Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Google+0

En la sierra central del Perú, rodeada de floridos campos descansa la apacible ciudad de Tarma, a tan solo 5 horas de viaje desde Lima. Está ubicada en el departamento de Junín, entre la zona amazónica y andina. Se le llama “La Perla de los Andes” por los bellos paisajes llenos de colorido que regala en cada visita a los viajeros más entusiastas (los arcoiris y naturaleza te harán sentir como en Narnia). Su aire es de los más limpios y puros que pueden respirarse en el suelo peruano, y su cielo es claro en alta definición, HD, 3D, 4K con nubes blancas de gran tamaño en las que podrás ver formas de fantasía (un Cristiano Ronaldo o un Godzilla zurcando el aire, depende de tu imaginación).

Y es que Tarma es una belleza digna de certamen (amamos Tarma, no lo vamos a negar). Si eres un empedernido del paisajismo o el trekking, en Tarma encontrarás el paraíso, con nubes angelicales y caminos empinados que se rodean del color de las flores.

Ya, ya, mucho floro, a mi me interesan más los sitios arqueológ…

Tranquilo sobrino, ¡para todo gusto hay!

En el territorio tarmeño habitó la cultura (a que no sabes como se llama) … Tarma.  O bueno, Taruma, todo es cuestión de gustos. En ambos casos, Tarma o Taruma fue la cultura ancestral que nos legó restos arquitectónicos y arqueológicos, tan geniales, que no pensarás 2 veces antes de ponerte el disfraz de Indiana Jones y aventurarte hacia sus ruinas.

Los Tarumas fueron una tribu dedicada mayormente a la agricultura (una de las actividades en las que Tarma destaca en nuestros días) y a la ganadería (en aquellos días no habían vacas ni cerdos, ya que estos fueron introducidos posteriormente por los españoles, pero se practicaba un tipo de ganadería muy diferente del que se tiene pocos registros).

Lamentablemente, los Tarumas (o Tarmas) desaparecieron luego de la invasión incaica que lideró el Inca Pachacutec (el imponente Inca que casi domina todo el mundo… andino). Pero, vamos, no te desanimes, el legado Taruma sobrevive espiritualmente en las costumbres, restos arqueológicos y la vida de la ciudad de Tarma y sus alrededores floridos, en sus casas que parecen combinar antiguedad con vida moderna y en sus habitantes de alegre sonrisa.

Y los motivos que tienes para no dejar de conocer Tarma son…

Tarma: Plaza de Armas

Plaza de Armas de Tarma

 

La Plaza de Armas de Tarma

este lugar es el centro de la actividad tarmeña. Desde la plaza se puede llegar a los principales atractivos al interior de la ciudad como la catedral o el Museo Manuel A. Odría. Se le considera como lugar histórico por ser el sitio en que se proclamó la independencia de Tarma en 1820. La arquitectura de la plaza se mantiene entre lo virreinal y moderno, lo cual te hará sentir en un ambiente perdido entre las eras, rodeado por su naturaleza colorida bajo cielos de atardecer inigualable.

Tarma: Catedral Santa Ana

Iglesia Matriz

 

Catedral de Santa Ana (o Iglesia Matriz)

data de los años 50, construida donde antes se ubicaba la Iglesia Parroquial. Su arquitectura recuerda el estilo barroco de las grandes Iglesias del siglo XVIII y sus ventanales están decorados por vitrales de gran belleza en los que se puede ver representados icónicos pasajes bíblicos.

Tarma: Campiña de Sacsamarca

Campiña de Sacsamarca

 

Campiña de Sacsamarca

querías experiencia pastoril campestre/ al aire libre/ naturaleza ven a mi, pues las encuentras yendo un poco al oeste de la ciudad, en esta esplendorosa campiña llena de cultivos de flores y huertos de dulce fruto. No extrañarás el olor de los perfumes artificiales al pasar por aquí, ya que el aroma de los claveles de la campiña se robará todos tus sentidos.

Tarma: Templo del Señor de Muruhuay

Templo del Señor de Muruhuay

 

Santuario del Señor de Muruhuay

Este Santuario, a 10 km. de la ciudad, fue construido como manifestación de la fe en el Señor de Muruhuay. Se cuenta que la imagen de una cruz apareció sobre una roca el 3 de mayo de 1835 y que sobre esta cruz se pintó la imagen de un cristo crucificado. El culto a esta imagen milagrosa se ha extendido por todo el territorio de la provincia, llegando también a celebrarse en Tarma la festividad del Señor de Muruhuay entre los meses de mayo y junio. Desde el Santuario se puede ver el amplio paisaje del valle tarmeño.

Tarma: La Cueva de Las Lechuzas

La Cueva de Las Lechuzas

 

Cueva de las Lechuzas

este atractivo natural no se llama Cueva de las Lechuzas solo porque sí. Y es que… dentro… ¡hay lechuzas! y otros tipos de aves, además de murciélagos. Se ubica en Villa Pacca, a tan solo 15 min. de la ciudad. Ir a  la cueva es una gran oportunidad para gastar las zapatillas en una caminata natural y con toques de aventura. La entrada a la cueva te dejará impresionado con sus formaciones rocosas y gran tamaño. Dentro estarás rodeado por estalactitas y estalagmitas, y en el camino irás descubriendo mucho más que las lechuzas o los murciélagos (no queremos arruinarte la sorpresa).

Tarma: La Gruta de Huagapo

“La gruta que llora”

 

Gruta de Huagapo

Este lugar está un poco más alejado de la ciudad que los anteriores, bueno, algo lejos, ok ok está lejos, al norte, como a unos 33 km. de Tarma, en el distrito de Palcamayo. Es similar a la Cueva de las Lechuzas aunque está es considerada como una de las grutas más profundas del mundo . Si vas a Huagapo no necesitarás de equipo especializado para sentirte como todo un espeleólogo (explorador de cuevas).

Y el mejor momento para conocer Tarma es… chan chan chan:

Durante los meses de marzo y abril, en plena Semana Santa. En estos meses los campos donde se cultivan las flores tarmeñas pueden verse en su máximo esplendor, cubiertos en su totalidad del color y vitalidad de la diversidad floral (nada que envidiar a los campos de tulipanes holandeses). Los pétalos de estas flores son luego usados en la confección de alfombras artesanales, usadas para los eventos religiosos propios de la Semana Santa (todo un lujo visual, ¡imperdible!).

Ya sea que te animaste a viajar un fin de semana o a planificar las próximas vacaciones de Semana Santa, en este link tarmeño encontrarás ofertas en pasajes y experiencias nuevas (en Semana Santa lo mejor es que se puede reservar con tiempo para no pagar precios inflados).

Content Ad Momias redBus