredientes estén frescos. Ese es uno de los secretos para que la comida a preparar logre ese gusto que encandila paladares. El sentido del olfato y la visión juegan un papel fundamental. Es así que se puede saber cuándo un ingrediente es fresco o no.

 

6. El punto de sabor: el picante

Cuando se llega al norte, es imposible dejar de comer ají. En realidad, es el acompañamiento perfecto en todo el país. En cualquier parte del Perú se usa el ají  para realzar sabores, funciona con la sopa y con el plato de fondo. Tiene un sabor tan único que muchos se atreven a comer arroz solo acompañado de ají. Además, en la comida arequipeña reina el rocoto, que brinda un picor inigualable y encanta a generaciones enteras.

 

7. Explosiones de color

La comida peruana no solo es una explosión de sabores en la boca, también es una explosión de colores en los ojos. Aquí se cumplen las teorías de la psicología del color donde se indica que debemos comer al menos cinco colores para estar sanos.  Si hay algo que caracteriza a la comida peruana, es la variedad de colores en sus generosos platos.

 

8. Guisos y sopas por montón

La gastronomía peruana es ideal para los que les gusta probar de todo un poco porque cuenta con diversas recetas. Hay un sinfín de guisos como el chupe, la carapulcra, el tacu-tacu o el cau-cau, que se caracterizan por tener un sabor fuerte que abre el apetito.

Para los amantes de las sopas, dentro de la cocina peruana descubrirán una gran diversidad de sopas que son para chuparse los dedos. Por ejemplo, la sopa de menestrón, el aguadito, el caldo de gallina, entre otros.

 

9. ¡Bendita canchita!

Puede ser el aperitivo perfecto previo al almuerzo, o el acompañamiento ideal en un plato de ceviche o en un caldo de gallina. La cancha serrana marida muy bien con diferentes comidas peruanas, y hasta se puede disfrutar sola con un vaso de cerveza. ¡De cualquier modo es espectacular!

 

10. Platos y bebidas para elegir

Así como hay una gran variedad de platillos, la gastronomía peruana también posee un sinfín de bebidas. Hay bebidas regionales como uvachado de la selva, el calientito de la sierra o la chicha morada de la costa. Cada uno tiene un sabor diferente, pero todos son agradables al paladar.

Pero si hablamos de la bebida nacional del Perú, el pisco sour es el más representativo del país. A pesar que otros países tienen su propia versión de este trago, el que destaca más por su sabor es el pisco peruano.

 

11. La mejor sazón

Si hay algo de lo cual los peruanos se sienten orgullosos, es de su gastronomía. Esta se conecta con su historia, tradiciones y cultura. Su variedad ha logrado crear una gama de sazones y fusiones que siguen sorprendiendo. Estas se han empezado a llevar a diferentes partes del mundo para ser combinadas con otras tradiciones culinarias. Definitivamente la comida peruana es un referente de la gastronomía latinoamericana en el mundo. El Perú es considerado el mejor destino gastronómico de América Latina. ¡Un orgullo más para los peruanos!

 

 

¿Cuándo empezó el éxito de la comida peruana?

Papas, comida peruana

Papas, comida peruana

Todo empezó en el siglo XVI, durante la colonización española. Hubo un proceso de intercambio de verduras, frutas y especias. De esta forma llegó al Perú el tomate, la cebolla, el ajo, y otros condimentos que hoy son fundamentales en la cocina peruana.

Más adelante, en el siglo XVII, los africanos establecieron diversas técnicas para cocinar la carne directo al fuego. Posteriormente, en el siglo XVIII Y XIX, los migrantes de China y Japón aportaron todos sus conocimientos sobre las distintas formas de comer pescado, marisco y arroz.

En ese encuentro de conocimientos gastronómicos, los peruanos intercambiaron ingredientes y revolucionaron la cocina peruana. Es así que empezó a conquistar paladares en el Perú para luego extenderse en el mundo.

 

Mistura: Feria Gastronómica de Lima

Feria gastronómica Mistura 2017, comida peruana

Feria gastronómica Mistura 2017. Foto: portaldeturismo.pe

Mistura surgió con el fin de darle un empuje a la gastronomía peruana. Se trata de una feria sin fines de lucro que nació en el 2008, gracias a la visión del reconocido chef peruano Gastón Acuario y Bernardo Roca-Rey.

Además de darle protagonismo a las diversas comidas peruanas, Mistura también busca apoyar a los comerciantes que se dedican al rubro. Mistura se ha convertido es la feria gastronómica más importante del país y también ha llamado la atención de ciudadanos extranjeros. Vienen visitantes de todas las partes del mundo a degustar los potajes del rico Perú.

Hoy estamos a puertas de que empiece la 10ma edición de Mistura. Del 26 de octubre al 5 de noviembre podrás conocer más de la comida peruana en el Club Revólver del Rímac. Los precios varían según los días que se asista. De lunes a miércoles 13 soles adultos y 7 soles niños, mientras que de jueves a domingo el precio es de 18 soles adultos y 8 soles niños.

En Mistura 2017 se podrán encontrar todos los platos representativos de la gastronomía peruana y diversos productos regionales. La feria se distribuye por “mundos” de acuerdo al tipo de comida. Cada uno de estos mundos muestra los exquisitos potajes o bebidas que posee. Por ejemplo, el “mundo del sur” ofrecerá los platos más exquisitos de Arequipa, Chincha, Ica y Tacna, mientras que el “mundo norteño” sacará a relucir los manjares de Tumbes, Piura, Trujillo, y Chiclayo.

Es importante que los visitantes que asisten por primera vez a esta experiencia gastronómica conozcan las opciones que pueden encontrar en cada mundo. Aquí viene un resumen de cada uno 😉

 

Mundo limeño: Van a primar deliciosos platos como el seco a la norteña, chanfainita, papa rellena, lomo saltado, entre otros.

Mundo chifa y nikkei: Los platos orientales en la cocina peruana también se imponen con su exquisito sabor. Sazones de China o Japón, junto a ingredientes peruanos, crean comidas que se han convertido en las favoritas de muchos comensales. El arroz chaufa, el makki acevichado, el siu mai o el chi jau kay, son los más pedidos.

Mundo de las brasas: Los amantes de las brasas podrán encontrar carne de cerdo asándose a la leña o el infaltable chancho al palo. Las mollejas a la parrilla y las cajas chinas también estarán presentes en la feria.

Mundo de los sánguches: Los pequeños antojos nunca faltan, por eso tampoco pueden faltar los sánguches de pollo, atún o lechón. Y si provoca aventurarse por algo distinto, se puede optar por el sánguche de avestruz y las arepas.

Mundo del sur: El rocoto relleno, el chupe de camarones y la carapulcra son los más pedidos. Es imposible resistirse a estos platos.

Mundo norteño: El cálido norte sabe muy bien cómo conquistar el estómago de los comensales. Un ceviche de conchas negras, un seco de chabelo o un arroz con pato, hacen derretir el paladar de cualquiera.

Mundo de tabernas y bares: Hay que tener mucho cuidado en este mundo donde se puede perder la cabeza con las mejores bebidas del país. Por ejemplo, el pisco sour, cocteles de maracuyá o un camu-camu sour.

Mundo Amazónico: Este será el lugar favorito de los fans de la comida selvática. Los juanes, tacachos, chaufa amazónico, y más platillos, desfilarán en este mundo.

Mundo Andino: Para encontrarse con los mejores sabores de la sierra del Perú se debe llegar a este mundo, donde se podrá degustar una deliciosa sopa de patasca, cuy chactado, pachamanca, entre otros.

Mundo de los líquidos: Los refrescos son indispensables a la hora de comer. Por eso, en Mistura se creó este mundo donde se pueden encontrar bebidas para todos los gustos. Por ejemplo, habrá refresco de cebada, maracuyá, chicha morada, y más.

Mundo cevicherías: Este mundo es uno de los más concurridos por el increíble sabor de sus pescados y mariscos. En él se encuentran platos como el arroz con mariscos, el ceviche mixto, los chilcanos, y los chupes de pescado.

 

 

La comida peruana es, sin duda, un orgullo tanto para peruanos como para latinoamericanos. Todo visitante queda encantado con la variedad de recetas y sabores que encuentra luego de viajar por el país. Si todavía no conoces los manjares que ofrece cada región, es momento de lanzarte a la aventura. El blog de viajes de redBus te invita a asistir a Mistura 2017 en familia o con amigos para que disfrutes de un momento cultural inolvidable 😉