Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Google+0

Las aguas termales emergen del interior de la tierra, con temperaturas elevadas y poseen diversos minerales como, flúor, hierro, yodo, sodio, cromo y fósforo, que les otorgan diferentes propiedades, incluso medicinales. Al sumergir nuestro cuerpo en esta composición natural de aguas, nuestro organismo incrementa su temperatura, matando gérmenes, aumentando la circulación y la oxigenación; por lo que siempre son recomendadas para viajes de relajo. redBus te trae una guía con las mejores aguas termales de Perú.


Aguas Termales del Perú

La geografía del Perú es diversa y magnífica en ecosistemas y ambientes naturales. Estas son algunas de sus aguas termales más conocidas y visitadas.

1. Los Baños del Inca – Cajamarca

Los historiadores cuentan que estas aguas termales fueron el lugar preferido de descanso de los pobladores incas de 1462. Los caciques claves de la época establecieron sus tribus en los alrededores de los Baños del Inca, cuyas aguas utilizaban como lugar de sanación.

Aguas Termales de Perú

Foto: Perú.com

Estas aguas termales se localizan a 6 kilómetros de Cajamarca. Su temperatura llega hasta los 79 °C. Los Baños del Inca se ubican a 2667 metros sobre el nivel del mar. El efecto de sus aguas, ricas en sodio, potasio, litio, calcio, estroncio, magnesio y sílice, tiene propiedades terapéuticas que ayudan al tratamiento de enfermedades a la piel, reumáticas, bronquiales y desórdenes nerviosos.  

Estas aguas provienen de antiguos volcanes desactivados, y actualmente están compuestas por dos manantiales: El Tragadero y Los Perolitos. Son de las mejores aguas termales de Perú, y un destino ideal para que te sumerjas en la belleza de las aguas y la naturaleza circundante mientras te olvidas de todas tus preocupaciones.

2. Aguas Calientes – Cusco

Los baños termales de Aguas Calientes, lugar ubicado en el departamento del Cusco, son un referente para los turistas nacionales y extranjeros que visitan Machu Picchu, ya que se sitúan solamente a 30 minutos de la ciudadela.

Aguas Termales de Perú

Foto cortesía de tripadvisor

Del subsuelo rocoso de la tierra, emergen estas aguas sulfurosas con temperaturas que van entre los 38 °C y 46 °C, y a las que se les atribuyen propiedades medicinales.

Ubicados a la orilla del río Vilcanota, los baños termales de Aguas Calientes están enmarcados por inmensas montañas que se alzan por más de 400 metros. Es el lugar ideal para el descanso de los viajeros que regresan agotados de su expedición por Machu Picchu.

Desde las 5 de la mañana y hasta las 8 de la noche, las personas pueden disfrutar de los baños de Aguas Calientes.

3. El Balneario de Yura – Arequipa

A 28 kilómetros al norte de la ciudad de Arequipa, se sitúa el Balneario de Yura, que agrupa varios pozos termales que poseen propiedades terapéuticas. Rodeados por un paisaje natural formado por andenería inca y magníficas cataratas, son notables por sus bondades curativas y se cree que fueron utilizados desde el tiempo de los incas.

Aguas Termales de Perú

Foto cortesía de TripAdvisor

Las aguas se sitúan en las faldas del volcán Chachani, a 2575 metros sobre el nivel del mar. Contienen minerales que curan males como la artritis, reumatismo, dolores musculares, alteraciones nerviosas y enfermedades a la piel.

En ese precioso lugar puedes elegir entre cuatro pozos distintos para disfrutar de sus aguas:

  • Pozo El Tigre, que contiene las aguas más calientes, que llegan a los 32 °C. Sus cinco piscinas transparentes tienen propiedades terapéuticas que alivian el reumatismo, la artritis, enfermedades de la piel, la obesidad y la mala circulación de la sangre.
  • Pozo Tadeo Haenke, llamado así en honor al científico botánico que estudió sus aguas. Ricas en sales de hierro, sus aguas llegan a los 28 °C y poseen las mismas propiedades que las del Pozo El Tigre.
  • Pozo Zamácola, situado a tres minutos de caminata desde el Pozo El Tigre. Sus aguas son ideales para el tratamiento de enfermedades del sistema nervioso, diabetes, y el fortalecimiento de los músculos, huesos y tendones.
  • Pozo Fierro Viejo, ideal para los niños en crecimiento y las mujeres que buscan quedar en cinta. Sus aguas de temperaturas más tibias poseen propiedades medicinales que curan la diabetes y auxilian en la reconstrucción del sistema nervioso, el desarrollo infantil y la esterilidad.

Las aguas termales de Perú antes mencionadas poseen numerosos beneficios para la salud y el bienestar de las personas. Si quieres seguir indagando más sobre las bondades naturales de Perú, te invitamos a visitar nuestro blog de viajes.

Content Ad Momias redBus