Share on Facebook1Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Google+0

El Soroche es uno de los principales problemas que impide a los viajeros de disfrutar un buen viaje en ciudades de altura. En este artículo, el blog de redBus te trae una breve guía con consejos para aprender cómo combatir el Soroche.


¿Qué es el Soroche?

El soroche o mal de altura es causado por la reducción de la presión atmosférica y la falta de oxígeno. Es común experimentarlo en lugares en donde la altura supera los 2,000 metros sobre el nivel del mar; y sus efectos afectan más a las personas que residen en altitudes menores.

Los síntomas van desde mareos, vómitos, dolor de cabeza, vértigo, problemas para dormir, confusión, pérdida del equilibro y hasta desmayos. Estos síntomas pueden empeorar (y volverse críticos) si es que se realiza actividad física, por lo que debes de tener cuidado.


3 Consejos Para Combatir el Soroche

Soroche: Visitar los Andes Peruanos suele provocar altura

No importa la edad, género o estado físico,  nunca se sabe con exactitud quién sufrirá soroche, sobre todo si es la primera vez que un viajero recorre un lugar a más de 2,000, 3,000 o 4,000 m.s.n.m.; por lo aquí te dejamos tres consejos que te enseñarán cómo combatir el soroche.

1. Date un tiempo para aclimatarte y acostumbrarse al lugar.

Antes de realizar alguna actividad física, como trekking, montañismo, ciclismo, entre otras, es recomendable darle al cuerpo por lo menos un día para que se acostumbre y se adapte al nuevo lugar. Si. No una ni cuatro horas. Dale un día entero a tu cuerpo, y vas a estar sumamente agradecido. En este lapso se pueden realizar tours tranquilos por la ciudad que visites, que no requieran mucho esfuerzo físico.

Algunos de los principales turísticos del Perú, y a los cuáles puedes llegar adquiriendo tus pasajes en redBus, se encuentran por encima de los 2,000 metros sobre el nivel del mar, como Arequipa (2335 m.s.n.m.), Cajamarca (2770 m.s.n.m.), Ayacucho (2746 m.s.n.m.), Huaraz (3050 m.s.n.m.), Huancayo (3278 m.s.n.m.), Cusco (3399 m.s.n.m.), Puno (3819 m.s.n.m.) y Juliaca (3824 m.s.n.m.), entre otras.

2. Tomar pastillas, pero no abusar de ellas.

Existen medicamentos para prevenir o aliviar los síntomas comunes del mal de altura, pero nunca es bueno abusar de ellas. Tómalas si consideras que en verdad no puedes más: una vez que el cuerpo se aclimata ya no es necesario tomarlas.

Además de pastillas, hay opciones naturales. Por ejemplo, el mate de coca también es una muy buena opción. Tomar esta bebida es muy común en lugares de la sierra peruana como Cusco, Huancayo y Puno, los cuales tienen atractivos turísticos ubicados a mucha altura. Algunos hoteles o restaurantes brindan un mate de coca caliente para los turistas, de manera gratuita.

3. Una dieta ligera y con abundante líquido es la salvación.

La altura deshidrata y aún más cuando se realizan actividades físicas. Es importante beber más agua de lo usual y seguir una alimentación ligera, con muchas frutas y verduras; y evitando las frituras u otros platos que sean pesados para tu cuerpo. Los almuerzos deben ser nutritivos y de fácil absorción, con mermeladas, cereales, granos andinos (por ejemplo, la quinua), etc. El mate de coca favorece la digestión, ¡Así que tómalo!


La seguridad y la salud son lo primero durante un viaje. ¡Compra tu pasaje en redBus, y no dejes que nada te impida disfrutar de la aventura!