Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Google+0

“¡Todo el mundo viaja a Cusco!, ¡A todos les gusta Cusco!, ¡Mi amigo dice que Machu Picchu es el mejor destino del universo!”. redBus te enseña el porqué de estas afirmaciones.

Machu Picchu: prince

I´m sexy and I know it

Son las cosas que uno escucha cada vez que pregunta ¿Qué onda con Cusco? ¿Será un buen lugar para pasar mis vacaciones? ¿Se verán aliens desde lo alto de sus montañas? ¿Encontraré algún tesoro inca enterrado en Machu Picchu?

Machu Picchu: gold

“escóndelo bien, no lo vayan a encontrar”

Yo era de los pocos que no tuvo el agrado de visitar el llamado “Ombligo del mundo”, como muchos otros en sus viajes de promoción al terminar (la condena) el colegio, o como los aventureros que escogen tan majestuoso (put here the epic soundtrack), imponente, mágico y místico destino para mochilear, caminar, trotar, amar y un muy largo etc. de cosas que se pueden hacer estando allá.

No podía quedarme atrás, ¡no señores!, tenía que comprobar por cuenta propia lo que era la experiencia de estar en el Cusco, tomar fotografías, conocer a su agradable gente, buscar ese tesoro inca.. digo… visitar todos los lugares posibles ( :D, no vayan a pensar que fui a buscar un tesoro, no no, no es como que haya encontrado un mapa en un antiguo ático o baúl de mi casa jeje).

¡Ah! pero mi presupuesto era más bajo que moral de político en campaña ):

Y como todos me decían que Cusco era un destino muy costoso, pues no me quedó de otra más que abrazar la almohada y llorar como futbolista que finge una falta.

Machu Picchu: player

Pero valió la pena, porque luego se me ocurrió ir al parque más cercano con una guitarra en la mano para ver si la gente me apoyaba con unas monedas por tocarme el repertorio completo de Soda Stereo.

Toqué tan mal que algunos llamaron a la policía para quejarse, pero la gran mayoría no tuvo de otra más que darme algo de dinero con tal de que me fuera. ¡Fue un éxito!

Y un tipo de larga cabellera me ofreció unos dólares por la guitarra “pobre guitarra chamo, mejor toca los timbres de las casas, te la compro”, me dijo.

Así que tome el dinero y corrí a preparar la maleta.

Machu Picchu: moneyAhora mi bolsa de viaje me alcanzaba para conseguir unos lindos y económicos pasajes de bus (si está en azul es porque ese es el enlace para que puedas encontrar alguna oferta linda como la que yo encontré aquella vez, ¡dale click pues sobrino!).

Acá comparto algunos tips bien breves de cómo llegar a Cusco sin que vendas tu alma o tu riñón:

En aquel entonces adquirí mis hermosos pasajes al precio de 100 soles (como 30 dólares gringos aprox.). Había de menor precio. También de más, con toda clase de comodidades en el servicio, jacuzzi, wifi, concierto de rock en vivo, pero opté por pagar ese, ya que buscaba algo intermedio.

Para que te hagas una idea, el rango de precios estaba entre los 70 y 180 soles.

Esos son los precios si viajas desde Lima, pero para que veas que no soy malo, acá te dejo algunos links para que viajes a Cusco desde otros lugares chéveres del Perú:

Abancay-Cusco

Arequipa-Cusco

*Bonus stellar tip:

El viaje desde Lima a Cusco puede llegar a durar un día completo (está bien lejos pues, pero si tienes el dinero y no tienes paciencia para soportar la duración del viaje, entonces ve buscando las ofertas que tiene Lano cómprate un par de alas para que vueles como Cóndor hasta allá).

Al llegar a Cusco, la mejor opción para los viajeros de espíritu ahorrador es quedarse en uno de los diferentes hostels que hay en la ciudad. En ellos no solo serás feliz por lo poco que pagarás para dormir bajo un acogedor techo, sino también por la experiencia multicultural de conocer compatriotas, extranjeros o extraterrestres que, al igual que tú, buscan la aventura, el tesoro y la gloria! Ok, omitan esa parte D:

El hostel en el que me quedé aquella vez fue el Pariwana Hostel y me costó alrededor de 40 soles la noche (me quedé 2 días porque mi plan era irme para Machu Picchu lo más pronto posible). Aquí podrán revisar más a detalle sus precios y características. Lo recomiendo porque… bueno fue el único al que fui y me gustó :p

Me di un par de vueltas por la Plaza de Armas, visité su Catedral (la Catedral Mayor del Cusco) y el alucinante barrio de San Blas. Hay muchos lugares que dejé de ver, pero que serán puntos obligatorios en mi siguiente viaje al Cusco. No se limiten, recorran cada centímetro de la ciudad mientras estén ahí, porque si no lo hacen lloro.

Machu Picchu para ahorradores con ganas de bajar de peso

Seré directo con esto. Hay 3 maneras de llegar a Machu Picchu y es probable que 1 o 2 de ellas no te gusten: En tren, vía Camino Inca y a puro esfuerzo proveniente de tu interior: (guíado por la pasión que siente tu corazón) a pie 😀

En tren es rápido, pero muuuy caro (a partir de 70 hasta los 400 dólares aprox.)

El Camino Inca es más caro que irte en el tren (entre 450 y 600 dólares, aprox.)

Y el camino que hice yo con toda la fuerza de mi espíritu aventurero y emprendeahorrador:

¡A pie!

¿Cuánto me costó? ¡Nada! Bueno sí.

Fue muy agotador, pero tuve una experiencia única. Me sentía como Indiana Jones persiguiendo su tesoro.

Machu Picchu: Indiana Jones

Para hacer esta ruta puedes tomar los minibuses desde la ciudad de Cusco hacia el punto conocido como la Hidroeléctrica (porque ¡¡hay una central Hidroeléctrica!! ¡Duhh!), cerca del poblado de Santa Teresa.

A partir de ese momento quedas por tu cuenta, pero no te preocupes, no encontrarás zombies en el camino. Si sigues las vías del tren no te perderás y podrás llegar hasta Aguas Calientes (no queman, por si te lo preguntabas), un pueblo de paso al que también se le conoce como Machu Picchu Pueblo.

Tienes que hacer este recorrido de día, porque de noche podría resultar peligroso, ya que no verás muy bien dónde pisas, así tengas un ejército de linternas acompañándote.

¿Que cuánto demora este recorrido? como 3 horas -muy gratificantes por cierto- en las que entrarás en contacto directo con la naturaleza y despertarás tu poder interior.

Y si no lo haces, al menos habrás bajado unos kilitos con el esfuerzo.

Una vez  en Aguas Calientes, podrás descansar un poco de la caminata y conocer el centro poblado. Te ofrecerán toda clase de artesanías y souvenirs, pero regatea siempre. A veces el primer precio que te dan es una trampa para turistas incautos.

machu picchu: Pachacutec

A mi me ofrecieron una estatuilla que, según las vendedoras, era el juguete del Inca Pachacútec ¡cuando era niño! Me interesó el curioso artefacto, más por su forma que por su, a todas luces, truculenta historia. Pregunté su precio y dijeron que me lo dejaban a ¡¡500 dólares!! pero saqué mi billetera y al abrirla le salieron polillas.

Al ver eso las vendedoras me revelaron el precio real: 5 soles  -___-`

Luego de pasar la noche en este lugar ya estarás preparado para proseguir con la travesía. Para llegar a la ciudadela Inca podrás tomar un bus por menos de 15 dólares ida y vuelta (los precios varían por temporadas), o puedes hacerlo a pie.

En bus son como 20 min. de viaje y a pie es poco más de una hora. Si tienes la oportunidad de ahorrarte unos dólares, ¿por qué no caminar un poco? ¡no seas flojo!

Tomes el camino que tomes, ya ahorraste un montón de dinero hasta ahora. Haberlo hecho te resultará ventajoso una vez que llegues a Machu Picchu, porque la entrada para turistas tiene un costo entre 40 y 45 dólares. Para los turistas locales el costo es de 20 a 26 dólares (niños y estudiantes pagan la mitad en ambos casos).

En Macchu Picchu, descubrí que la experiencia era tal y como la describían otros felices viajeros. No encontré ningún tesoro, porque no me dejaron excavar por ningún lado, pero pude irme de Cusco con la certeza de haberme llevado el tesoro de la experiencia inca … ya sé ya sé, me lo pasé muy bien: )

El camino de retorno me lo guardaré para futuras crónicas viajeras, a menos que tengan alguna duda que quieran resolver. No duden en dejarme sus preguntas en la caja de comentarios, amigos. Estaré gustoso de responderles a la brevedad.

Y si quieres que el día pase más rápido, solo levanta el dedo índice de tu mano derecha, ponlo sobre tu oreja izquierda, y luego ráscate. El día no habrá pasado más rápido, pero al menos ya no te pica la oreja 😀