Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Google+0

Llaqtapata es un sitio arqueológico ubicado cerca de 5 kilómetros al oeste de Machu Picchu. El complejo está situado en la región de Cusco, provincia de La Convención, distrito de Santa Teresa, en lo alto de una cresta entre los drenajes de los ríos Aobamba y Santa Teresa. En esta ocasión, redBus te trae una guía de viaje con todo lo que tienes que saber para visitar Llaqtapata.


Consejos para visitar Llaqtapata

Interior de Llaqtapata

Foto: flickr de Verb1der

  • La mejor época para visitar Llaqtapata es en la temporada seca, de abril a octubre, donde hay menos lluvias y el cielo está despejado y los paisajes y vistas del sitio arqueológico son visibles.
  • El sendero por el Camino Inca está bien señalizado y se puede hacer sin guía, aunque estos son útiles para indicar las ruinas, así como la flora y la fauna.
  • Para realizar el trekking por el Camino Inca es imprescindible gozar de una excelente condición física ya que las condiciones son difíciles y demandantes para los viajeros.
  • Se recomienda que los turistas partan temprano, ya que hace calor en el camino. Asimismo, llevar repelente y protector solar es muy necesario. Al igual que protegerse contra el mal de altura tomando los medicamentos adecuados (pastillas) que pueden adquirirse fácilmente en cualquier farmacia, o bebiendo té de coca o masticando las hojas. Asimismo, llevar una botella de agua consigo puede ser muy útil, ya que las altas temperaturas de las selvas pueden deshidratar rápidamente a los viajeros.
  • Hay que llevar consigo todo el dinero necesario porque no hay ni bancos ni cajeros.

El Descubrimiento de Llaqtapata

En el idioma quechua, llaqta significa ‘lugar’ (pueblo, ciudad, país o nación) y pata significa ‘lugar elevado’. La ciudad fue originalmente descubierta por Hiram Bingham en 1912, aunque fue poco explorada y las ruinas no se estudiaron nuevamente por 70 años. Recién en 2003, el complejo arqueológico fue explorado y cartografiado más extensamente por una expedición angloamericana conformada por el escritor y explorador británico Hugh Thomson y el arqueólogo estadounidense Gary Ziegler.

El mirador por excelencia de Machu Picchu

La ciudad está ubicada en una pequeña cadena de barrancos, cerca de la cima de una cuesta empinada que se alza más arriba que el mismo Machu Picchu, a 1,828 metros sobre el nivel del mar. Su ubicación es precisa para que a través de ella se observen las impresionantes vistas de la ciudad perdida de Machu Picchu.

Escalera de Llaqtapata

La mayoría de las fotos de Machu Picchu que los turistas están acostumbrados a ver están tomadas del lado norte. Muy pocos visitantes en la actualidad lo han contemplado desde el otro lado, desde Llaqtapata, donde se le aprecia por encima del suroeste. Por ejemplo, el Huayna Picchu, la montaña que domina Machu Picchu en la mayoría de fotografías, es casi insignificante vista desde el nuevo ángulo que brinda Llaqtapata.

Santuario ceremonial y astronómico

Thomson y Ziegler llegaron a la conclusión de que la ubicación de Llaqtapata a lo largo del Camino Inca sugería que era un importante lugar de descanso y un santuario a orillas del camino durante el viaje a Machu Picchu. Esta investigación y las posteriores han revelado un extenso complejo de estructuras y características relacionadas y conectadas con Machu Picchu por una continuación del Camino Inca que lleva al Vilcabamba.

Este magnífico complejo arqueológico cuenta con varios sectores bien definidos, incluyendo residencias para la clase alta, cámaras ceremoniales y plataformas, todas ellas con vistas espectaculares de Machu Picchu y de otros nevados aledaños.

Así, Llaqtapata pudo haber sido miembro de la red de sitios administrativos y ceremoniales interrelacionados que respaldaban el centro regional de Machu Picchu. Los expertos especulan que jugó una importante función astronómica durante los solsticios y equinoccios del Imperio Inca.

¿Cómo llegar?

Para llegar al santuario de Llaqtapata se debe partir de Cusco. De Lima a Cusco, el pasaje en redBus tiene un costo que varía entre los 60 y 150 soles. Una vez en Cusco, los visitantes pueden alquilar un vehículo particular o tomar un colectivo hasta el distrito de Santa Teresa. También pueden tomar un autobús hacia Quillabamba en la estación de Santiago, bajar en Santa María y tomar un autobús o un colectivo hasta Santa Teresa. Las combis que van directo a Quillabamba salen de la Plaza de Armas de Santa María cada 15 minutos. Hay frecuentes colectivos a Santa María desde la terminal de autobuses.

Llegada a Llaqtapata por el camino inca

Foto: flickr de Phil Whitehouse.

De allí deben tomar un tren local que los lleve a la Central Hidroeléctrica, a unos 8 km de Santa Teresa. redBus también posee rutas hacia la Hidroeléctrica desde Cusco. A la llegada, pueden trasladarse en un vehículo privado durante aproximadamente 30 minutos hacia el punto de inicio del trekking en Lucmabamba. Allí toman el Camino Inca mediante un ascenso moderado hacia Llaqtapata que dura aproximadamente 6 horas, desde donde se tiene una vista espectacular de la ciudadela de Machu Picchu.

Al regreso, pueden alquilar un vehículo para que los lleve al comienzo de Lucmabamba. De allí pueden tomar un colectivo a la Hidroeléctrica o continuar hacia Machu Picchu.


¿Dónde alojarse?

1. Eco Quechua Lodge

Hotel ecológico con balcones privados con vistas al río Vilcanita y a la montaña. Los huéspedes pueden disfrutar de excursiones en tirolina (también conocido como canopy o canopi) y visitas a las comunidades indígenas acompañados de guías oficiales. Construido con distintos tipos de madera autóctona, el Eco Quechua Lodge cuenta con programas de reciclaje y reforestación y se encuentra a 1 hora en coche de Machu Picchu y a 15 minutos en coche de las ruinas de Santa Teresa. Los huéspedes pueden caminar por los senderos incas o reservar un masaje.

Las habitaciones del Eco Quechua Lodge están equipadas con minibar, tetera/cafetera y baño privado. El establecimiento sirve un desayuno completo que incluye frutas tropicales y café y el restaurante ofrece cenas a la luz de las velas y servicio de habitaciones. El Lodge proporciona servicio de cambio de divisa y aparcamiento privado por un suplemento y está a 227 km del aeropuerto Velasco Astete, el aeropuerto más cercano.

2. Yacumama Hotel Santa Teresa

Posee alojamiento con WiFi gratuito y terraza que admite mascotas y se encuentra en Santa Teresa, a 8 km de Machu Picchu. El establecimiento alberga un restaurante y facilita el aparcamiento privado. Todas las habitaciones tienen TV de pantalla plana por cable. Algunas de ellas gozan de vistas a la montaña o a la ciudad.

Este establecimiento cuenta con recepción abierta las 24 horas y proporciona servicio de alquiler de bicicletas. 

3. Llaqtapata Lodge

Ubicado en un lugar mágico, posee las más bellas vistas del impresionante sitio arqueológico. Allí los visitantes pueden disfrutar de estos majestuosos panoramas y también del hermoso paisaje circundante, que incluye la montaña Salkantay, el río Vilcanota, la montaña Verónica y los senderos hacia Santa Teresa y la Hidroeléctrica. Los propietarios cultivan sus propios productos locales para la cocina, como café, plátanos, aguacates, tomates, piñas, rocoto, zanahorias, papas y olluco. También fabrican miel y crían peces de granja.

El hotel ofrece un excelente alojamiento con duchas solares (tienen capacidad para 20 personas en habitaciones individuales, dobles y triples), comidas tipo buffet, bebidas y café natural, tostado, molido y filtrado por ellos mismos. También ofrece circuitos guiados hacia Machu Picchu pasando por Salkantay y Llaqtapata.

4. Cola de Mono Lodge

Ofrece piscina al aire libre y alojamiento en habitaciones y tiendas de campaña. La conexión WiFi es gratuita. Además, los huéspedes de las habitaciones y las tiendas reciben un desayuno gratuito. El Cola de Mono consta de dos tipos de alojamiento diferentes. La habitación tiene baño privado, y tiene la peculiaridad que está en los árboles e incluye vistas estupendas del valle y el río Sacsara, mientras que las tiendas cuentan con baño compartido, colchón, edredón, sábanas y toallas.

El Cola de Mono cuenta con recepción abierta las 24 horas, jardín, zona de barbacoa, sala de juegos, mostrador de información turística y servicio de lavandería. En el establecimiento o en los alrededores se pueden realizar diferentes actividades con reserva previa, como senderismo, excursionismo, tirolina y visitas a aguas termales.


Otros atractivos turísticos cerca a Llaqtapata

1. Salkantay

La segunda montaña más alta de Cusco, el territorio nevado del Salkantay obsequia a los viajeros de un paisaje único coronado por picos nevados, donde la naturaleza es la gran protagonista. El nevado Salkantay es una ruta alternativa para llegar a la ciudadela de Machu Picchu. Dicha ruta consiste en una singular caminata de cinco días, que se inicia desde el poblado de Mollepata, camino a Abancay y a tres horas del Cusco, en una travesía que lleva a los viajeros desde el abra del nevado, a una altura de 4600 m s. n. m., hasta la selva alta de Machu Picchu.

Vista del nevado Salkantay. Puedes llegar a él desde Llaqtapata

Foto del flickr de McKay Savage

El espléndido nevado es famoso entre los andinistas por sus constantes e impredecibles avalanchas que han cobrado la vida de varios escaladores; muy pocos han podido llegar a la cima.

2. Cola de Mono

En Santa Teresa se encuentra el canopy más alto de Sudamérica, una experiencia única disponible para todos los amantes de la naturaleza y aventura. Tiene un recorrido total de 2,500 metros de cables galvanizados que se dividen en 6 recorridos, de unos 350 metros de longitud, y 11 plataformas, que permiten que los aventureros se deslicen y gocen del fabuloso paisaje del valle del Sacsara a una altura exorbitante.

Resort cerca a Llaqtapata

Foto: tripadvisor

La altura de vuelo es de entre 35 y 150 metros y todo está construido con la mejor tecnología de los deportes de alta montaña. La experiencia puede ser realizada por cualquier persona, de manera individual o acompañada por los guías. Puede agarrar velocidades de 60 km/h y la duración total del recorrido es de aproximadamente 2 horas.

3. Baños termales Cocalmayo

Las aguas termales de Colcalmayo son un destino popular entre los viajeros que buscan una conexión con la naturaleza. Estas preciosas fuentes termales naturales de gestión municipal son un atractivo de primer orden. Las pozas, que desaparecieron con las inundaciones del 2010, se han reconstruido, no así las zonas de acampada. Los baños termales de Cocalmayo están en el valle del río Urubamba (Vilcanota) en un lugar acogedor y relajante, con piscinas climatizadas naturalmente, y alcanzan los 44° C. Se encuentran a 20 minutos del pueblo de Santa Teresa, precisamente en el kilómetro 135 de la línea férrea entre Cusco y Quillabamba, a 1600 m s. n. m.

Puedes llegar a los baños termales de Colcamayo desde Llaqtapata

En Cocalmayo las bañistas pueden disfrutar de piscinas al aire libre alimentadas por fuentes termales naturales, construidas entre una pequeña montaña llena de vegetación y el río Urubamba. Encontrarán 3 piscinas de distintos tamaños y profundidades. A diferencia de la mayoría de aguas termales en el Perú, estas tienen aguas claras. El agua proviene de las lagunas de Uripata y es muy refrescante; la mezcla de aguas provoca una sensación muy reconfortante. Y por si estas enormes piscinas de agua caliente con una ducha natural directamente en la selva no fueran suficientes, se puede comprar cerveza y tentempiés.


Muchos misterios permanecen alrededor del majestuoso sitio arqueológico de Llaqtapata un impresionante y excepcional lugar desde el cual se puede contemplar la ciudad perdida de Machu Picchu y reflexionar acerca de lo poco que conocemos del complejo mundo intelectual de los antiguos peruanos. Averigua más sobre el país en nuestro blog, compra tus pasajes en redBus y anímate a conocer de cerca este maravilloso santuario inca.

Content Ad Momias redBus