Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Google+0

¿Conoces el postre emblema de la cocina lambayecana? En esta oportunidad, en redBus te traemos la dulce historia del King Kong de manjar blanco.


King Kong de manjar blanco

La magnificencia del King Kong –un alfajor elaborado a base de galletas hechas de harina, yema de huevos, margarina y leche, con relleno de manjar blanco, dulce de maní o de piña– le merecieron el título de “Patrimonio de la Región de Lambayeque”. Es un dulce característico de la gastronomía peruana que se vende alrededor del mundo, desde Estados Unidos hasta Japón.

King Kong de Manjar Blanco Lambayeque 1

Foto: Pinterest

El dulce emblema de Lambayeque

Detrás de la creación del alfajor conocido como King Kong están las ingeniosas manos de una mujer, cuyo nombre es Victoria Mejía de García, una residente de la calle San Roque de Lambayeque. En 1920, junto con un grupo de amigas, tuvo la iniciativa de crear este dulce y venderlo en la región. No obstante, a este no se le conocía todavía con el nombre por el que hoy es famoso.

¿Por qué se llamó “King Kong”? Este postre debe su nombre al ingenio popular. Transcurría el año 1933, época en la que se estrenó en la pantalla grande la película King Kong, un filme dirigido por Merian Cooper y Ernest Schoedsack.

King Kong Original

Los lugareños, al ver el aspecto del alfajor con forma rectangular, decidieron llamarle “King Kong” debido a su enorme tamaño que, para ellos, era tan impresionante como el del gorila gigante. En ese momento, el aspecto de este dulce fue algo que rompió los esquemas en cuanto a lo que habitualmente se concebía en dulces.

Fue en el año 1943 cuando la empresa de la familia García Mejía, denominada San Roque, decide patentar la receta original del dulce bajo el nombre “King Kong de manjar blanco”, también conocido como “King Kong San Roque”. Y así se dieron las circunstancias del éxito de uno de los dulces peruanos más consumidos alrededor del mundo.

#ElDato

  • Al principio, las creadoras del King Kong solo elaboraban el dulce en dos fechas especiales: el 13 de junio, Día de San Antonio de Padua, a quien las damas eran devotas; y el 25 de diciembre.
  • La idea surgió como una iniciativa altruista para dar un poco de alegría a personas en situación de indigencia, especialmente ancianos, que deambulaban por la ciudad.

Un manjar difícil de olvidar

En Lambayeque que anualmente se lleva a cabo la Feria Tradicional del King Kong. Esta actividad se realiza la última semana del mes de julio y en ella se elabora una muestra de este producto típico, cuyo peso ronda la tonelada.

Asimismo, el King Kong es un producto con calidad de exportación. Su sabor y originalidad son apreciados en numerosos países alrededor del mundo. Aquellos que lo han probado no pueden compararlo con ningún otro dulce o postre del Perú y del mundo.


Nuestros productos más emblemáticos contribuyen que nos proyectemos como un potencial destino turístico. Visita nuestro blog de viajes y entérate de otras maravillas peruanas.

 

Foto de portada: www.lambayeque.info

Content Ad Momias redBus