Share on Facebook58Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Google+0

Para los fanáticos de las caminatas al aire libre, los observadores de aves y vida silvestre, los amantes de la naturaleza y aquellos que deseen visitar o convivir con las comunidades nativas de la Amazonía, Madre de Dios es el destino perfecto. redBus te trae una guía de viaje a este hermoso departamento del Perú.


Conoce Madre de Dios: Región amazónica, biodiversa y mágica

Madre de Dios es el hogar de bosques interminables, ríos ondulantes y cuantiosa vida silvestre. Este exótico y bello departamento es una reserva de flora y fauna y refugio de especies en peligro de extinción, como la nutria gigante y el ciervo de los pantanos. También es el hogar de comunidades indígenas que fomentan el ecoturismo en lugares con la biodiversidad más rica del mundo, como el Lago Sandoval, el Lago Valencia, el Parque Nacional del Manu, la Reserva Nacional Tambopata y el Parque Nacional Bahuaja-Sonene, el único ecosistema de sabana húmeda tropical del Perú.

Principales atractivos turísticos de Madre de Dios

Madre de Dios cuenta con una espectacular selva baja y una vida silvestre excepcional. Senderos de árboles de castaña, una variedad de hospedajes, algunos excelentes guías locales y ecologistas, además de comunidades indígenas que se encuentran a pocas horas de Puerto Maldonado. Allí se pueden hacer grandes viajes por la jungla con relativa facilidad y sin demasiado gasto, y esta parte del Amazonas ofrece un acceso fácil y excepcionalmente gratificante a la selva tropical que es mucho menos alborotado que el de Iquitos, por ejemplo.

Puerto Maldonado

Muchos viajeros que visitan el departamento de Madre de Dios comienzan su recorrido en Puerto Maldonado, capital de la región y punto de partida para los viajes a lo largo de los ríos Tambopata y Piedras, y la parte baja del río Madre de Dios. Allí puedes visitar la Plaza de Armas y las calles cercanas, y comer en los restaurantes locales y disfrutar de la original y deliciosa gastronomía de la zona. La ciudad ofrece una excelente oportunidad para tomar un descanso agradable tanto antes como después de los viajes a la jungla.

Puerto Maldonado, Capital de Madre de Dios

A poca distancia río abajo desde Puerto Maldonado se encuentra el Lago Sandoval, donde el Ministerio de Agricultura introdujo el gran pez paiche. Puedes navegar en botes y canoas a lo largo del lago, admirando la bella y apacible naturaleza, y a sus llamativos habitantes; entre ellos, shanshos, o gallos, como se les llama localmente; y el ocasional tucán. Incluso puedes vislumbrar a una nutria gigante asomándose por las aguas del lago.

También puedes viajar en bote desde Puerto Maldonado hasta el enorme Lago Valencia, haciendo una parada para observar algunos bateos de oro en el Río Madre de Dios y visitar el pequeño asentamiento de Ese Eja. Hacia la puesta del sol, en el lago es bastante común ver caimanes tomando el sol en las orillas fangosas, un puma ocasional o el roedor más grande del mundo, un carpincho, escabulléndose en el bosque.

Reserva Nacional Tambopata

La reserva, que se encuentra entre las cuencas del río Tambopata y Heath, abarca 274 690 hectáreas y se extiende hasta las regiones de Madre de Dios y Puno. Posee una riqueza de biodiversidad incalculable: se han descubierto 632 especies de aves en la zona, junto con 1200 especies de mariposas, 169 especies de mamíferos y 205 tipos de peces. Por ello, fue descrita por la revista National Geographic como uno de los siete santuarios naturales más emblemáticos del planeta.

Madre de Dios: Reserva Natural Tambopata

Foto: flickr de ggallice

En la reserva se puede contemplar la flora típica de las regiones tropicales amazónicas. Sus ecosistemas más comunes incluyen áreas de palma de aguaje, pantanos, pacales y bosques ribereños, cuyas características permiten a los habitantes locales aprovechar los recursos naturales. Para acceder al área, los visitantes requieren autorización previa del Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Sernanp).

Uno de los lugares imprescindibles para visitar dentro de la reserva es la Colpa de Guacamayos de Colorado, un punto de encuentro para los guacamayos que se formó en las riberas de los ríos a través de un proceso de erosión que fomentó el desarrollo de suelos ricos en sales minerales. A una altura de alrededor de 50 metros y 500 metros de largo, se considera que es la colpa más grande de la Amazonía peruana.

Seis especies diferentes de guacamayos, loros y pericos se reúnen allí cada mañana. Las coloridas aves se congregan alrededor del sitio antes de comenzar la ceremonia de “colpeo”, que consiste en ingerir la arcilla que se encuentra en la pared del acantilado, que sirve como un complemento alimenticio. Después de pasar entre 25 y 30 minutos en este lugar, los pájaros se alejan para regresar al día siguiente.

Ocasionalmente, también se pueden ver sachavacas (tapires), ronsocos (capibaras) y ardillas. En las copas de los árboles habitan diferentes especies de primates, incluidos el mono capuchino, el mono tití y el mono araña.

Parque Nacional del Manu

Este paraíso natural, bendecido con la mayor biodiversidad del mundo, es admirado internacionalmente. En 1977 la Unesco lo declaró Reserva de la Biosfera y en 1987, Patrimonio Natural de la Humanidad. Rodeado de hermosos paisajes y animales exóticos no vistos en ningún otro lugar del mundo, es el destino ideal para quienes aman la naturaleza y gustan de un turismo vivencial.

Gallito de las Rocas: Un ave que solo se encuentra en Madre de Dios

Actualmente, está dividido en tres categorías de manejo: el Parque Nacional, territorio protegido en el que solo se permiten actividades de investigación antropológica y biológica; la Zona Reservada, apta para ecoturismo, donde se puede observar una gran riqueza paisajística y natural por la gran cantidad de flora y fauna visibles desde los ríos y las cochas; y la Zona de Transición o Zona Cultural, donde habitan las comunidades nativas.

Gracias a su aislamiento natural, el Manu alberga muchas especies consideradas en peligro de extinción tanto a nivel local como mundial, como el jaguar y el oso de anteojos. Ubicado a 650 kilómetros de Puerto Maldonado, tiene más especies de plantas y animales que cualquier otro lugar de tamaño similar en el mundo. Solamente en la Estación Biológica de Cocha Cashu se han identificado cerca de mil especies de aves y 200 mamíferos.

Tiene circuitos navegables en los lagos o cochas, donde puedes apreciar los lobos de río y los lagartos blancos y negros. El acceso al área es difícil y costoso. Lo más recomendable es llegar desde Cusco en paquetes organizados.

Aniversario de Madre de Dios

El 26 de diciembre es el festival más importante de la región: el aniversario de Madre de Dios. En el departamento, las celebraciones comienzan la noche anterior con fiestas, serenatas y bailes. Luego, el 26 de diciembre hay desfiles cívicos, campeonatos deportivos y ferias de artesanía. Es, sin lugar a dudas, una oportunidad fantástica para que los turistas disfruten del entusiasmo y la alegría de los locales y participen de sus celebraciones.

En el 2016, el gobernador regional Luis Otsuka Salazar inauguró el III Festival Internacional de Danzas “Amarumayo” (‘la tierra que te vio nacer’) a propósito del aniversario del departamento. El evento reunió a cientos de destacados danzantes provenientes de Brasil y Bolivia, así como de Tacna, Arequipa, Cusco, Puno y Madre de Dios; y tuvo como escenario el coliseo cerrado de la zona.

Asimismo, otros grandes atractivos por motivo de la celebración fueron la feria productiva regional, un torneo de básquet internacional, un festival gastronómico de platos típicos, visitas al corredor turístico, un maratón por la biodiversidad, una bicicleteada familiar, exhibición de productos de la zona, shows artísticos, sesión solemne y un desfile cívico escolar.

Cada año las celebraciones son tanto o más impresionantes. No te pierdas las festividades por el aniversario de este año, en el que Madre de Dios cumple 105 años desde su creación política; quedarás impresionado con la ceremoniosidad de los pobladores, que se visten de gala y asisten una misa celebrada en honor a la fecha cívica y a la que acuden las principales autoridades de la región.

Quedarás maravillado ante la emoción de los pobladores, su entusiasmo por las celebraciones y querrás unirte a las danzas y desfiles que se llevarán a cabo.

Datos sobre Madre de Dios

Clima

La ciudad de Puerto Maldonado, capital del departamento de Madre de Dios, tiene un clima cálido y húmedo durante todo el año, excepto en junio y julio, cuando las temperaturas pueden caer gracias al fenómeno de El friaje, causado por los vientos que soplan desde el sur hasta el Amazonas. La temporada de lluvias dura de noviembre a abril.

Madre de Dios

Foto: ocholeguas.com

En las ciudades y pueblos de la provincia de Manu, el clima es templado y húmedo, con alta humedad y niebla por las mañanas. Hay más lluvia en estas áreas de selva alta que en las de selva baja.

Gastronomía de la región

No puedes dejar de probar los siguientes platos en tu visita a la región:

  • Masato: bebida hecha a base de yuca cocida, aplastada y fermentada, con papas dulces o azúcar.
  • Inchicapi: guiso de pollo preparado con castañas y arroz.
  • Tacacho con cecina: plátano tostado o frito aplastado con mantequilla y servido con cecina (carne salada y secada al sol, al aire o al humo).
  • Juane: arroz sazonado con ‘palillo’ y trozos de pollo, envuelto en hojas de bijao.

¿Cómo llegar a Madre de Dios?

Por aire: Muchas aerolíneas ofrecen servicios a Puerto Maldonado. Hay vuelos regulares desde la ciudad de Lima que duran 1 hora y 30 minutos aproximadamente, y los pasajes varían entre los 250 y 290 soles. Desde Cusco a Puerto Maldonado en avión, el viaje demora 30 minutos y el pasaje es de 220 soles aproximadamente.

Por tierra: la manera más cómoda y usual de viajar a través de Puerto Maldonado es por tierra. Esta ciudad es accesible desde Cusco en bus y el viaje demora entre 10 y 11 horas, y el pasaje varía entre 50 y 90 soles aproximadamente.

#Consejo:

Ten esto contigo en tu mochila para disfrutar más tu viaje a este departamento:

  • Binoculares y/o cámara fotográfica
  • Equipo de lluvia impermeable al 100 % (para los días de lluvia)
  • Sombrero de ala ancha y gafas de sol (para los días soleados)
  • Repelente de insectos y loción de protección solar
  • Zapatos adecuados para hacer senderismo
  • Linterna con suficientes baterías y bombillas
  • Medicinas y un botiquín de primeros auxilios
  • Una botella de agua

Ahora que conoces estos datos sobre el departamento de Madre de Dios, puedes embarcarte en la fascinante aventura de descubrir la selva amazónica y sus exóticos habitantes. Para más destinos en el Perú, visita nuestro blog de viajes.