Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Google+0

Descubre el encanto de la Marinera Peruana

Energía, vitalidad, sensualidad y arte. La marinera es uno de los bailes más reconocidos del Perú, que, al son de la música y los aplausos, deleita al público en cualquier momento. Es la razón por la que muchos turistas nacionales y extranjeros viajan muy lejos de su ciudad para conocer las raíces de esta tradicional danza y averiguar dónde es que se baila mejor.

Marinera

La marinera, en todas sus variantes regionales, es considerada Patrimonio Cultural de la Nación por el Instituto Nacional de Cultura del Perú (desde 1986). Su nombre se debe a que Abelardo Gamarra Rondó, famoso escritor nacional, la bautizó así en 1879 en medio del espíritu patriótico del país en aquella época.

Aunque es un baile tradicional peruano, representa también el encuentro de muchas culturas, como la española, amerindia y africana. En cuanto a su origen español, se refiere al baile llamado minué, en la época colonial del siglo XVII. Dicho baile era parte de las fiestas de antaño en casas de los ricos, en donde indios y africanos lo asimilaban y luego lo imitaban pero a su estilo, con sonidos y ritmos más alegres.

Una mezcla de culturas

Desde luego, la marinera siempre fue un baile de pareja, sinónimo de cortejo y felicidad. El minué, al estilo propio peruano, pasó a llamarse “fandango”. A inicios del siglo XVII aparece el baile tondero, que era atrevido y rebelde para la iglesia española, ya que se inspiraba en la actitud del gallo cuando persigue a la hembra para aparearse. Pese a la prohibitiva de la iglesia y otras instituciones españolas, este baile perduró y sus bases se mezclaron con el estilo del fandango. A partir de la unión de ambos nació la zamacueca.

Marinera: tiene su origen en la Zamacueca

Algunos historiadores relacionan a la zamacueca con un baile que ya se practicaba en la época de los incas. Zawani (baile de día de descanso) y Zamiquiqui (día de descanso del campesino en el virreinato) son dos palabras en quechua que probarían su origen antiguo y que juntas inspirarían a la zamacueca. Sin embargo, otros historiadores –como mencionamos– indican un origen africano debido al nombre “zamba clueca”, un baile proveniente de este continente y con ritmo y pasos parecidos.

La zamacueca, entonces, recibió el aporte de muchas culturas, pero una combinación especial nació en el Perú. Después de que esta se volviese un baile muy popular, comenzó a expandirse por toda América Latina. Fue entonces cuando Chile lo adoptó y en nuestro país vecino fue bautizado como “La Chilena”. En el Perú, por otro lado, además de “zamacueca” lo llamaban “tondero”, “mozamala”, “sajuarina”, etc. No tenía nombre único.

Durante la guerra entre Perú y Chile, los peruanos no permitirían que un baile propio pasara a manos de los chilenos. Para ello, Abelardo Gamarra Rondó, el escritor conocido como “El Tunante”, bautizó finalmente al baile como “marinera” en un artículo llamado “Marinera le pusimos y Marinera se quedó”, publicado en el diario El Nacional. Escogió este nombre debido a la popularidad que tenía la Marina de Guerra del Perú en medio de las batallas y porque esta institución era un símbolo (y lo sigue siendo) para todos los peruanos.

Para Alfredo di Natale, campeón de marinera laureado en el 2010 y fundador de Apecuma (Asociación Peruana de Cultores de la Marinera), este baile requiere de una preparación física sinigual y debe ser llevado con profesionalismo. El experto indica también que, a diferencia de otros bailes tradicionales en Latinoamérica (como el tango de Argentina), la marinera libera a la mujer de ser solo un soporte para el varón. En las épocas actuales, la mujer baila de manera desenfadada, atrevida, a diferencia de hace 30 años cuando aún no miraba a su pareja ni siquiera a los ojos.

Las variantes del baile a lo largo del país

Entre todos los tipos de marinera hay tres más reconocidos: la limeña, con movimientos más suaves y marcados; la serrana, con una expresión melancólica pero estilizada; y la norteña, más pícara y enérgica. También existe la marinera con caballo de paso, un ejemplar animal que se adiestra desde la época de la Colonia para que marque un trote especial.

En cuanto a la marinera norteña, el hombre baila con o sin sus zapatos, mientras que la mujer no los usa. Para los danzantes es motivo de orgullo poder bailar en superficies difíciles y muy calientes sin perder la calidad de sus pasos. Esto se debe a que, con mucha práctica, los pies se endurecen y los bailarines pueden bailar en terrenos irregulares.

Por otro lado la marinera serrana está influenciada del huayno. Por ello, tiene pasos más lentos y más estilizados.

Este baile es peculiar por sus movimientos con pañuelos, mientras que se produce un cortejo entre la pareja que marca cada paso sin quitar sus miradas coquetas entre ellos. Se realiza con una postura elegante, firme y enérgica al compás de la música. Los zapateos también son característicos, el hombre con más fuerza y la mujer con mayor finura.

Marinera

Foto: Flickr de la Municipalidad de Miraflores

La vestimenta de los varones consiste en el típico traje de jinete, como los chalanes, y puede ser negro o blanco, con adornos y encajes. Para las mujeres, comprende un vestido largo con encajes y largos pliegues. Sin embargo, ambos vestuarios pueden variar según la región en la que se baile. En Lima, por ejemplo, la vestimenta del hombre se asemeja más a un traje o terno elegante.

El Concurso Nacional de Marinera

El Estado otorgó el nombre de Capital Nacional de la Marinera a la ciudad de Trujillo. Debido a esto, el Concurso Nacional de Marinera se realiza en enero cada año en esta ciudad, organizado por el Club Libertad.

Marinera: El Concurso Nacional se realiza en Trujillo

Desde el año 1960, allí participan una gran cantidad de parejas no solo provenientes del territorio nacional, sino de distintos países. El concurso se realiza en el marco del Festival de la Marinera, en donde miles de turistas son testigos de pasacalles, eventos, escenificaciones y actividades artísticas y tradicionales como concursos de caballos de paso. El corso de la marinera, por ejemplo, recorre las principales calles del Centro Histórico de Trujillo desde la Plaza de Armas.

En el último concurso (2017) participaron alrededor de 400 parejas de baile. Las categorías son varias, como Pre infantes, Infantes, Infantiles, Juniors, Juveniles, Adultos, Senior, Master, entre otras. Pero la categoría que más expectativa causa es la de Campeón de campeones, la máxima expresión del concurso y la que añora la mayoría de parejas. En enero del 2017 los ganadores fueron Guillermo Suero y Mónica Grados.

#ElDato

  • Ya falta poco para que se realice el 58° Concurso Nacional de la Marinera y el octavo Concurso Mundial de Marinera. Este 2018, el escenario del Gran Chimú en Trujillo recibirá a muchos turistas, uno de ellos puedes ser tú. El costo del pasaje en bus hasta la ciudad de Trujillo, desde Lima, parte desde los 50 soles. El trayecto demora, en promedio, 10 horas. Recuerda planificar tu viaje con anticipación, ya sea reservando el hotel o comprando tus pasajes con tiempo.

Día Nacional de la Marinera

Se celebra cada 7 de octubre en conmemoración al nacimiento de uno de los mayores intérpretes de este baile: Augusto Áscuez Villanueva; y también como antesala para el Día de la Marina de Guerra del Perú (8 de octubre). En este día se puede disfrutar de diversas actividades dentro del programa cultural que elabora el Gobierno.

Por ejemplo, el Centro Histórico de Lima es el lugar en donde se motiva a la población a volver a encontrarse con este tradicional baile. El año pasado se realizó el espectáculo Marinera Viva, a cargo de la reconocida cantante Bartola y acompañada de otros músicos y bailarines. Dicho evento se realizó en el Teatro Municipal de Lima.

Otro evento fue el Concurso Nacional de Marinera Limeña, el cual se llevó a cabo en el Parque de la Exposición y que otorgó premios por más de 5 mil soles, trofeos, medallas y diplomas. Cabe recalcar que también se realizan actividades gastronómicas en donde se puede degustar de los más ricos platillos del norte del Perú, provenientes de lugares en donde se este baile es un símbolo del turismo.

El Elenco Nacional de Folclore del Ministerio de Cultura también se une a las celebraciones. El año pasado, ellos se presentaron con la obra Retablo de Marineras. Allí mostraron todas las variantes nacionales del baile, para hacer honor a su complejidad y diversidad.


¿Estás listo para ser testigo de una de las tradiciones artísticas más representativas del Perú? Si viajas por distintas ciudades, podrás ver muchas variantes de la marinera en todo nuestro territorio. Anímate y prepara tus maletas. Recuerda que en nuestro blog de viajes podrás revisar más artículos de interés, entre guías, noticias y consejos, para que no tengas ningún inconveniente en tu aventura.

Content Ad Momias redBus